Brecha digital, un obstáculo para el teletrabajo y la educación virtual

Tecnología

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

26 Dic 2020 - 0:03

Personas usan su teléfono inteligente conectado a Internet en una ciudad europea, el 23 de diciembre de 2020. - Foto: EFE

Brecha digital, un obstáculo para el teletrabajo y la educación virtual

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

26 Dic 2020 - 0:03

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los hogares ecuatorianos tienen una penetración de Internet en el área rural del 16,6%, mientras en la zona urbana supera el 46,1%. Esta realidad dificulta la vida diaria en la pandemia.

Durante 2020 Internet se convirtió en un servicio necesario para el trabajo, los estudios y la salud. Y es que debido a la pandemia, la mayoría de actividades presenciales se convirtieron en virtuales.

Pese a la importancia de las redes de telecomunicaciones, no toda la población mundial tiene acceso al servicio de Internet. Esta desigualdad digital se ha sentido más debido a que las bajas velocidades de conexión aumentan las condiciones de exclusión.

Esto dificulta las actividades diarias de los ciudadanos y representa una desventaja para las personas más marginadas que buscan teletrabajar o acceder a la educación virtual, explica un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Menos acceso en zonas rurales 

Por otra parte, la brecha digital aumenta en las zonas rurales. La conectividad en estas zonas “es sustancialmente menor a la presente en localidades urbanas”, señala el BID.

De hecho la conexión a Internet en la ruralidad en Ecuador y toda América Latina y el Caribe está por debajo del promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la cual asciende al 82% de hogares con acceso a Internet.

Entre los países con altos niveles de marginación, las redes de banda ancha dan cobertura a menos del 10% de las localidades rurales, contra el 90% en localidades urbanas, señala el BID.

Infraestructura digital 

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estima que el impacto agregado de la infraestructura digital sobre las distintas actividades durante la pandemia para los distintos países supera los USD 1.684 millones.

Esta cifra engloba el teletrabajo, el comercio digital, la educación a distancia y la salud en línea.

El organismo internacional agrega que debido a los avances de las redes de Internet las empresas siguieron operando y los jóvenes estudiando.

Desafíos en la nueva normalidad

“La nueva normalidad seguramente involucrará una reconstrucción de la economía, mientras se procura reducir el riesgo de sufrir una nueva pandemia (o un resurgimiento de la pandemia actual)”, dice el BID en su informe.

Además, señala que la gran lección de la crisis actual es que las telecomunicaciones desempeñan un papel vital desde el punto de vista económico y social.

Noticias relacionadas