La nostalgia de la Generación Z resucita a las cámaras digitales

Tecnociencia

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Ene 2023 - 5:15

Tres 'antiguas' cámaras digitales de bolsillo, que regresan con la Generación Z. - Foto: Primicias

La nostalgia de la Generación Z resucita a las cámaras digitales

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Ene 2023 - 5:15

Hacer fotografías con el teléfono y subirlas a Internet ya no está de moda para algunos jóvenes nostálgicos de la Generación Z. Estas son las cámaras digitales que prefieren.

La Generación Z, que creció con el teléfono móvil en la mano, siente nostalgia por las cámaras digitales de bolsillo, aquellas que irrumpieron en los inicios de 2000. 

Estos chicos que ahora reinan en TikTok están desempolvando o más bien conociendo el arte de tomar fotos sin filtros ni ayuda del celular. 

Pero, no lo hacen en secreto, porque después de todo, ellos respiran en Internet. Están celebrando sus hallazgos y publicando sus nuevas fotos ‘vintage’ en redes sociales. 

Solo el hashtag o etiqueta #digitalcamera acumula más de 190 millones de visualizaciones en TikTok. Kylie Jenner o Charlie D´Amelio son algunas de las modelos entusiastas que invitan a sus fans a publicar fotografías borrosas. 

También están los tiktokers como Camila Corona, con más de 1,2 millones de seguidores, que muestra con orgullo su cámara digital rosada. “Es como las cámaras que antes usaban nuestras mamás en los 2000”, dice la joven. 

Las marcas que vuelven a nacer 

Demográficamente, la Generación Z nació entre 1994 y 2010, es decir, cuando se popularizaron las cámaras digitales compactas, ellos eran unos niños. 

Pero ya crecieron y están poniendo de moda algunas tendencias retro, como el regreso de los teléfonos ‘tontos’ o sin acceso a Internet. 

Y ahora fue el turno de las cámaras digitales de bolsillo o para aficionados, que si bien no están masivamente en locales electrónicos, se encuentran en Amazon, eBay o en tiendas online de Instagram. 

Canon PowerShot, Kodak EasyShare, Sony CyberShot y Nikon Coolpix son algunas de las cámaras digitales que están en la mira de los jóvenes compradores. 

Un portavoz de eBay dijo al diario The New York Times que las búsquedas de la frase ‘cámara digital’ aumentaron 10% desde 2021 a 2022. Y las búsquedas del modelo Nikon Coolpix crecieron un 90%. 

Imágenes borrosas 

Comparadas con los teléfonos inteligentes de hoy, las ‘viejas’ cámaras digitales tienen menos megapíxeles y capturan imágenes con menos detalles o calidad. También tienen lentes incorporados de poca abertura, es decir, reproducen fotos menos iluminadas. 

Por ejemplo, uno de los primeros modelos de la línea Cannon PowerShot tiene apenas cuatro megapixeles y un Zoom óptimo de 4x. Además, requiere de una tarjeta SD de dos gigabytes para almacenar las fotos e incluir dos pilas alcalinas AA. 

Técnicamente estos dispositivos no podrían competir con un ‘smartphone’ de la gama alta. El iPhone 14 posee con una cámara frontal y trasera de 12 megapíxeles, un teleobjetivo y mejoras notables para tomar fotos con poca luz. 

La razón de tanta nostalgia 

Al margen de los detalles técnicos, las imágenes algo desenfocadas y hasta borrosas de las cámaras digitales son consideradas un tesoro por la Generación Z. ¿Por qué? 

El fenómeno ya ha sido analizado por expertos de la sociología y de la fotografía, que en el diario The New York Times han expuesto sus razones. 

“La gente se está dando cuenta que es divertido tener algo que no está conectado a su teléfono”, dijo el fotógrafo reconocido Mark Hunter al diario. 

Hunter es famoso en el espectáculo de Estados Unidos por documentar la vida nocturna de las celebridades. Lo hizo en 2007 con una cámara digital y captó a la naciente cantante Taylor Swift y las primeras fiestas de las hermanas Kardashian. 

Según Hunter, las fotos capturadas por estas cámaras vintage le dan a los jóvenes un resultado al que no están acostumbrados, es decir, deben tomar una y otra vez una imagen para lograr la mejor o la que más les gusta. 

“Hay un poco de retraso en la gratificación”, señala. 

Y este retraso es bueno, dicen los sociólogos, porque en un mundo digital, instantáneo y automatizado, hay algo de magia en tener algo no tan perfecto. 

Noticias relacionadas