Cooperativas deben subir encaje al 4,5% hasta 2025 para garantizar depósitos

Economía

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

24 Feb 2022 - 0:03

Una agencia de una cooperativa de ahorro en Ecuador, en 2020. - Foto: Cooperativa de Ahorro y Crédito15 de Abril Ltda/ Facebook

Cooperativas deben subir encaje al 4,5% hasta 2025 para garantizar depósitos

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

24 Feb 2022 - 10:05

Bancos pequeños y mutualistas también tendrán que subir el encaje, según dispuso la Junta Monetaria. La banca privada estará obligada a comprar menos títulos del Estado.

Los bancos pequeños, las cooperativas y las mutualistas deberán aumentar el encaje o los depósitos que mantienen inmovilizados en el Banco Central durante los próximos cinco años.

El encaje es una especie de ‘colchón’ de ahorro que permite a las instituciones financieras cubrirse de shocks en la economía y responder de forma inmediata ante eventuales demandas de dinero de sus clientes.

Ese colchón es más fuerte en los bancos grandes y medianos, con activos sobre los USD 1.000 millones, pues equivale al 5% del total de los depósitos de los clientes.

No así en los bancos pequeños, cooperativas y mutualistas, donde ese ‘ahorro’ era solo el 2% del total de depósitos.

Pero, ahora los bancos pequeños deberán alcanzar un encaje equivalente al 5% de sus depósitos hasta 2025, según una resolución de enero de 2022 de la Junta de Política y Regulación Monetaria.

Igual requerimiento se impuso para el sector de las cooperativas y de las mutualistas, pero en estos casos el encaje deberá subir del 2% al 3% o 4,5% de los depósitos, según su tamaño.

Más respaldo para los clientes

Para David Castellanos, exintendente de Bancos, la decisión de la Junta tiene un impacto en los clientes que verán con más confianza al sector financiero:

"Existen cooperativas que tienen activos tan grandes como los bancos; sin embargo, el encaje requerido era menor e, incluso, con el ajuste sigue siendo menor".

David Castellanos

Un mayor encaje da más seguridad a los clientes de que el banco podrá hacer frente a eventuales necesidades de liquidez de sus clientes, coincide Freddy García, director de Estudios Económicos de Inteligencia Empresarial.

Pero, García sugiere monitorear la aplicación de esta decisión en los bancos pequeños, en los que un mayor encaje pudiera significar contar con menos recursos para dar crédito.

Menos papeles estatales a la banca

Otro cambio que introdujo la Junta de Política y Regulación Monetaria es que la banca privada estará obligada a comprar menos títulos del Estado con sus reservas de liquidez.

Las reservas de liquidez son todos los recursos con los que cuenta la banca como 'ahorros' para enfrentar una mayor demanda de dinero por parte de los clientes, e incluye al encaje.

El gobierno de Rafael Correa obligó a la banca privada a destinar una parte de sus reservas de liquidez para adquirir bonos u otros títulos de instituciones financieras públicas, como la Corporación Financiera Nacional (CFN) o el Banco Central del Ecuador (BCE).

La compra de esos instrumentos estatales debía ser equivalente al 3% del total de los depósitos. La Junta redujo ese porcentaje al 1,5% desde febrero de 2022.

El ajuste del porcentaje reduce la exposición de la banca privada a la situación fiscal del Estado.

"Es una decisión positiva porque ayuda a evitar que una crisis fiscal se transforme en una crisis bancaria".

Freddy García

De cada USD 100 recibidos en depósitos, los bancos solo podían prestar USD 84, pues los otros USD 16 estaban, por ley, destinados a cumplir excesivos requerimientos de liquidez.

Así lo explica Marco Rodríguez, presidente subrogante de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca). "Esto limitaba la intermediación financiera", dice.

Menos inversiones en la bolsa

La banca también estaba obligada a invertir un monto equivalente al 1% de los depósitos en valores de renta fija del sector privado en el mercado de valores.

Para cumplir con ese requerimiento, el sector adquiría títulos como obligaciones, papel comercial o titularizaciones. La principal característica de estos títulos es que ofrecen un rendimiento fijo a favor del inversionista en un plazo determinado.

Por decisión de la Junta, la banca ya no deberá destinar de forma obligatoria un monto equivalente al 1% de los depósitos a estas inversiones.

"Cada banco va a poder manejar su liquidez de mejor manera. Si un banco decide que necesita invertir en otro tipo de papeles, más líquidos, lo va a poder hacer", explica García.

Pero, según García, quienes van a sufrir son los actores del mercado de valores, que contarán con menos recursos de la banca.

Asobanca considera que "la obligación de inversión ya sea en títulos privados o públicos no es una medida adecuada".

Y, el gremio enfatizó que la banca privada "seguirá realizando inversiones en el mercado de valores cuando lo considere oportuno, tomando en cuenta criterios técnicos".

Liquidez para crédito

Todos los ajustes efectuados por la Junta generan una reducción en las reservas mínimas de liquidez de la banca privada, que baja de un 16% sobre los depósitos al 13,5%.

Con ello, se liberan unos USD 752 millones, que estaban inmovilizados, y pueden destinarse a la entrega de más crédito a los clientes, explica el exministro de Economía, Fausto Ortiz.

Noticias relacionadas