Aplicaciones de entrega se adaptan para atender nuevas necesidades

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

18 May 2020 - 0:01

Un asistente de compras de Tipti en un supermercado de Ecuador, en mayo de 2020. - Foto: Cortesía

Aplicaciones de entrega se adaptan para atender nuevas necesidades

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

18 May 2020 - 10:20

La emergencia sanitaria por Covid-19 ha hecho que las plataformas de entrega a domicilio encuentren nuevos clientes entre los adultos mayores.

Las aplicaciones de ‘delivery’ y las que tienen asistentes de compras han repuntado sus negocios durante la pandemia de Covid-19. Esto ha implicado que cambien su dinámica para responder a las necesidades de la emergencia sanitaria.

“Los primeros días de la emergencia recibimos mensajes de adultos mayores nacionales y extranjeros, personas de aproximadamente 80 años, consultando cómo se inscribían para obtener el servicio”, dice Pierangela Sierra, directora ejecutiva y cofundadora de Tipti.

Tipti es una empresa ecuatoriana que brinda el servicio de asistencia de compras y entrega a domicilio a través de una aplicación móvil y de una plataforma digital, lo que significó una brecha con las personas de la tercera edad durante la crisis.

El aumento de solicitudes de adultos mayores motivó a la empresa a crear un programa enfocado en este grupo, que tiene como objetivo hacer accesible el servicio de asistentes de compras.

Por eso, la empresa creó un call center a través del cual recibe los pedidos de las personas mayores de 65 años, quienes tienen preferencia de entrega de máximo 48 horas de retraso. Además, el servicio de entrega no tiene costo para estos clientes.

Al día esta aplicación recibe alrededor de 146 pedidos de personas de la tercera edad, que son atendidas por un equipo de asistentes de compra solo para ellos.

“Tuvimos el caso de una pareja que la señora tenía Alzheimer y el esposo era sordo. Hicimos varias llamadas, pero logramos hacer el envío”,

Pierangela Sierra, Tipti

La importancia de la atención a personas de la tercera edad durante la pandemia, que son un grupo de riesgo, no es solo una preocupación local, sino mundial.

Por eso el Banco Interamericado de Desarrollo (BID) junto a Impaqto entregó a Tipti USD 5.000 para mejorar la atención de estos clientes.

La idea de la empresa es a futuro implementar un servicio de salud y atención psicológica para este grupo de la población.

Y el incremento de la demanda de la aplicación no solo fue por los adultos mayores, en un mes la aplicación pasó de tener 250 pedidos al día a 1.500. Por eso la empresa solo en marzo de 2020 vendió lo equivalente a los ingresos de todo 2019: USD 2,5 millones.

En este escenario las proyecciones del negocio para este año es obtener entre USD 9 y USD 15 millones, así como llegar a México.

Pero, este crecimiento acelerado del negocio también ocasionó retrasos. “Tuvimos demoras, y entre el 27 de marzo y el 12 de abril cerramos la recepción de pedidos y solo atendimos la entrega”, explica Sierra.

Este cierre trajo consigo devoluciones, que según Sierra han sido atendidas en su totalidad.

Plataformas crean otras líneas de negocio 

Las aplicaciones de entrega a domicilio se han mantenido activas durante toda la emergencia, para abastecer de alimentos a la ciudadanía. Y la fase de distanciamiento social, que empezó el 4 de mayo en el país, ha significado nuevas líneas de negocio.

Por eso la empresa estadounidense Uber, lanzó el 24 de abril UberFlash en Ecuador. Se trata de una opción de entrega a domicilio enfocada en el envío de artículos de primera necesidad y bienes que se encuentre dentro de las normas vigentes.

Por su parte la empresa española Glovo, que también opera en Ecuador, ha impulsado durante la pandemia el concepto de tiendas y cocinas fantasma, que solo atienden de forma virtual.

A futuro Glovo considera abrir una línea de negocio enfocada en el retail o consumo masivo, explica Daniel Arévalo, gerente general de Glovo en Ecuador.

Fuentes de empleo

El incremento de pedidos y ventas es una realidad que atraviesan todas las aplicaciones de entrega a domicilio, lo que a su vez significa más personal.

“Hemos tenido un incremento interesante de personal. Pasamos de 1.800 socios repartidores a 2.500 por la emergencia”,

Daniel Arévalo, Glovo Ecuador

En el caso de Tipti, la plantilla de la empresa ha crecido de 70 a 307 personas, que “tiene contrato o factura por prestación de servicios”, afirma Sierra.

Rappi, una plataforma de asistencia de compra y entrega a domicilio colombiana, ha incrementado el número de personal de 1.500 antes de la crisis a 3.300, en Quito y Guayaquil.

Para atender el aumento de la demanda, esta aplicación se alió con la empresa HOP para que los repartidores puedan hacer sus entregas en scooters.

PRIMICIAS solicitó esa información a Uber, pero no fue proporcionada. La aplicación informó que “apoya a su personal con un reembolso en la compra de gel antibacterial, mascarillas o toallas desinfectantes”.

Noticias relacionadas