Cámaras térmicas: prácticas y rápidas pero imprecisas

Tecnología

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

27 Jul 2020 - 0:04

Uso de cámaras térmicas en el aeropuerto de Quito. - Foto: Aeropuerto de Quito

Cámaras térmicas: prácticas y rápidas pero imprecisas

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

27 Jul 2020 - 0:04

Las cámaras térmicas se han popularizado alrededor del mundo por su facilidad para detectar la temperatura de las personas sin tener contacto físico.

Una de las medidas para contener el brote de Covid-19 es la toma de temperatura constante. Ocurre cuando una persona ingresa a un supermercado, a un centro comercial, a un restaurante, a una tienda, al un aeropuerto o a la consulta médica.

La toma de temperatura es parte de lo que se ha denominado como “nueva normalidad”. Ante la cantidad de veces que se debe tomar la temperatura cada día, sitios de alto tráfico buscan cómo automatizar ese proceso.

Así surgen las cámaras o escáneres térmicos, que mediante sensores infrarrojos, toman la temperatura de las personas con al menos dos metros de distancia.

Iván Ortiz, docente de la carrera de Ingeniería en Tecnologías de la Información de la Universidad de las Américas (UDLA), explica que “los escáneres o cámaras tienen lentes infrarrojos que elaboran una especie de mapa de calor”.

De esta manera, según el experto es posible detectar a posibles ciudadanos que presenten fiebre, uno de los síntomas de la Covid-19.

Escáner de temperatura

Escáner de temperatura Aeropuerto de Quito

Por ejemplo, en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito, se han instalado estas herramientas para controlar la temperatura de los pasajeros y así advertir a las autoridades sanitarias si alguna persona tiene fiebre.

Sin embargo, Ortiz señala que existe un margen de error que bordea los 0,2 y 0,3 grados centígrados. “Es una tecnología valiosa, pero al igual que la mayoría de herramientas no es precisa, puede arrojar falsas temperaturas”, dice Ortíz.

Miguel Quiroga, arquitecto de soluciones tecnológicas de Century Link, explica que el margen podría llegar hasta los 0,5 grados si el dispositivo no cuenta con la instalación adecuada.

“Las condiciones climáticas como la luz solar o la temperatura del ambiente también pueden malinterpretar la lectura de la cámara”, señala Quiroga.

Sin embargo, ambos expertos dicen que los mayores beneficios en las cámaras térmicas son que:

  • Mide la temperatura con distancia, sin ningún contacto físico.
  • Puede detectar el calor corporal de hasta cinco personas en una misma imagen.

Otra de las conclusiones de los expertos es que los escáneres son solo un método de prevención y que no detectan a pacientes asintomáticos.

Sobre las personas contagias y que no presentan síntomas la Organización Mundial de la salud advierte que “el escaneo de temperatura para detectar posibles casos -en aeropuertos- puede dejar pasar a los viajeros que incuban la enfermedad”, y que por lo tanto no presentan fiebre.

Noticias relacionadas