Anti mineros atacan a patrulla de Policía en Río Blanco, denuncia Romo

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Jul - 17:26

Un patrullero de la Policía Nacional presuntamente fue atacado en el sector de Río Blanco, en Azuay. - Foto: Ministerio del Interior

Anti mineros atacan a patrulla de Policía en Río Blanco, denuncia Romo

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Jul - 17:26

Un grupo de anti mineros atacó el 20 de julio a una patrulla de Policía en el camino de acceso al proyecto minero Río Blanco, de acuerdo con denuncias de la ministra del Interior, María Paula Romo.

Un patrullero de la Policía fue atacado en una de las vías de acceso al proyecto minero Río Blanco, en donde un grupo anti minero intenta mantener paralizadas las actividades en la mina.

El proyecto está localizado en la parroquia Molleturo del cantón de Cuenca, en Azuay.

El patrullero “hacía un recorrido regular por la zona”, cuando los anti mineros “vandalizaron” el vehículo y agredieron a los “servidores policiales” que se movilizaban en él.

De acuerdo con la ministra María Paula Romo, vidrios y ventanas del patrullero quedaron destrozados. La secretaria de Estado difundió un video que muestra la huida de los anti mineros tras el ataque al vehículo de Policía:

En una reciente entrevista con PRIMICIAS, Xavier Sánchez, subgerente del proyecto minero de oro, dijo que las actividades en Río Blanco están paralizadas desde mayo de 2018, cuando un grupo anti minero quemó el 50% del campamento.

Ecuagoldmining, la empresa que ostenta la concesión de Río Blanco, acusa al prefecto de Azuay, Yaku Pérez, de estar detrás de la paralización de actividades y alerta sobre la llegada de mineros ilegales y el robo de explosivos.

“Ya estábamos en un proceso de explotación: se había excavado el túnel principal y estábamos llegando a la veta Alejandra, que es la más importante del proyecto.  También estaban construidas ya las galerías secundarias de la veta”, dijo Sánchez. 

Según Sánchez, los anti mineros se tomaron una de las vías de acceso principal al proyecto y a las comunidades de la zona y desde allí controlan la entrada, cobran a quienes quieren pasar y evitan la circulación de funcionarios ligados al proyecto. 

La ministra Romo condenó lo ocurrido, llamó antisociales a los atacantes y agregó que “no importa cómo se denomine, la violencia no tiene justificación ni puede tolerarse”.

El ataque ocurre a pocos días después del inicio de las actividades de producción en Mirador, uno de los mayores proyectos de cobre del país.

Mirador, que es una mina a cielo abierto, está situada en la cordillera del Cóndor, el escenario de una antigua disputa limítrofe entre Ecuador y Perú.

Noticias relacionadas