Miércoles, 28 de febrero de 2024

Arrecife de Galápagos tiene miles de años sin intervención humana

Un grupo de científicos británicos, estadounidenses y ecuatorianos descubrieron un inmenso y antiguo arrecife de coral en las profundidades de la reserva marina de las Islas Galápagos.

Este importante hallazgo ayudará a entender la evolución de los entornos oceánicos y a comprender mejor el cambio climático moderno.

El arrecife, localizado a una profundidad de entre 400 y 600 metros, en la cima de un monte submarino no cartografiado, se extiende por varios kilómetros entre las islas Santa Fe y San Cristóbal.

Este ecosistema es prístino, es decir, es puro y nunca antes había sido monitoreado o estudiado por el hombre.

Los científicos consideraban que el arrecife Wellington, frente a la costa de la Isla Darwin, era el único que sobrevivió al evento El Niño en 1982 y 1983, pero el nuevo hallazgo demuestra que las comunidades de corales han subsistido durante siglos en las profundidades de Galápagos.

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias