Industrias del cáñamo invertirán USD 55 millones en 2022

Economía

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

18 Jun 2022 - 0:04

Dos trabajadoras de la empresa CannAndes. - Foto: Facebook CannAndes

Industrias del cáñamo invertirán USD 55 millones en 2022

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

18 Jun 2022 - 0:04

En Ecuador se han otorgado 100 licencias para negocios de la industria del cáñamo o cannabis no psicoactivo y sus productos derivados.

En 2022, tres empresas invertirán USD 55 millones en investigación, siembra, producción y exportación de cáñamo o sus derivados en Ecuador.

Las inversiones se realizarán en períodos que van desde los tres hasta los 10 años, según el Clúster del Cáñamo.

El Clúster del Cáñamo es una iniciativa que agrupa a 45 negocios del sector del cáñamo, junto con la Alianza para el Emprendimiento e Innovación (AEI) y el Ministerio de la Producción.

Del monto esperado de inversión para 2022, USD 40 millones se ejecutarán amparados en dos contratos de inversión de empresas privadas con el Ministerio de Producción.

La inversión más grande es la de Hemp Ecuador Labs, una empresa ecuatoriana que firmó un contrato de inversión con el Ministerio de Producción por USD 37 millones.

Hemp Ecuador Labs, construirá un conjunto de laboratorios de análisis, investigación y extracción, además de plantaciones para investigación, explicó Eduardo Monge, gerente.

Y el segundo contrato de inversión que registra el Ministerio de Producción es el de CannAndes, que fue constituida en 2015.

Klaus Graetzer, presidente de CannAndes, dice que invertirán USD 3 millones en los próximos tres años en la siembra, la producción, el desarrollo de derivados y la exportación.

CannAndes tiene una hectárea, ubicada en la ciudad de Tabacundo, al norte de la provincia de Pichincha, con capacidad para producir 12 toneladas al año.

Este negocio, además, abrió un nuevo local con productos con cannabis no psicoactivo, como café, té, chocolates y gomitas.

Un plan de siembra

La tercera empresa que invertirá en el sector de cannabis es Bionoid, que tiene un ambicioso plan con el que busca atraer agricultores ecuatorianos a este tipo de sembrío.

Esta empresa invertirá USD 15 millones en un programa de siembra de cáñamo, que comenzará en el segundo semestre de 2022 y se extenderá hasta 2032.

Bionoid es una firma estadounidense que en 2021 adquirió a la compañía ecuatoriana Industrial Hemp Partners.

La intención es capacitar agricultores, venderles las semillas y comprarles la producción de cáñamo para exportar, explica Juan García, vicepresidente para Latinoamérica de Bionoid.

La empresa llevará el producto a clientes en Estados Unidos y Canadá.

García dice que el plan se ejecutará en dos fases. En la primera fase, durante tres años, esperan alcanzar 250 hectáreas; y, en la segunda, otras 250 hectáreas.

100 licencias de cáñamo

María Belén Mora, gerente ecosistemas sectoriales de AEI, dice que pese a que la producción es todavía pequeña, existe una alta demanda de licencias.

En el país se han otorgado 100 licencias para negocios de la industria del cáñamo o cannabis no psicoactivo y sus productos derivados.

Alrededor de 70 empresas son licenciatarias y, en promedio, invierten USD 220 por cada una de las licencias.

Según el Ministerio de la Producción, las licenciatarias invirtieron USD 6 millones en infraestructura, insumos y equipos en 2021.

Exportar, el desafío

Al ser una industria naciente en el Ecuador, uno de los mayores retos es la exportación, dice Klaus Graetzer, presidente de CannAndes.

Esta empresa intentó hacer la primera exportación de flor de cannabis no psicoactivo por USD 10.000 a Suiza, en enero de 2022.

Debido a que no existen vuelos directos, la carga pasó por México y quedó retenida por falta de regulación en ese país, explica Graetzer.

El cáñamo es una planta de la familia del cannabis que no es psicoactivo y su flor, tallo, hojas y raíces pueden ser usados con fines medicinales o industriales.

Los negocios de esta industria en Ecuador están reglamentados a través del acuerdo ministerial 109, de octubre de 2020, que establece siete tipos de licencias. Una empresa puede tener una o más licencias, dependiendo de su plan de negocios.

Según el Ministerio de Agricultura y Ganadería, no todas las licencias aprobadas están activas, porque los emprendedores todavía buscan financiamiento.

Noticias relacionadas