Científicos son una suerte de’guardianes’ del Chocó Andino ecuatoriano

“El Chocó Andino en Ecuador es un ecosistema degradado, queda muy poco. Pero, es un lugar megadiverso y con mucho endemismo“, dice Mateo Roldán, biólogo del hotel Mashpi Lodge, situado en las entrañas del bosque nublado a 45 minutos de Quito.

En entrevista con PRIMICIAS, Roldán explica que el Chocó es considerado como un hotspot de biodiversidad”, es decir, una región que tiene especies endémicas y que ha perdido al menos 70% de su hábitat natural.

Roldán es el biólogo principal del laboratorio de Mashpi desde hace cuatro años. Junto a él trabajan un biólogo residente y cuatro parabiólogos.

El equipo de investigación, que se formó hace más de ocho años, se dedica a estudiar la flora y fauna del lugar. Ya han descrito ocho nuevas especies y están por publicar los datos de la novena.

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias
 
 

 
 
Logo Primicias
Logo Primicias