El 30% de padres en Ecuador admite que sus hijos menores de 13 años usan Facebook

Tecnología

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

27 Oct - 0:05

Imagen de archivo de agosto de 2019 de los niños de la Unidad Educativa República del Ecuador, en la ciudad de Manta, usando dispositivos electrónicos. - Foto: Ministerio de Educación

El 30% de padres en Ecuador admite que sus hijos menores de 13 años usan Facebook

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

27 Oct - 12:03

La red social de Mark Zuckerberg tiene más de 12 millones de usuarios conectados en el país. A pesar de las restricciones de edad que tiene esta plataforma, un gran porcentaje son niños de entre 8 y 9 años.

En América Latina, el 92% de los niños de entre tres y 13 años tiene acceso a un dispositivo conectado a Internet. El 40% de padres confirma que los pequeños usan el smartphone o tablet para ver redes sociales y jugar.

La encuestadora Activa Research, con sede en Chile, encuestó a 4.929 padres sobre los hábitos de consumo de los niños, en seis países de la región. En Ecuador, la firma se basó en 519 entrevistas realizadas por Cedatos, en Quito y Guayaquil.

Un hallazgo sobre el uso de Internet, es que la mayoría de los niños se conectan a las redes sociales, como Facebook e Instagram, a temprana edad.

Lo hacen antes de los 13 años, pese a que esta es la edad mínima recomendada para crear una cuenta en estas plataformas.

Ecuador ocupa el segundo lugar en la penetración del uso de redes entre niños pequeños.

Los padres encuestados admitieron que ellos ayudaron a crear los perfiles de sus hijos en las redes sociales. Lourdes Castro, por ejemplo, dice que su hija de 11 años le pidió abrir una cuenta en Instagram en su cumpleaños, después de que le regalaron un celular.

Aceptó y, bajo su consentimiento, la niña sube fotografías y stories. “Trato de seguir cada rastro en su perfil porque tengo la clave de acceso”, añade la madre.

¿Hay mucha permisividad por parte de los padres? La psicóloga clínica Kathalina Urquizo dice que el problema no radica solo en la creación de una cuenta en Facebook, sino en todo el proceso educativo y familiar.

“Los padres están conectados permanentemente a un dispositivo, por lo que miran al mundo de una manera indirecta y eso les impide una construcción real de relación familiar”.

Kathalina Urquizo, psicóloga clínica del colegio internacional SEK en Guayaquil.

Los efectos positivos y negativos  

En los últimos años, se ha generado un debate sobre los efectos positivos y negativos del uso de las redes sociales para el bienestar de los niños y adolescentes.

Tanto que, desde septiembre de 2019, Facebook e Instagram comenzaron a esconder el número de ‘likes’ en varios países.

El objetivo es aliviar esa guerra por ‘likes’ y el pánico mental cuando no se los obtiene.

La psicóloga familiar Susana Mora advierte que si bien las redes sociales pueden tener usos beneficiosos para los niños, también tienen sus peligros.

Ella rescata que en las redes se encuentran videos educativos -sobre trabajos manuales o científicos-, que pueden ser de ayuda en las tareas.

Pero, además, son “un espacio de exposición de noticias falsas y contenido sexual peligroso”.

La psicóloga Urquizo concuerda con su colega. En las redes, dice, los pequeños “encuentran una gran cantidad de información que no está expuesta en un lenguaje apropiado para sus procesos de madurez intelectual”.

Navegando en un mar de información 

PRIMICIAS detalla los riesgos potenciales de usar las redes sociales a temprana edad. El listado fue elaborado con ayuda de la psicóloga Mora y con base en los consejos del portal “Raising Children”.

  • Los niños tienen acceso a contenido agresivo o incluso comentarios de tipo sexual y violento en sus perfiles o de sus amigos. 
  • Si no hay control de los padres, corren el peligro de subir fotos y videos inapropiados para su edad, tanto de ellos como de terceros. 
  • Riesgo de compartir información personal como nombres completos, dirección y números telefónicos con extraños. 
  • Cyberbullying o acoso cibernético de amigos y desconocidos. 
  • Exposición excesiva a avisos publicitarios y de marketing. 

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas