Miércoles, 24 de abril de 2024

Expresidente de la Corte del Guayas sentenciado por enriquecimiento

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

26 Ene 2023 - 19:18

Por unanimidad, el Tribunal de la Corte Nacional de Justicia sentenció a cinco años de prisión a Gabriel Manzur, expresidente de la Corte Provincial del Guayas, en calidad de autor del delito de enriquecimiento ilícito.

CORTE DE JUSTICIA GUAYAQUIL

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

26 Ene 2023 - 19:18

Facha del edificio de la Corte Provincial de Justicia de Guayas, el - Foto: API

Por unanimidad, el Tribunal de la Corte Nacional de Justicia sentenció a cinco años de prisión a Gabriel Manzur, expresidente de la Corte Provincial del Guayas, en calidad de autor del delito de enriquecimiento ilícito.

La resolución del Tribunal se dio a conocer el 26 de enero de 2023. Gabriel Manzur, expresidente de la Corte Provincial de Guayas, fue sentenciado a cinco años de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito.

Además, los jueces encontraron culpable a la abogada Silvana Valladares, en calidad de cómplice, y le impusieron una pena de 30 meses de prisión.

La hipótesis que la Fiscalía logró probar es que los procesados tuvieron un incremento patrimonial de USD 682.340 que no pudieron justificar.

La sentencia ordena también el pago por indemnización al Estado por USD 1’288.777, que corresponden al doble del valor del enriquecimiento ilícito probado en el juicio.

Este valor será pagado de forma solidaria entre los procesados:

De esa cantidad, USD 644.388 deben ser depositados en las arcas del Estado y el resto en las cuentas del Consejo de la Judicatura como "reparación inmaterial".

La Fiscalía formuló cargos contra ambos procesados en junio de 2020 en una investigación donde el expresidente de la Corte Provincial de Guayas, con la colaboración de Valladares, precanceló deudas hipotecarias de bienes inmuebles, extinguió obligaciones financieras y adquirió vehículos, por medio de transferencias, cheques y supuestas donaciones sin sustento legal y sin ninguna lógica financiera.