Dudas técnicas y económicas ante el anuncio de construir una nueva refinería

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

30 Ago - 0:03

Panorámica de la Refinería Estatal de Esmeraldas, la mayor planta industrial de Ecuador. - Foto: Ministerio de Energía y Recursos No Renovables

Dudas técnicas y económicas ante el anuncio de construir una nueva refinería

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

30 Ago - 0:03

En entrevista con PRIMICIAS, el vicepresidente del Colegio de Ingeniería en Geología, Minas y Petróleos, Fernando Reyes Cisneros, dijo que los “consumidores de combustibles” serán los que paguen por la construcción de una nueva planta refinadora en la Costa ecuatoriana.

El diseño, la construcción y la operación de una nueva refinería de alta conversión, es decir que produzca combustibles bajo normas Euro 5, en la Costa ecuatoriana no convence a Reyes Cisneros porque, dice, el plan del gobierno “no está claro”.

¿Es buen negocio?

Para Reyes Cisneros el gobierno trabaja de manera secreta en la estructuración del negocio de la nueva refinería. Eso impide conocer las proyecciones técnicas y económicas, que son clave para evaluar este tipo de proyectos.

El 27 de agosto de 2019, mediante el Decreto Ejecutivo 861, el presidente Lenín Moreno delegó a la empresa privada la construcción y operación de una nueva refinería en el país.

El anuncio de una nueva refinería despertó sorpresa y sospechas. Las opiniones están divididas.

Según el gobierno, la nueva planta demandaría una inversión mínima de USD 6.000 millones.

La postura del gobierno de construir la planta en cualquier lugar de la Costa, siempre y cuando esté cerca a un puerto, tampoco convence a Reyes Cisneros.

Para él, la nueva refinería debe construirse en Esmeraldas, porque allí llegan los dos oleoductos: el estatal SOTE, operado por Petroecuador, y el privado OCP, que mueve crudo pesado.

Además, en Esmeraldas está el puerto de Balao, que tiene toda la infraestructura para la importación y exportación de combustibles y petróleo crudo.

Tiene que ser en Esmeraldas

De construirse en otra provincia, el costo de la refinería sería mayor porque habría que adecuar un nuevo puerto y construir poliductos y tanques de almacenamiento.

Tampoco está claro si la nueva refinería tendrá una planta de generación de electricidad o si debería tomar energía del Sistema Nacional Interconectado, (SNI) dice el experto.

Operar con energía hidroeléctrica o con electricidad generada a partir de combustibles encarece las operaciones de refinación. En la Costa Oeste de Estados Unidos, por ejemplo, las refinerías operan con gas natural, que es más barato.

¿Con qué energía se moverá?

Demanda de petróleo

En julio Ecuador produjo 541.324 barilles diarios de petróleo, de acuerdo con la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH).

Considerando esta cifra, Reyes Cisneros cree que la producción disminuirá a 210.958 barriles diarios dentro de 10 años.

Esto porque, según Reyes Cisneros, Ecuador no puede desarrollar la parte sur del campo Ishpingo y tiene problemas en otras áreas donde hay comunidades indígenas y organizaciones ambientalistas que se oponen a la actividad petrolera.

El campo Ishpingo es parte del bloque petrolero conocido como ITT.

No hay suficiente petróleo

La situación empeoró luego que la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) rompiera el diálogo con el gobierno el 24 de agosto.

Considerando todos los argumentos, el experto dice que la mejor salida no es construir una refinería nueva sino reparar la refinería de Esmeraldas, que tiene una capacidad de procesamiento de 110.000 barriles diarios.

Le puede interesar:

Noticias relacionadas