El campo petrolero Sacha está en la lista de activos a concesionarse

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

20 Nov - 14:00

Torre de perforación en Sacha. - Foto: Petroamazonas

El campo petrolero Sacha está en la lista de activos a concesionarse

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

20 Nov - 14:00

El Ministerio de Finanzas baraja tres opciones para entregar a manos privadas la administración del campo Sacha, en el Bloque 60. El Ejecutivo planea recibir unos USD 2.000 millones en 2020 por monetización de activos del Estado.

Ecuador entró en un proceso de monetización de activos del Estado. Este incluye la concesión de la operación de Sacha, un campo petrolero que produce 71.400 barriles diarios.

Actualmente Sacha es operado por Petroamazonas y está ubicado en la provincia de Orellana. Es considerado como una de las ‘joyas de la corona’ del sector petrolero ecuatoriano.

Es uno de los yacimientos más productivos de Ecuador, después del Ishpingo-Tambococha-Tiputni (ITT).

El Ministerio de Finanzas es el encargado de llevar adelante el proceso de monetización de activos del Estado. Para ello analiza tres mecanismos para entregar la operación del campo a manos privadas:

  • Contrato o de derecho contractual por servicios específicos
  • Contrato de participación
  • Alianza estratégica con Petroamazonas

En una de las últimas intervenciones como ministro de Energía, Carlos Pérez afirmó que -de manera personal- el campo “debería quedarse con el Estado ecuatoriano”.

PRIMICIAS explica en qué consisten estos tres mecanismos que podrían aplicarse para el campo Sacha.

Contrato o de derecho contractual por servicios específicos

El denominado “contrato o de derecho contractual” por servicios específicos es la primera opción que tiene el Ministerio de Finanzas.

Es lo mismo que el contrato de prestación de servicios“, dijo el vicepresidente del Colegio de Ingeniería en Geología, Minas y Petróleos, Fernando Reyes Cisneros.

Es decir, Petroamazonas seguirá operando el campo Sacha y bajo su responsabilidad estarán todos los servicios petroleros.

Mientras que una empresa privada, en el caso de obtener ese tipo de contrato, se encargará de prestar esos servicios durante un tiempo determinado, como la perforación y la limpieza del campo.

Según el exministro de Energía, René Ortiz, ese esquema fue inaugurado en el gobierno anterior, con el que excluyó a operadoras importantes a nivel mundial como Repsol, Petrex o Total S.A.

“Como la caja fiscal está seca entra a funcionar esta opción”, dijo Ortiz al detallar que esa misma figura se usó en 2015 cuando se firmó el contrato -por prestación de servicios- entre Petroamazonas y Schlumberger, con el nombre comercial de Shaya S.A. para el campo Auca, en el bloque 61.

El contrato finaliza en 2035. En ese tiempo, Schlumberger da servicios permanentes a Petroamazonas como la perforación y reparación de pozos.

Contrato de Participación

Ese tipo de contrato consiste en que la compañía privada ofrece al gobierno un porcentaje de participación en la producción del campo Sacha por un tiempo determinado.

El resto de participación será de propiedad de la empresa privada, como las reservas petroleras.

Es una especie de concesión en la que los inversionistas y el Estado se dividen la producción petrolera”, dijo Reyes.

Ortiz considera que esta es la mejor opción para Ecuador porque el país podrá obtener una prima de entrada.

Lo que necesita Ecuador es que el campo Sacha sea lo más atractivo para que pueda recibir más dinero. Y ¿cómo puede recibir más dinero? Dándole la propiedad a la compañía privada.

René Ortiz, exministro de Energía

Con esa propiedad, dijo Ortiz, la empresa puede registrar en sus libros que tiene una operación en Ecuador, que produce un número determinado de barriles por día y puede registrar las reservas petroleras en sus balances.

Alianza estratégica con Petroamazonas

Ortiz y Reyes aseguran que “la alianza estratégica” es una terminología nueva para que la empresa estatal pueda aliarse, ya sea con una operadora o con una prestadora de servicios específicos.

Ortiz afirmó que este tipo de esquemas no es claro, porque una alianza estratégica puede priorizar la prestación de servicios específicos y, con ello, la empresa ganadora podría excluir a las compañías operadoras interesadas en el campo Sacha.

Mientras que Reyes señaló que con esta figura, Petroamazonas puede permitir que una empresa privada realice actividades que hace la estatal petrolera Petroamazonas en Sacha.

Noticias relacionadas