Desierto de Atacama, hogar del mayor depredador marino del periodo Jurásico

Tecnología

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

28 Sep 2020 - 0:03

Fotografía cedida por Mauricio Castro Barraza que muestra a expertos mientras recuperan los restos de un depredador marino del Jurásico, en el desierto de Atacama (Chile). - Foto: EFE

Desierto de Atacama, hogar del mayor depredador marino del periodo Jurásico

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

28 Sep 2020 - 0:03

Científicos hallaron fósiles de dos ejemplares de pliosaurios en la cuenca del río Loa, cerca de la ciudad minera de Calama en Chile.

Hace cientos de millones de años, el mar cubría gran parte del desierto de Atacama en el norte de Chile. En esta zona vivió uno de los mayores depredadores marinos del periodo Jurásico, cuyos fósiles no habían sido hallados sino hasta ahora.

El hallazgo de estos fósiles corresponde a dos ejemplares de pliosaurios, un reptil oceánico con una mordida más poderosa que la del Tyrannosaurus rex.

Los descubrimientos representan el segundo registro más antiguo de esa especie en el Hemisferio Sur tras una vértebra aislada encontrada en Argentina, de un período de entre 168 a 166 millones de años.

En la investigación se encontraron fragmentos de mandíbula, dientes y extremidades en dos sitios en la cuenca del río Loa, cerca de la ciudad minera de Calama.

Rodrigo Otero, paleontólogo del Proyecto Registro Fósil y Evolución de Vertebrados de la Universidad de Chile, dijo que el hallazgo llena una brecha temporal entre la vértebra y dos especies endémicas. Estas últimas se encontraron en Argentina y pertenecen a un período histórico más reciente.

Un depredador similar a las orcas 

El pliosaurio era un depredador de organismos grandes, posiblemente plesiosaurios, ictiosaurios y tiburones, entre otros” afirmó Otero en un comunicado.

“Haciendo un paralelo con la fauna marina actual, el pliosaurio se asemejaba ecológicamente a las actuales orcas“, agregó.

¿Cómo era anatómicamente el animal? Se caracterizaba por su gran cráneo con el rostro alargado, con dientes muy robustos y firmemente unidos a la mandíbula.

Mientras que el cuello era corto y robusto, su cuerpo era hidrodinámico y sus extremidades estaban adaptadas a modo de aletas.

Dificultades por la pandemia 

La pandemia de coronavirus, sumada a las difíciles condiciones de excavación en el desierto, han entorpecido los descubrimientos de fósiles este año, lamentó Otero.

El investigador añadió que aún está pendiente extraer desde el terreno un cráneo de uno de los especímenes de pliosaurio, que está preservado. Es posible que la cola y parte de la pelvis se hayan erosionado.

Fotografía cedida por Mauricio Castro Barraza que muestra a expertos mientras estudian los restos de un depredador marino del Jurásico, en el desierto de Atacama (Chile).

Fotografía cedida por Mauricio Castro Barraza que muestra a expertos mientras estudian los restos de un depredador marino del Jurásico, en el desierto de Atacama (Chile). EFE

Los fósiles completos, descubiertos tras distintas campañas realizadas al sector desde 2017, podrían medir entre seis a siete metros y el cráneo tiene cerca de un metro de largo.

Este equipo de paleontólogos descubrió restos de plesiosaurios, otro reptil marino del período, en la misma zona del reciente hallazgo.

Por otra parte, el descubrimiento fue publicado en la revista Journal of South American Earth Sciences a inicios de septiembre de 2020 y saldrá en la edición de papel de diciembre de este año.

Noticias relacionadas