IESS: pensiones aseguradas solo hasta 2053, si el Estado cumple con su aporte

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Dic - 16:02

Las autoridades del IESS en la presentación del estudio actuarial. - Foto: Wilmer Torres

IESS: pensiones aseguradas solo hasta 2053, si el Estado cumple con su aporte

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Dic - 18:53

La situación financiera del Seguro Social es crítica. Era un secreto a voces en Ecuador, pero ahora por fin existe un diagnóstico que pone cifras y perspectivas. Uno de los principales problemas es la dependencia extrema que tiene con el aporte del Estado.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) tiene listo el informe actuarial del Fondo de Invalidez, Vejez y Muerte. Es decir, del fondo que debería garantizar el pago de jubilaciones a los actuales y futuros afiliados.

¿El resultado? En el mejor de lo casos y, si todos los elementos confluyen de manera positiva, ese fondo será sostenible hasta 2053.

Pero, esa estabilidad depende de tres factores:

  • El aporte seguro, obligatorio y en efectivo del 40 % del Estado.
  • Asegurar, al menos, un rendimiento de 6,25% en las inversiones que hace el Banco del IESS.
  • La adopción de medidas estructurales que podrían incluir desde la revisión del aporte de los trabajadores hasta el incremento de los años de trabajo.

El problema sería más grave para el IESS si alguna de estas variables falla. La principal -y cuyo resultado sería catastrófico- es que el Estado deje de aportar del 40% para el pago de pensiones.

En ese caso, dicen los resultados del estudio actuarial, el Seguro (y los afiliados) tendrán problemas desde 2023.

Y, el problema es que el Estado no está cumpliendo como debería. David Ruales, subdirector general del Seguro, dijo que, actualmente, el Estado ha pagado únicamente un 28% del aporte del 40% por pensiones.

Es decir, de USD 1.700 millones que debía pagar en 2019, el Estado solo abonó USD 1.200 millones. Hay un saldo pendiente de 500 millones aproximadamente.

Las posibles medidas

Según las recomendaciones del estudio actuarial que hizo tomando como base el 31 de diciembre de 2018 y proyectando los resultados 40 años, el Seguro debe discutir cinco cosas:

  • La situación legal. La ley vigente no se aplica en su totalidad, falta al menos un reglamento.
  • Debe haber un sistema de financiamiento que obligue al Estado a pagar, de manera obligatoria, su aporte.
  • La creación de incentivos para subir la edad de jubilación: ahora, la edad promedio de jubilación es de 62 años, la propuesta es que se discuta un posible incremento a 64 años pero con una pensión jubilar mayor.
  • Un posible incremento del aporte mensual de los afiliados: actualmente, el aporte mensual es de 10,46% del salario mensual. La propuesta es que el país discuta incrementos pequeños y paulatinos, por ejemplo, de un 0,5% adicional cada cinco años.
  • Coordinación entre el IESS y el BIES. Los auditores, que estuvieron a cargo, del informe actuarial, dicen que debe haber coordinación entre las inversiones que hace el banco con las necesidades financieras del IESS.

Situación actual del fondo

Al 31 de diciembre de 2018, el fondo de pensiones estuvo afectado por la resolución 501 (que cambió la forma distribución los ingresos que provienen de los aportes de los afiliados otorgando más recursos al Fondo de Salud y restando al Fondo de Pensiones) y por la eliminación del aporte del 40% de pensiones por parte del Estado.

Por esas acciones, el IESS realizó desinversiones anuales por USD 1.700 millones, entre 2016 y 2018. Es decir, en ese tiempo hubo una desinversión de USD 5.100 millones.

En el caso de haber continuado con esa tendencia, de que el Estado no entregara el aporte del 40% de pensiones, la crisis del Fondo de Pensiones hubiese reventado en abril de 2019 impidiendo el pago de las pensiones jubilares.

Una vez que la Corte obligó a la restitución del 40% de los aportes, la estabilidad del Fondo de Pensiones se extendió hasta el año 2030.

Desde ese año, hasta 2053 está asegurado el fondo de pensiones. Después, se generará un déficit que, entre 2053 y 2058, ascendería a USD 4.000 millones, según Ramiro Vega, director actuarial de investigación y estadística del IESS.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas