Inversiones privadas en el Puerto de Guayaquil superan los USD 155 millones

Economía

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

26 Oct - 0:04

Con el dragado del canal de acceso del Puerto de Guayaquil, buques más grandes y con más contenedores podrán ingresar a la terminal. - Foto: PRIMICIAS

Inversiones privadas en el Puerto de Guayaquil superan los USD 155 millones

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

26 Oct - 0:04

El dragado del islote Los Goles mejoró el acceso al puerto marítimo, poniendo a Guayaquil a competir con la terminal de Callao en Perú o la de Posorja. Aún se necesitan obras complementarias y que la economía nacional mejore.

Nuevos vientos de inversiones privadas soplan en el Puerto de Guayaquil. Tres dragas de la empresa belga Jan de Nul removieron el islote rocoso Los Goles en nueve meses. 

Con la obra, el canal de acceso al puerto de Guayaquil amplió su profundidad de nueve a 12,5 metros. Esto permitirá que buques más grandes tipo Post Panamax ingresen al puerto guayaquileño.

Hasta la fecha no lo han hecho porque la profundidad no les permitía ingresar y debían alquilaban embarcaciones más pequeñas para transportar la carga. Se espera que con el dragado, las navieras puedan ahorrar estos costos.

El dragado costó más de USD 100 millones y estuvo a cargo de la empresa Jan de Nul. Esta no es la única inversión privada en el puerto.

La terminal portuaria de Guayaquil (TPG), conocida como Trinipuerto, ha destinado USD 35 millones para ampliar el muelle. Trinipuerto empleará más recursos para la compra de grúas super Post Panamax y un nuevo software. 

Por otra parte, Naportec S.A o Bananapuerto, operador portuario de Dole, ha invertido USD 20 millones para mejorar su operación. En total las inversiones privadas suman USD 155 millones en lo que va 2019.

Estamos apostando a tener 50 años más de puerto, los buques crecen más rápido que una terminal, por eso tenemos que estar preparados para el desafío”, afirma Luis Enrique Navas, gerente general de TPG.

La economía no crece al ritmo del puerto 

Sergio Murillo, presidente de la Asociación de Terminales Portuarios Privados del Ecuador (Asotep), asegura que los empresarios del sector están listos para incrementar la operatividad del Puerto de Guayaquil. 

Dice que las inversiones privadas arrancaron hace cinco años, cuando el Municipio de Guayaquil comenzó a hablar del dragado del canal de acceso. 

Pero Javier Moreira, presidente de la Cámara Marítima del Ecuador (Camae), explica que esta inversión privada puede que no sea suficiente. Pide que el sector público siga los pasos de la empresa privada y menciona tres puntos que faltan:

  • La actualización de la carta náutica de Guayaquil. Esto servirá para que las grandes navieras conozcan las nuevas condiciones geográficas de la ciudad. 

  • Construcción del puente sur. Se trata de un viaducto que conecta el sur de la Guayaquil con el cantón Durán, lo que mejoraría el tránsito de la carga. El presidente Lenín Moreno prometió esta obra en octubre de 2017.

  • Mejorar las condiciones económicas del país, especialmente del sector exportador. 

“Estamos duplicando la capacidad del puerto, y al terminar todos los procesos tendremos oportunidad de movilizar 10 millones de TEUS (contenedores de 20 pies), pero la economía nacional no crece al mismo ritmo”, añade Moreira. 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó en su último informe del 15 de octubre que la economía ecuatoriana se contraerá 0,5 % en 2019, tras crecer 1,4 % el año pasado.

Mientras que las exportaciones no petroleras, según el Banco Central, llegaron a USD 8.900 millones entre enero y agosto de 2019. La cifra sigue siendo menor a las importaciones, que en el mismo periodo alcanzaron USD 11.000 millones.

¿Quién es Jan de Nul? 

El propósito de mejorar el canal del puerto es que las embarcaciones saquen de sus rutas al puerto de Callao en Perú e ingresen directamente a Guayaquil.  

Las navieras pagarán una tasa de USD 0,16 por tonelaje de registro bruto (TRB) y el monto servirá para el mantenimiento del canal.

Esta tasa, que se ajustará cada año, será cobrada por la firma Jan de Nul por un lapso de 25 años. El puerto recibe 2.000 buques al año y unos dos millones de contenedores. 

Para operar en el país, Jan de Nul creó la empresa Canal de Guayaquil el año pasado, con un capital de USD 7 millones según consta en la Superintendencia de Compañías. 

Al cierre de 2018, Canal de Guayaquil reportó pérdidas por USD 990.000, debido a que aún no inician las operaciones en el puerto

En 2017, Jan de Nul ejecutó el dragado del Puerto de Manta para el Terminal Portuario de esta ciudad manabita. Ha estado presente con obras en Posorja y en Puerto Bolívar (El Oro). 

Noticias relacionadas