Negociaciones en el mercado de valores crecen en medio de la pandemia

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

3 Ago 2020 - 0:01

Imagen referencial. Emisión de bonos verdes de Banco Pichincha, en diciembre de 2019. - Foto: Cortesía BVQ

Negociaciones en el mercado de valores crecen en medio de la pandemia

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

3 Ago 2020 - 0:01

La falta de liquidez de las empresas en crisis por la emergencia sanitaria de Covid-19 ha sido el disparador de las negociaciones en la Bolsa.

Entre enero y junio de 2020 las negociaciones en el mercado de valores ecuatoriano ascendieron a USD 5.854 millones, es decir un crecimiento de 9,4% frente al mismo período de 2019, cuando llegaron a USD 5.351 millones.

“El sector privado está pasando por problemas de liquidez, necesaria para financiar las operaciones, el capital de trabajo y las nuevas inversiones”, dice en entrevista con PRIMICIAS, Gilberto Pazmiño, presidente de la Bolsa de Valores de Quito (BVQ).

Pazmiño agrega que el crecimiento de las negociaciones demuestra que, en medio de la pandemia, hay inversionistas interesados en ciertos papeles, especialmente aquellos de corto plazo, por la incertidumbre en los mercados.

El presidente de la BVQ prevé que para el segundo semestre de 2020 el comportamiento de las negociaciones en el sector privado se mantendrá.

En el caso del sector público, las negociaciones en el mercado de valores pueden crecer por los anuncios de pagar a proveedores con bonos o Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes). Aunque, “eso dependerá de si “hay compradores o de si el Gobierno acepta estos papeles para los pagos de impuestos, que sería una de las opciones que se está analizando”, dice Pazmiño.

Mayor apetito

Mientras la negociación de titularizaciones ha caído un 75%, por ser un instrumento de largo plazo, las de papel comercial han crecido en USD 9,8 millones o el equivalente a 3% en el primer semestre de 2020, en comparación con enero-junio de 2019.

La titularización es un proceso jurídico que convierte las expectativas de flujo de fondos futuros en títulos negociables hoy.

El papel comercial es un tipo de obligación de corto plazo, que se emite en períodos inferiores a 359 días, y que es revolvente, es decir que se lanza a un plazo establecido y cuando vence ese tiempo se puede volver a emitir, en un periodo máximo de 720 días.

En lo que va del año, 66 empresas han emitido en bolsa, de las cuales 20 lo han hecho con papel comercial.

Algunas de las operaciones más relevantes de papel comercial en los últimos meses han sido las de la empresa de alimentos Pronaca, de la marca Mr. Pollo, por USD 60 millones; y de la compañía comercializadora de medicinas Farmaenlace, a cargo de Farmacias Económicas y Medicity, por USD 20 millones.

En la búsqueda de papeles a corto plazo, otros valores que han resultado atractivos en este tiempo han sido los depósitos a plazo del sector financiero.

Dentro de las negociaciones del sector privado se han tranzado, de forma relevante, certificados de depósitos, pólizas de acumulación y certificados de inversión del sector bancario”, afirma Pazmiño.

Estos valores, también denominados de inscripción genérica, son papeles emitidos, avalados, aceptados o garantizados por entidades del sistema financiero que no tienen un monto de emisión definido. Especialmente se negocian en el mercado secundario.

Otros valores de inscripción genérica son las facturas comerciales negociables.

“El apetito por cada valor depende de la situación del mercado”, explica Pazmiño. Es decir en medio de la pandemia los inversionistas han priorizado los papeles a corto plazo, pero en condiciones normales los de largo plazo también son atractivos porque tienen un mayor rendimiento.

¿Por qué acudir al mercado bursátil?

Pazmiño sostiene que el mercado bursátil resulta interesante por cinco motivos:

  • Diversificación del riesgo

    El mercado de valores tiene un amplio portafolio de tipos de papeles, de distintos sectores económicos, a diferentes plazos y rendimientos. 

    “No se concentran los valores en una sola institución”, dice Pazmiño. 

  • Acceso directo a financiamiento

    Una de las características del mercado de valores es que vincula la necesidad de recursos con la necesidad de ahorro o inversión. 

    Las empresas que buscan liquidez están dispuestas a tener una relación directa con el inversionista, por lo que “se proponen y se reciben tasas más interesantes”, afirma Pazmiño. 

  • Se establecen las condiciones

    La emisión se ajusta a las necesidades y a las posibilidades técnicas reales de la empresa. Es decir que las condiciones de endeudamiento las impone la compañía que necesita financiarse. 

  • Transparencia

    La plataforma en la que se hacen las negociaciones al ser abierta y pública hace que se establezcan los precios por la puja. 

    “Los compradores puede aceptar las propuestas o solicitar que se mejoren las condiciones”, explica Pazmiño. 

  • Asesoramiento

    Las 30 casa de valores, autorizadas por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, son las encargadas de asesorar sobre opciones de financiamiento e inversión en el mercado bursátil. 

    “Las casas de valores orientan sobre las mejores opciones, según el perfil de riesgo y las necesidades del inversionistas”, afirma Pazmiño.  

  • Beneficios tributarios

    Los rendimientos de las inversiones superiores a un año, es decir de largo plazo, están exentos del pago de impuestos, como el de la renta. 

Noticias relacionadas