Director ruso que rodó su película en el espacio se entusiasma con la Luna o Marte

Tecnociencia

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

19 Oct 2021 - 11:55

El director Klim Shipenko después del aterrizaje de la cápsula espacial rusa Soyuz MS-18 en un área remota al sureste de Zhezkazgan en la región de Karaganda de Kazajstán, el 17 de octubre de 2021. - Foto: EFE

Director ruso que rodó su película en el espacio se entusiasma con la Luna o Marte

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

19 Oct 2021 - 12:12

El presupuesto de la primera película espacial no se ha revelado, pero fuentes oficiales rusas han declarado que el filme no es financiado con fondos estatales.

El director de cine ruso Klim Shipenko declaró que estaba dispuesto a hacer una película en la Luna o incluso en Marte, tras regresar de 12 días de rodaje a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI) que transformaron sus ideas sobre las posibilidades del cine.

Shipenko y la actriz Yulia Peresild regresaron a la Tierra el domingo 17 de octubre después de haber reunido más de 30 horas de material para El desafío, anunciada como la primera película espacial y aclamada por los medios de comunicación rusos como un logro mundial.

Preguntado por una posible secuela en la Luna, Shipenko dijo en una conferencia de prensa: “Estamos preparados. Creemos que el cine espacial debe rodarse en el espacio. Si se trata de la Luna, vayamos a la Luna, si se trata de Marte, vayamos a Marte”.

“¿Por qué no? ¿Por qué hay que filmar el cine en un estudio?”, añadió.

Los medios de comunicación estatales rusos han dado una cobertura sin aliento a la aventura cinematográfica cósmica, aferrándose a una rara historia reconfortante en un momento en que los titanes empresariales Elon Musk y Jeff Bezos han acaparado los titulares con lanzamientos de cohetes y el propio programa espacial ruso ha sufrido retrasos, accidentes y escándalos de corrupción.

“Cada segundo fue un gran descubrimiento”, dijo Peresild, que interpreta a un médico al que se le pide que viaje a la estación espacial para salvar la vida de un cosmonauta.

Shipenko dijo que la tripulación de la EEI había participado en el rodaje, aportando sus propios diálogos “orgánicos”, además de sujetarle por los pies para que no chocara con las cosas.

Dijo que la experiencia le había enseñado nuevas formas de crear cine.

“Algunas escenas que había imaginado de una manera en la Tierra se han convertido en algo completamente diferente. (…) Las personas pueden estar cara a cara, pero una de ellas está de cabeza y la otra en horizontal y la cámara puede estar en un plano diferente, y eso transforma tu conciencia por completo”, dijo.

Para mí fue un descubrimiento cinematográfico, realizando las escenas de una manera completamente diferente en tres o cuatro planos”.

Noticias relacionadas