Economía circular: “Nos hemos acostumbrado a producir, consumir y desechar”

Economía

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

31 Ago - 0:03

Pablo Macías es director general de Proyección Futura, firma que lleva 13 años asesorando a empresas sobre procesos de reducción de residuos y economía circular. - Foto: Cortesía

Economía circular: “Nos hemos acostumbrado a producir, consumir y desechar”

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

31 Ago - 0:03

Pablo Macías, director de la firma consultora Proyección Futura, explica que este nuevo concepto abarca prácticas ambientales y económicas que van más allá del reciclaje de la basura. Ecuador firmó un Pacto Nacional por la Economía Circular, el 22 de agosto.

La humanidad está en deuda con el planeta. El 29 de julio, los seres humanos agotaron todos los recursos naturales no renovables que debían consumir en un año calendario.

En entrevista con PRIMICIAS, Pablo Macías, director de la empresa consultora Proyección Futura, explica que, si este ritmo se mantiene, las industrias no tendrán materia prima para producir.

En este apocalipsis ambiental, la economía circular surge como una alternativa. Se trata de un nuevo concepto en el que las empresas diseñan “productos pensando en ser reutilizados, recuperados y, en el peor de los casos, reciclados“, dice Macías.

¿En qué consiste la economía circular? 

Es un modelo de producción que persigue que todos los materiales o la materia prima sean reutilizados y reintroducidos en la cadena productiva. Es decir, se propone un diseño inteligente del producto, desde el punto de vista social y económico, para reducir su impacto y los residuos generados.

Nos hemos acostumbrado mucho a producir, consumir y desechar y eso ha generado la problemática del calentamiento global.

¿Es posible aplicar este concepto en todas las industrias? 

Todos pueden entrar en proceso de economía circular: hay industrias que pueden aprovechar el agua, la energía o reducir los residuos en la producción de servicios.

Lo que sucede es que muchas empresas desconocen la cantidad de residuos que generan y botan la plata a la basura. Una empresa puede, por ejemplo, recuperar las hojas de papel utilizadas y convertirlas en papel higiénico.

¿Hay empresas en Ecuador que practiquen este tipo de economía? 

En Proyección Futura trabajamos con varias empresas y organismos locales. Con Lexmark tenemos un programa de recolección de suministros vacíos. Desde 2016, se ha recolectado casi 80.000 suministros de oficina. Pero, el proyecto va más allá porque la marca entró en un proceso de rediseño del producto. El cartucho tiene menos material plástico y tinta. Todos los toners se reciclan y no terminan en las fuentes de agua.

También somos parte del sistema de gestión y reciclaje de neumáticos que recupera el polvo del caucho de las llantas y las reutiliza en baldosas y canchas sintéticas.

¿Qué pasará en el futuro si se mantiene el ritmo de producción? 

Desde el punto de vista económico, el país perdería nuevos modelos de negocio y la posibilidad de generar más ingresos para el Producto Interno Bruto (PIB). Si se mantiene el modelo actual, lo que hará es explotar la materia prima hasta agotarla y, en el futuro, no tendrá como seguir produciendo.

En Europa el concepto está muy avanzado y es probable que pongan restricciones a las importaciones de productos que no se ajusten a la economía circular. Allí también se perderían otras oportunidades de negocios.

En el tema ambiental las consecuencias serían graves porque estaríamos excediendo nuestra capacidad de usar los recursos naturales.

¿Cuál es el beneficio Pacto Nacional firmado en Guayaquil? 

Lo interesante del Pacto Nacional por la Economía Circular es que el Gobierno, por primera vez, está interesado en el concepto, no le resulta extraño o negativo. El compromiso el Ministerio de la Producción facilitará el rediseño o estructura de nuevos negocios y empresas.

Noticias relacionadas