Los pobladores de Buenos Aires no quieren la minería legal ni la ilegal

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

7 Sep - 0:03

Las dos últimas semanas hubo una serie de manifestaciones en las calles de la parroquia La Merced de Buenos Aires, en Imbabura - Foto: Cortesía

Los pobladores de Buenos Aires no quieren la minería legal ni la ilegal

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

7 Sep - 0:03

Los mineros ilegales, agrupados en la empresa Minbuenarsa, buscan administrar y operar la conocida como ‘Ciudad de plástico’, dijo a PRIMICIAS, Luis Valencia, gerente de esa empresa.

Los moradores de la parroquia La Merced de Buenos Aires, en Imbabura, están contra cualquier indicio de actividad minera. Se oponen a que la firma australiana Hanrine Ecuadorian Exploration Andmining S.A., que tiene la concesión minera de la zona, tome el control de su territorio.

Tampoco quieren el ingreso de la empresa Minbuenarsa, que busca la legalización de los mineros ilegales, ni que vuelvan los mineros ilegales que fueron desalojados el 2 de julio de 2019.

El 29 de agosto de 2019 terminó el estado de excepción que regía sobre la zona. Un día después, los pobladores de La Merced de Buenos Aires impidieron que la seguridad privada de Hanrine e integrantes de Minbuenarsa ingresen al sector de las minas.

La idea de la empresa australiana era continuar con la fase de prospección, es decir, trabajo de campo. El ingreso no fue posible, a pesar del resguardo de la Policía Nacional y del Ejército a los mineros.

Más bien, una de las decisiones de los pobladores organizados fue crear su propia vigilancia para evitar que Hanrine y Minbuenarsa ingresen a las minas. No descartan nuevas manifestaciones.

La presidenta de la parroquia La Merced de Buenos Aires, Alexandra Benavides, se mostró más cautelosa y está predispuesta al diálogo.

Reconoció a PRIMICIAS que existe un grupo de ciudadanos que si apoya la extracción del oro, siempre y cuando Hanrine socialice con toda la población lo “qué pretende hacer en Buenos Aires y priorice el uso de mano de obra local”.

Según la dirigente, los acercamientos de Hanrine con la comunidad iniciaron en el estado de excepción. Incluso construyó un campamento cerca de la parroquia, pero todavía no ha podido ingresar por el rechazo de la ciudadanía.

Según el catastro minero de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom), la compañía australiana tiene 14.255 hectáreas en la parroquia La Merced de Buenos Aires, divididas en cuatro concesiones. Todas están en fase de exploración inicial:

  • IMBA 01: 3.891 hectáreas de superficie.
  • IMBA 02: 4.810 hectáreas de superficie.
  • IMBA 05: 4.960 hectáreas de superficie.
  • IMBA 06: 594 hectáreas de superficie.

Álvaro Castillo, gobernador de Imbabura, dijo durante una rueda de prensa desarrollada el 4 de septiembre de 2019, que la ley ampara a Hanrine para que continúe con sus actividades mineras en el sector.

Mineros no ingresarán sin permiso del gobierno

Luis Valencia, gerente de Minbuenarsa, dijo que esa organización ha tenido acercamientos con Hanrine para que la compañía entregue a los mineros, que hasta hace poco realizan la actividad de manera ilegal, la concesión de IMBA 02, lugar que ahora está bajo control de la Policía Nacional y Ejército.

Esa concesión, ubicada a 20 kilómetros de la frontera con Colombia, fue invadida en diciembre de 2017 por grupos armados que querían controlar una veta de oro localizada en el sector conocido como El Lomón.

“La empresa australiana está totalmente de acuerdo en firmar este acuerdo”, dice el gerente de Minbuenarsa. Pero advierte que para su concreción necesitan el visto bueno del gobierno. Mientras no haya un acuerdo, “no ingresarán a la zona minera“.

PRIMICIAS buscó la reacción del subgerente de Hanrine, Ricardo López, quien dijo que no podía contestar porque estaba en reuniones.

Noticias relacionadas