Santos: “Sobre mi cadáver aceptaré una hidroeléctrica con fisuras”

Economía

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

10 Nov 2022 - 5:28

Personal de la empresa TÜV SÜD durante la reparación de las fisuras en los distribuidores de presión de la central hidroeléctrica, en mayo de 2019. - Foto: Cortesía Celec.

Santos: “Sobre mi cadáver aceptaré una hidroeléctrica con fisuras”

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

10 Nov 2022 - 5:28

El ministro de Energía, Fernando Santos, cree que lo ideal sería que la constructora china Sinohydro se quedara con la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.

El ministro de Energía, Fernando Santos Alvite, dice que no recibirá la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair hasta que esté “totalmente reparada”.

“Como ministro, por sobre mi cadáver aceptaré esa planta mal hecha”, enfatizó Santos, en entrevista con PRIMICIAS.

Se refiere a una de las obras de infraestructura más costosas hechas en Ecuador, la planta hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, de 1.500 megavatios de potencia y un costo de USD 3.000 millones.

Es una de las obras emblemáticas del gobierno de Rafael Correa (2007-2017), pero tiene múltiples defectos, entre ellos miles de fisuras en los distribuidores de agua.

La hidroeléctrica, ubicada entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos, genera el 28% de la electricidad para alimentar al Sistema Nacional Interconectado (SNI).

El mayor problema de la planta, construida por la empresa china Sinohydro, está en los distribuidores.

Se trata de estructuras de acero, con forma de caracol, que reciben el agua del río coca y la canalizan hacia las ocho turbinas Pelton de Coca Codo Sinclair.

Los distribuidores presentan miles de fisuras que son irreparables.

No sirvieron los remiendos

Entre 2015 y 2022, hubo cinco campañas de reparación en los distribuidores, pero las fisuras siguieron apareciendo, incluso en aquellas partes que ya habían sido soldadas.

Según el holding estatal Corporación Eléctrica de Ecuador (Celec) en la hidroeléctrica se han hallado 17.499 grietas en los últimos ocho años.

Por eso, la Subgerencia de Proyecto de Celec llegó a sugerir la construcción de una nueva caverna de casa de máquinas.

Esta infraestructura estaría ubicada junto a la actual y alojaría los nuevos distribuidores de agua, pero cumpliendo con parámetros internacionales de calidad.

Una solución así debe ser de total responsabilidad de Sinohydro, es “costosa”, pero “segura, confiable y definitiva”, añade la Subgerencia, en un informe de enero de 2022.

Un dolor de cabeza

El nuevo ministro de energía, Fernando Santos Alvite reconoce que Coca Codo Sinclair es un dolor de cabeza no solo para Ecuador, sino también para China.

Es la obra más cara y de peor calidad que se ha construido en Ecuador con recursos chinos.

Fernando Santos, ministro de Energía

Por prestigio, Sinohydro y el Estado chino quieren encontrar una solución y, para eso, existe un arbitraje de por medio, añade Santos.

Celec presentó en mayo de 2021 un arbitraje internacional para resolver las controversias con Sinohydro, proceso que está en marcha.

Lo ideal, para Santos, sería que Sinohydro se quedara con la obra y devolviera el dinero de la inversión a Ecuador.

“Que ellos se hagan cargo de la planta si dicen que funciona tan bien. Esa podría ser una solución”, enfatiza el ministro de Energía.

Por lo pronto, Santos reitera que el compromiso del presidente Guillermo Lasso es no aceptar la obra si no está reparada.

Que ellos (Sinohydro) se hagan cargo de la planta si dicen que funciona tan bien.

El futuro de Coca Codo

La posición del Gobierno sobre el futuro de la hidroeléctrica no está exenta de polémica.

Los desacuerdos al interior del propio Gobierno se hicieron evidentes durante el debate del informe de investigación sobre la central hidroeléctrica y el caso INA Papers, el 29 de septiembre, en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional.

La principal recomendación del informe, propuesto por el asambleísta Fernando Villavicencio, era que Lasso no recibiera de forma definitiva las obras de Coca Codo Sinclair.

Pero hubo solo tres votos a favor del informe, frente a tres votos en contra y tres abstenciones de correístas e, incluso, de la bancada del Gobierno.

Celec ha insistido en que “ha llevado a cabo las acciones necesarias para preservar sus derechos y los del Estado ecuatoriano”.

El holding ha informado que “no se recibirá la central de forma definitiva hasta que no estén resueltas todas las inconformidades o fallas”.

Noticias relacionadas