Este año, los beneficiarios del seguro de desempleo crecieron en 24,7%

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

21 Apr 2020 - 0:04

Personas recorren los exteriores de un hospital para pacientes de Covid-19 en Guayaquil, el 16 de abril. - Foto: Reuters

Este año, los beneficiarios del seguro de desempleo crecieron en 24,7%

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

21 Apr 2020 - 0:04

Unas 508.000 personas podrían perder el empleo por la emergencia sanitaria. El Gobierno propone un trámite más rápido para que puedan acceder al seguro de desempleo.

Los trabajadores serán uno de los grupos afectados por la emergencia sanitaria por la Covid-19: el Ministerio de Finanzas estima que unas 508.000 personas podrían perder su trabajo.

Para reducir el impacto, el proyecto de Ley de Emergencia Humanitaria, que se discute en la Asamblea, plantea modificaciones al Seguro de Desempleo -una de las prestaciones que entrega el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS)-.

Ahora mismo, antes de que se apruebe la ley, 4.355 personas se han beneficiado del pago del seguro, entre enero y marzo de 2020, según las cifras proporcionadas por el IESS.

Eso representa un incremento de 24,7% con relación al primer trimestre de 2019, cuando se registraron 3.491 beneficiarios.

La propuesta de ley del Ejecutivo plantea que las personas que sean desvinculadas por causas ajenas a su voluntad (despido intempestivo) -durante abril, mayo, junio y julio de 2020– podrán acceder al Seguro de Desempleo luego de 7 días de haber sido despedidos.

Para acceder a este beneficio, dice la propuesta, los extrabajadores del sector público y privado deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Acreditar 24 aportaciones acumuladas y no simultáneas en relación de dependencia. De estas, 6 deberían ser continuas e inmediatamente anteriores a la contingencia.
  • Estar desempleado por un periodo no menor a 7 días (una semana).
  • Realizar la solicitud para el pago del seguro a partir del día octavo de encontrarse desempleado y hasta en un plazo máximo de 45 días posteriores.
  • No ser jubilado.

Si la solicitud es aprobada, el beneficiario recibirá en su cuenta el 70% del salario básico unificado -USD 280- por cinco meses.

El afiliado, además, podría recibir un monto variable de los recursos que disponga en su cuenta individual de cesantía. Eso dependerá de dos factores: si el extrabajador tiene recursos y si los quiere retirar de ese fondo.

El IESS informó que esto podrá aplicarse, siempre y cuando, el dinero de esa cuenta no constituya garantía de créditos quirografarios.

Cabe recalcar que no podrán acceder al seguro de desempleo:

  • Los afiliados que han renunciado voluntariamente.
  • Los afiliados voluntarios.
  • Jubilados.
  • Los afiliados sin relación de dependencia.
  • Los afiliados al seguro campesino.
  • Los afiliados al trabajo no remunerado en el hogar.

Gustavo Vargas, director de Fondos de Terceros y Seguro de Desempleo del IESS, recordó que los afiliados pueden acceder las veces que sea necesario a esta prestación, siempre y cuando, cumplan con los requisitos que dispone el Seguro Social.

183.351 personas beneficiadas con el seguro

Según las cifras oficiales, entre abril de 2016 y marzo de 2020, 183.351 personas han accedido al seguro de desempleo. El IESS ha pagado unos USD 121,3 millones por esta prestación.

¿Cómo funciona el seguro de desempleo? La prestación se financia con los aportes que hacen los empleadores correspondiente del 1% de la remuneración del trabajador en relación de dependencia. Con esos recursos se constituye un fondo de carácter solidario, a partir de abril de 2016.

El seguro de desempleo tiene acumulados unos USD 750 millones que están invertido en el Banco del IESS. De ese monto:

  • El 53% está invertido en préstamos quirografarios e hipotecarios
  • El 47% está invertidos en bonos del Estado.

Esta inversión es la que condiciona que los posibles beneficiarios, según dice la norma vigente, puedan acceder al seguro después de 60 días de estar sin empleo.

En ese tiempo, dice un funcionario del IESS que pidió la reserva, podemos ir al Biess y sacar ese dinero. Es decir, desinvertir. Es demagógico pensar que se puede reducir el tiempo porque el dinero está invertido”, añade.

Vargas reconoció que, efectivamente, los recursos que respaldan al seguro de desempleo están invertidos, pero no brindó más detalles sobre los plazos de desinversión.

Sin embargo, el director de Fondos de Terceros y Seguro de Desempleo, aseguró que la posibilidad de reducir el tiempo para acceder a este servicio durante la emergencia sanitaria -de 60 a 7 días- no pone en problemas las cuentas del IESS.

“El Fondo del Seguro de Desempleo tiene la liquidez para afrontar los pagos. No hemos tenido ningún problema desde que se creó esta prestación para cubrir las cinco cuotas mensuales”.

Gustavo Vargas

Y aseguró que existe la liquidez para afrontar un número mayor de solicitudes como consecuencia de la pandemia.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas