Estudio descubre el secreto de la longevidad de las tortugas de Galápagos

Tecnociencia

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

23 Nov 2021 - 0:05

Tortugas gigantes del Archipiélago de Galápagos. - Foto: Ylenia Chiari

Estudio descubre el secreto de la longevidad de las tortugas de Galápagos

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

23 Nov 2021 - 0:05

Las tortugas galápagos tienen copias adicionales de genes que les ayudan a envejecer bien y evadir el cáncer. Además, las células de estas especies responden al estrés de formas que pueden ayudar a prevenir enfermedades.

Las tortugas gigantes de Galápagos pueden pesar más de 300 libras y a menudo viven más de 100 años, pero ¿cuál es el secreto de su éxito evolutivo?.

Un estudio de la Universidad de Buffalo (Estados Unidos) concluye que, en comparación con otras tortugas, estos animales evolucionaron para tener copias adicionales de genes, llamadas duplicaciones, que pueden protegerlas contra los estragos del envejecimiento, incluso de enfermedades como el cáncer.

Las pruebas de laboratorio con células de tortugas gigantes de Galápagos corroboran la idea de que han desarrollado tales defensas, explica Vincent Lynch, biólogo evolutivo de la Universidad de Buffalo.

Específicamente, los experimentos mostraron que las células de estas especies son súper sensibles a ciertos tipos de estrés relacionados con las proteínas dañadas. 

Cuando se exponen a estas presiones, las células se autodestruyen a través de un proceso llamado apoptosis, según la investigación. 

“La destrucción de las células defectuosas antes de que tengan la oportunidad de formar tumores podría ayudar a las tortugas a evadir el cáncer”

Vincent Lynch, biólogo evolutivo

“En el laboratorio, podemos estresar las células de formas que están asociadas con el envejecimiento y ver qué tan bien resisten. Resulta que las células de las tortugas de Galápagos son realmente buenas para ‘suicidarse’ antes de que el estrés tenga la oportunidad de causar enfermedades”, dice Lynch.

Los hallazgos son particularmente intrigantes porque, en igualdad de condiciones, los animales grandes que viven durante mucho tiempo deberían tener las tasas de cáncer más altas

Esto se debe a que las especies grandes y longevas tienen muchas más células, y cuantas más células tiene un cuerpo, más oportunidades hay de que surjan mutaciones cancerosas.

Un estudio con fines médicos y de conservación

“Si puede identificar la forma en que la naturaleza ha hecho algo, la forma en que ciertas especies han desarrollado protecciones, tal vez se pueda encontrar una manera de traducir esos descubrimientos en algo que beneficie la salud humana“, dice Lynch. 

Sin embargo, aclara que “no vamos a tratar a humanos con genes de tortuga de Galápagos, pero tal vez podamos encontrar un medicamento que imite ciertas funciones“.

Scott Glaberman, primer autor del artículo y profesor de Ciencias y Políticas Ambientales en la Universidad George Mason, explica que “estudios como este demuestran por qué es tan importante preservar la biodiversidad”.

Añade que las especies como las tortugas gigantes de Galápagos probablemente guardan muchos secretos para hacer frente a los principales desafíos humanos como el envejecimiento y el cáncer, e incluso el cambio climático.

“Nuestro estudio también muestra que incluso dentro de las tortugas, las diferentes especies se ven, actúan y funcionan de manera diferente, y perder cualquier especie significa que una pieza de biología única se perderá para el mundo para siempre”, finaliza Glaberman.

Noticias relacionadas