Dos grupos armados se disputan mina de oro en Imbabura: unos 1.600 mineros ilegales huyen presas del terror

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

28 Jun - 19:36

Dos grupos armados se disputan mina de oro en Imbabura: unos 1.600 mineros ilegales huyen presas del terror

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

28 Jun - 19:36

Después del tiroteo ocurrido el domingo 23 de junio en la parroquia La Merced de Buenos Aires, en la provincia de Imbabura, las autoridades controlan el ingreso a la zona y planean un nuevo operativo para tomar el control de un yacimiento de oro que ha atraído a miles de mineros ilegales.

Por lo menos dos grupos armados se disputan a balazos el control de una enorme mina ilegal de oro localizada en la parroquia de La Merced de Buenos Aires, en la provincia de Imbabura.

Hay dos grupos armados que quieren mantener su hegemonía. Son comandados por ciudadanos extranjeros”, dice a PRIMICIAS el gobernador de Imbabura, Galo Zamora.

No se sabe a ciencia cierta quiénes integran estas bandas, “pero no se descarta que sean exintegrantes de grupos guerrilleros colombianos, agrega.

El el último enfrentamiento entre estos grupos ocurrió el domingo 23 de junio.

Después de esa balacera, una de varias ocurridas en la zona, al menos 1.600 mineros ilegales han huido de la zona, de acuerdo con Zamora.

El punto más crítico de esta invasión tuvo lugar en marzo de 2018, cuando el número de mineros ilegales llegó a unos 7.000, de acuerdo con documentos oficiales a los que PRIMICIAS tuvo acceso.

Enfrentamientos constantes

Que los enfrentamientos armados entre grupos ilegales son constantes lo confirma un alto oficial de la Policía a PRIMICIAS.

El oficial sostiene que la persona que fue hallada muerta tras la entrada de la Policía a la mina, luego de la balacera del domingo, habría sido asesinada en un enfrentamiento anterior.

“La Policía Nacional se encuentra ahora en la entrada de la parroquia, controlando el acceso para que solo puedan ingresar los pobladores. Hay un monitoreo permanente“, dice Galo Zamora.

Patrullajes, operativos y monitoreo son ejecutados por las fuerzas del orden pero, en una entrevista ofrecida el 20 de mayo a PRIMICIAS por el general Carlos Alulema Miranda, director de la Policía Judicial, el oficial dijo que la salida sería una ocupación de la zona para que los mineros ilegales no retornen.

Buenos Aires se ha convertido en un foco de infección, las fuerzas del orden realizan patrullajes y operativos constantes, pero no hay una ocupación de la zona”, se lamenta el gobernador.

“No queremos violencia, deseamos que esto se acabe porque no podemos seguir viviendo en este ambiente de pánico“, dice Zamora.

Los pobladores de la zona resienten que las autoridades no hayan actuado de manera inmediata para evitar la invasión de mineros ilegales, que comenzó a ocurrir en noviembre de 2017.

No como en el caso de Monte Olivo, en la vecina provincia de Carchi, en donde los mineros ilegales también descubrieron un yacimiento pero fueron controlados por la acción inmediata de la Policía.

Por qué no se hizo este trabajo en noviembre de 2017, acá dejaron ingresar a miles de personas, no como en Monte Olivo”, agrega el gobernador de Imbabura.

Inminente un operativo

La ministra del interior, María Paula Romo, comentó en su cuenta de twitter que “hemos empezado una nueva fase de ocupación y control de la zona de Buenos Aires, en la provincia de Imbabura”.

“Ni en esta ni en otras zonas permitiremos que la minería ilegal nos gane la batalla”, agrega en el mismo tweet.

Los grupos ilegales aun no han sido deslojados de Buenos Aires y las autoridades de la provincia piden que vuelva la calma, pero sin violencia.

La actividad minera ilegal está perjudicando a la minería legal, “que sí puede generar empleos y ser beneficiosa para la economía”, dice Zamora.

Los mineros ilegales de la Merced de Buenos Aires, por ejemplo, han invadido los predios de una concesión de la empresa australiana Hanrine. A la minera no le interesa el oro de La Merced de Buenos Aires sino explorar si existe cobre en la zona.

Pero hasta los trabajos exploratorios de Hanrine se han visto perjudicados por la presencia de los ilegales en Buenos Aires, ubicada en el área de concesión IMBA 02. Se sospecha que debajo del oro existe un yacimiento de cobre.

Mineros quieren organizarse

Por su parte, los mineros informales buscan organizarse en una cooperativa para reclamar una concesión o un permiso de operación para continuar sacando oro en La Merced de Buenos Aires.

El dirigente de los mineros informales Vicente Cayambe convocó para una reunión hoy en Ibarra para tratar el tema minero.

Noticias relacionadas