Fertisolubles, el tercer actor en el caso de Ecuagran y Delcorp

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

21 Sep 2020 - 0:03

Vista aérea de la Terminal de granos de Ecuagran, en Guayaquil. - Foto: Asociación de Terminales Portuarios Privados de Ecuador

Fertisolubles, el tercer actor en el caso de Ecuagran y Delcorp

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

21 Sep 2020 - 0:03

Fertisolubles se constituyó como sociedad anónima el 28 de mayo de 2019 y 10 días después ya actuaba como aceptante en la negociación de siete facturas comerciales de Delcorp.

La empresa Fertisolubles, constituida el 28 de mayo de 2019, es otro de los actores en el caso de impagos e irregularidades que protagonizan las empresas Ecuagran y Delcorp, desde agosto de 2020.

Fertisolubles, empresa creada para la venta al por mayor y distribución de materias primas agropecuarias, entra en la escena en 2019. Ese año empieza a actuar como aceptante de facturas comerciales que Delcorp negoció en el mercado de valores ecuatoriano.

Pero, ¿cuál es el problema? El Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol) invirtió USD 24 millones en esos valores genéricos que, según la ministra de Gobierno, María Paula Romo, están vencidos e impagos.

“El emisor de esta operación es Delcorp, y quien recibe estas facturas es Fertisolubles“, afirmó la ministra.

¿Cuál es el papel de Fertisolubles en este escándalo? En la negociación de facturas comerciales existen tres involucrados:

  • El emisor de la factura, en este caso Delcorp, que es la empresa que vende su producto o servicio.
  • El aceptante de la negociación, en este caso Fertisolubles, que es la empresa que compró el producto o servicio al emisor.
  • Los inversionistas, que son quienes compran las facturas en el mercado de valores, en este caso el Isspol.

Y, la obligación de pagar a los inversionistas recae en el aceptante, que es Fertisolubles. Aunque, tanto el emisor como el aceptante, tienen una corresponsabilidad de pago ante los inversionistas. 

Es decir, que las dos empresas deben responder por los valores vencidos e impagos ante el Isspol.

Las facturas comerciales son un valor genérico que no tiene garantía ni calificación de riesgo, salvo que la política de inversión de una institución pública así lo establezca.

Las irregularidades en las inversiones del Isspol llevaron a que el Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores (Decevale) fuera intervenido y demandado por abuso de confianza por parte de la Superintendencia de Compañías, el 18 de septiembre de 2020.

Hasta agosto de 2020, Ecuagran y Delcorp tenían papeles impagos por USD 1,1 millones por la sexta emisión de obligaciones de largo plazo realizada por cada una de las empresas.

No se conoce qué monto de las facturas comerciales se encuentra con pagos vencidos porque el Decevale no lo ha informado.

En 2018 Ecuagran y Delcorp empezaron a negociar facturas comerciales en la que cada una actuaba como aceptante de la otra.

Las conexiones

En el mercado de valores hay quienes no se sorprenden frente a los impagos de las facturas negociables de Delcorp y Fertisolubles. ¿Por qué?

Primero porque Fertisolubles se convirtió en aceptante de facturas comerciales con tan solo 10 días de existencia. Aunque en ese entonces nada en la regulación del mercado lo prohibía.

El 28 de mayo de 2019 Fertisolubles se constituyó como sociedad anónima, con un capital de USD 800, y el 7 de junio de 2019 ya actuaba como aceptante en la negociación de siete facturas comerciales de Delcorp, por un monto de USD 3,2 millones.

Otro detalle es que el mayor accionista de Fertisolubles, con el 99,8% de participación del capital, es el mismo Delcorp.

Por último, el 0,2% restante del capital de Fertisolubles lo tiene su gerente general, Gad Goldstein, quien también es presidente ejecutivo de Delcorp, y quien salió del país el 5 de agosto de 2020, rumbo a Miami.

Las reformas llegaron después

Seis meses después de que Fertisolubles empezó a actuar como aceptante en la negociación de facturas comerciales de Delcorp, la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera emitió la Resolución No. 549-2019, que norma a los aceptantes de facturas comerciales negociables en el mercado de valores.

En el artículo 9 de la resolución se establece que solo se admitirán para negociación bursátil las facturas comerciales negociables cuyo aceptante sea:

  • Un emisor inscrito en el Catastro Público del Mercado de Valores.
  • Las compañías que, no siendo emisor inscrito en el Catastro Público del Mercado de Valores, tengan una antigüedad no inferior a un año y mantengan un volumen total de ventas del último ejercicio fiscal no inferior al 30% del techo establecido de ventas para el segmento de las pequeñas empresas, de conformidad con lo establecido en la Codificación de Resoluciones Monetarias Financieras de Valores y Seguros.

Si esa reforma se publicaba seis meses antes, las facturas no se hubieran podido negociar con Fertisolubles.

Aunque, hay quienes consideran que la resolución sí prohibía la negociación de los valores genéricos, porque existe una disposición transitoria que establece que:

Los emisores que actualmente mantengan en circulación facturas comerciales negociables deberán cumplir con las disposiciones contenidas de este capítulo a la siguiente fecha de presentación de información de mantenimiento”, según la resolución publicada el 26 de noviembre de 2019.

Noticias relacionadas