Tropas de Rusia se retiran del estratégico bastión de Limán

Sucesos

Autor:

EFE

Actualizada:

1 Oct 2022 - 11:08

Un vehículo blindado de transporte de personal ruso destruido en Vovchansk, en la región de Kharkiv, noreste de Ucrania, el 18 de septiembre de 2022. - Foto: EFE

Tropas de Rusia se retiran del estratégico bastión de Limán

Autor:

EFE

Actualizada:

1 Oct 2022 - 11:08

Un día después de que el presidente Vladimir Putin declaró la anexión de cuatro zonas ocupadas en Ucrania, las tropas rusas se retiran de Limán.

Las tropas de Rusia se retiraron del bastión prorruso de Limán, en la región de Donetsk, el 1 de octubre de 2022.

El objetivo es evitar ser cercadas totalmente por el Ejército ucraniano.

“Debido al riesgo de ser cercados, las fuerzas aliadas han sido retiradas de la localidad de Limán a posiciones más ventajosas”, señala el comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia.

Se trata de la segunda gran derrota en el último mes en Ucrania y ocurre un día después de que el presidente Vladimir Putin declaró la anexión de cuatro zonas ucranianas.

Además, el Ministerio de Defensa ruso admitió que, “pese a las pérdidas sufridas, al disponer de superioridad en fuerzas y recursos, el enemigo introdujo refuerzos y continuó su ofensiva en esa dirección”.

Según la administración leal a Kiev, en Limán se encontraban unos 5.000 hombres, aunque ni Moscú ni los prorrusos han precisado ninguna cifra.

Ubicación estratégica

Limán, bajo control ruso desde mayo, es un importante nudo ferroviario que conduce tanto a los bastiones ucranianos en Donetsk como a la zona prorrusa en la vecina Lugansk.

El 30 de septiembre, antes de firmar el tratado de anexión en el Kremlin, el líder de la autoproclamada república popular de Donetsk, Denís Pushilin, informó de que había recibido “noticias alarmantes” de Limán.

Los prorrusos confirmaron este sábado los intentos rusos de “desbloquear” la ciudad con intensos bombardeos por parte de las fuerzas del Distrito Militar del Sur.

El pasado 8 de septiembre las fuerzas rusas también tuvieron que retirarse de la región nororiental de Járkov, lo que allanó el camino para que los ucranianos avanzaran hacia Limán.

Ese revés, que se suma al repliegue del norte de Kiev en abril, causó un gran malestar entre los ultranacionalistas rusos y provocó el decreto de movilización parcial firmado por Putin. 

Noticias relacionadas