“Todos estamos armados porque debemos cuidar nuestras inversiones”, dice dirigente de los mineros ilegales de Buenos Aires

Economía

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

27 Jun 2019 - 13:45

Representantes de 20 organizaciones de mineros ilegales presentaron una propuesta para convertirse en legales, en la sala de prensa de la Asamblea Nacional. - Foto: Asamblea Nacional

“Todos estamos armados porque debemos cuidar nuestras inversiones”, dice dirigente de los mineros ilegales de Buenos Aires

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

27 Jun 2019 - 13:54

Alrededor de 10.000 mineros ilegales que se dedican a la extracción de oro en yacimientos informales ubicados en la parroquia de La Merced de Buenos Aires, cantón Urcuquí, en Imbabura. Ellos quieren una cesión de terrenos por parte de la empresa australiana Hanrine Ecuadorian Exploration que tiene la concesión legal.

Los representantes de 20 organizaciones de mineros ilegales quieren legalizar las actividades extractivas que desarrollan en una superficie de 90 hectáreas, ubicadas en la zona Imba 2, dentro de la concesión otorgada por el Estado a la compañía de origen australiano Hanrine Ecuadorian Exploration.

Ellos expusieron una propuesta: quieren que el Gobierno permita a la empresa concesionaria ceder sus derechos a los informales en el “radio intervenido”, es decir un área de 90 hectáreas.

Los delegados de los mineros ilegales hablaron en la sala de prensa de Asamblea Nacional, este jueves 27 de junio de 2019, acompañados por la legisladora socialista, Silvia Salgado.

Ella aseguró que la compañía australiana está dispuesta a asignar territorio a los informales.

“A partir del acuerdo, los ilegales entraríamos a formar parte parte de la concesión”.

Luis Valencia, gerente de la firma Minbuenarsa

Luis Valencia, gerente de la firma Minera Buenos Aires S.A. (Minbuenarsa) aseguró que unas 10.000 personas de manera ilegal, se dedican a la extracción de oro y otras actividades relacionadas.

Luis Valencia dirigente de los mineros ilegales

Luis Valencia dirigente de los mineros ilegales Asamblea Nacional

La ‘fiebre del oro’ se instaló en Buenos Aires

Hasta hace dos años, Buenos Aires era un poblado de apenas 2.000 personas que vivían pacíficamente. Pero la veta atrajo a gente de todas partes, impulsada por la “fiebre del oro”. 

Allá un picador gana entre USD 75 y USD 100 diarios, contó Mauricio Carrillo, de la Asociación de Proyectos Ecológicos y Sociales del Ecuador. Esa fue una tentación irresistible para muchos ecuatorianos que se desplazaron desde otras zonas mineras.

La “fiebre del oro” también contagió a miles de venezolanos, colombianos, peruanos, haitianos, dominicanos, una migración que ha convertido a la parroquia en “una bomba de tiempo” debido a la falta de servicios básicos y los problemas sociales derivados del aumento explosivo de la población.

Violencia y contaminación ambiental

Qué decir de los continuos enfrentamientos entre quienes manejan los yacimientos irregulares en Buenos Aires, un lugar donde “todos estamos armados porque debemos cuidar nuestras inversiones”, dice Valencia.

La madrugada del domingo 23 de junio de 2019, la Policía confirmó que se registró un enfrentamiento entre grupos que se disputan el control de la minería ilegal en la parroquia.

Los heridos fueron trasladados a hospitales en Quito e Ibarra y se encuentran bajo resguardo policial. En la Merced de Buenos Aires operan grupos armados que extorsionan a los mineros ilegales.

El gobierno ha reconocido que hay personas armadas en Buenos Aires. El caso se analizó, el miércoles 26 de junio, en una nueva reunión de la  Comisión Especial para el Control de la Minería Ilegal (Cecmi).

A la violencia se añade el impacto ambiental y la contaminación del agua, causada por los químicos que utilizan los mineros ilegales en la extracción del oro.

Los desechos se arrojan a los ríos, lo que ha provocado que los costos por remediación lleguen a superar los USD 50 millones, calcula Valencia.

Noticias relacionadas