El 15 de julio inician obras de emergencia para controlar erosión del río Coca

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

8 Jul 2020 - 12:57

Imagen desde un dron del sector de San Rafael, en la provincia de Napo, el 7 de julio de 2020. - Foto: Cortesía Petroecuador

El 15 de julio inician obras de emergencia para controlar erosión del río Coca

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

8 Jul 2020 - 12:57

Las obras de contingencia durarán tres meses y tendrán un costo de USD 530.000. En octubre empezarán a construirse las obras definitivas en varios puntos del río Coca.

El estudio preliminar de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) determinó las obras de emergencia para evitar la destrucción de la infraestructura vial, eléctrica y petrolera por la erosión regresiva del río Coca, en la provincia de Napo.

Este miércoles, 8 de julio de 2020, el ministro de Energía, René Ortiz, presentó los estudios hidrogeológicos y la definición de obras de emergencia. El estudio contó con la ayuda de la comunidad científica internacional, como el apoyo del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Ortiz señaló que las dos obras de emergencia -en la primera etapa- empezarán a construirse el 15 de julio y tendrán una duración de 90 días. El costo, entre estudios e infraestructura, será de USD 530.000:

  • La construcción de muros de enrocado en el cauce del río Coca para disminuir la velocidad del caudal del agua y mitigar el fenómeno de erosión regresiva.
  • Ensanchar el cauce del río Coca en puntos determinados y así evitar riesgos a la población y a la infraestructura pública.

Con las obras, las autoridades buscan que el fenómeno natural no afecte a la captación de agua de la Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, que está ubicada a 16 kilómetros del actual punto de la erosión regresiva.

Luego de estos trabajos, según Ortiz, serán construidas las obras definitivas en varios frentes del río Coca desde octubre de 2020, cuando empieza la temporada de estiaje.

Estas son parte de las obras definitivas:

  • La construcción de rampas enrocadas para detener la erosión
  • La construcción de puntos de control artificiales o puntos resistentes, mediante pantallas de inyección o pilotaje para disminuir los efectos del fenómeno natural.

Según Ortiz, las obras tendrían un costo de USD 19,5 millones. “Ese presupuesto preliminar se podría quedar corto porque todavía se analizan más obras”, dijo el gerente de Celec, Gonzalo Uquillas.

Pero no son las únicas obras pendientes. Petroecuador también construirá una tercera variante en el sector de San Rafael desde el 9 de julio, para evitar que el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) se rompa nuevamente ante el avance del fenómeno natural.

La viceministra de Hidrocarburos, Maria Elisa Soledispa, afirmó que la nueva variante estará ubicada a 400 metros del río y tendrá una extensión de 786 metros. Está previsto el trabajo concluya en 15 días.

Aún se desconoce si la empresa Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) construirá una nueva variante en esa zona afectada por la erosión regresiva.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas