Incendios, deforestación y minería, los enemigos de la Amazonía

Tecnología

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

8 Dic 2020 - 15:54

Vista aéreo de un asentamiento de minería ilegal en La Merced de Buenos Aires. - Foto: Ministerio del Interior

Incendios, deforestación y minería, los enemigos de la Amazonía

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

8 Dic 2020 - 15:54

La deforestación, los incendios y la minería ilegal han aumentado en los últimos ocho años, lo que indica el avance de la devastación de la Amazonía y una tendencia que no muestra signos de revertirse, según el nuevo Atlas de Raisg.

El avance de las actividades extractivas, los proyectos de infraestructura, así como los incendios, la deforestación y la pérdida de carbono indican que la Amazonía está mucho más amenazada que hace ocho años.

El nuevo Atlas Amazonía Bajo Presión de la Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada (Raisg) toma una radiografía de las principales amenazas al bosque tropical más grande del mundo y el avance de su deterioro.

Según el Atlas, 7% del territorio amazónico está bajo presión “muy alta” y 26%, “alta”.

Las áreas de mayor presión se ubican en las regiones periféricas del bioma, en áreas montañosas y piamontesas ubicadas en la Amazonía Occidental, especialmente en Ecuador, en el norte de Venezuela y en el sur de la Amazonía brasilera.

El Atlas ahora se actualiza tras el trabajo de 10 grupos técnicos que han generado 23 mapas que muestran la situación en toda la región, aparte de decenas de gráficos y cuadros informativos que facilitan la comprensión de la complejidad socioambiental de la región, sus conflictos, presiones, amenazas, así como su importancia para Suramérica y el planeta.

Deforestación, el mayor enemigo 

La Amazonía no está aislada del impacto de megaproyectos de infraestructura e industrias extractivas, como la construcción de carreteras y vías, la instalación de centrales hidroeléctricas y las concesiones de minería y petróleo.

La deforestación acumulada alcanzó 513.016 kilómetros cuadrados entre 2000 y 2018. Los detonantes de este proceso, que varían en importancia y tipo en cada país, están asociados a actividades extractivas legales o ilegales.

Imagen aérea de la deforestación en la zona de Puerto Viejo, estado de Rondonia.

Imagen aérea de la deforestación en la zona de Puerto Viejo, estado de Rondonia.  Reuters

En Ecuador, entre 2001 y 2018, 7.006 kilómetros cuadrados de bosques de su región amazónica, el equivalente a casi 19 veces la extensión de Quito.

Según el informe, “las alarmas se encienden a futuro debido al nivel de dependencia que tiene el país de su sector extractivo petrolero y, más recientemente, minero, con varios yacimientos en la Amazonía”.

Incendios

Entre 2001 y 2019, el 13% de la Amazonía fue afectada por el avance del fuego.

Esta superficie, de 1,1 millones de kilómetros cuadrados, equivale a todo el territorio de Bolivia. El promedio anual de superficie afectada por incendios forestales, en la región, es de 169.000 kilómetros cuadrados, lo que se traduce en quemar prácticamente el equivalente a la extensión de Uruguay cada año, durante casi dos décadas.

Entre los nueve países amazónicos, el más afectado por los incendios, en términos proporcionales, es Bolivia, con una afectación que alcanza al 27% de su territorio amazónico. En Brasil, esta cifra es de 17%, para Venezuela 6% y en Colombia 5%.

La extensión de los incendios forestales ha obligado a Brasil a decretar la emergencia en dos estados: Amazonas y Acre.

La extensión de los incendios forestales ha obligado a Brasil a decretar la emergencia en dos estados: Amazonas y Acre.  Reuters

Minería ilegal

La minería es una presión constante para la Amazonía desde hace varias décadas y es una de las causas de deforestación, contaminación y conflictos sociales que más preocupa.

Amazonía Bajo Presión también presenta un reporte actualizado hasta 2020 de la minería en la Amazonía, el cual da cuenta de una tendencia al aumento de la actividad minera en el suelo amazónico, especialmente de la minería ilegal.

Se han identificado 4.472 localidades de esta actividad ilícita. En su mayoría (83%) presentan afectaciones de varias hectáreas o directamente sobre los ríos de la Amazonia.

Más de la mitad de estos puntos se encuentran en Brasil (53,8%), pero cabe destacar que 32% de ellos se encuentran en Venezuela, país que apenas contiene 5,6% de todo el territorio de la Amazonia.

En Ecuador, según Raisig, se han identificado alrededor de 60 puntos de minería ilegal en el territorio nacional.

Noticias relacionadas