Galápagos: científicos rastrean hábitos y crías de tiburones

Tecnociencia

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Feb 2021 - 0:05

Biólogo devuelve al mar a un tiburón, luego de colocarle un dispositivo de rastreo en Puerto Ayora, Galápagos, el 20 de febrero de 2021. - Foto: Cortesía Parque Nacional Galápagos

Galápagos: científicos rastrean hábitos y crías de tiburones

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Feb 2021 - 0:05

Los técnicos del Parque Nacional Galápagos tienen un programa para observar la crianza de tiburones en zonas conocidas como “semilleros”.

La Dirección del Parque Nacional Galápagos está interesada en conocer los hábitos de los tiburones de la especie Punta Negra. Por ello sus guardaparques llevan adelante un programa para vigilar esta especie.

El proyecto se concentra en un área conocida como Bahía Academia, en Puerto Ayora. En esta zona los tiburones se convierten en adultos en un plazo de dos años.

Luego de ello, los tiburones emprenden un viaje a aguas abiertas.

Los especialistas quieren conocer el “índice de reclutamiento” de tiburones en la Bahía Academia, es decir cuántos ejemplares habitan allí, a salvo de depredadores y en la reserva marina.

Personal del Parque Nacional Galápagos coloca un dispositivo de rastreo a un tiburón juvenil, el 20 de febrero de 2021.

Personal del Parque Nacional Galápagos coloca un dispositivo de rastreo a un tiburón juvenil, el 20 de febrero de 2021. Cortesía

¿Cómo se realiza el monitoreo?

El trabajo incluye la toma de datos biológicos in situ. Con una red, se captura brevemente al tiburón para pesarlo y colocarle un código.

Con ello se puede realizar un seguimiento a los patrones de desplazamiento. El procedimiento toma alrededor de dos minutos.

“Esta actividad la realizamos para poder conservar esta especie y tener datos e información exacta de la abundancia de las poblaciones en Galápagos”, menciona Harry Reyes, director del área de Ecosistemas del Parque.

En total se colocan dos marcas. Una externa en la aleta dorsal, que permite una identificación visual. El otro se fija en el dorso del animal; es un código para ser leído por el escáner en futuras recapturas.

Esta actividad se realiza periódicamente desde 2006 y ha permitido a los técnicos y científicos del Parque Nacional Galápagos recolectar datos sobre la tasa de crecimiento, talla en la que el tiburón abandona las áreas de crianza, y crecimiento poblacional.

Noticias relacionadas