Negociaciones en el mercado de valores crecen 5% en medio de la crisis

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

1 Jun 2020 - 0:03

Negociaciones en el mercado de valores crecen 5% en medio de la crisis

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

2 Jun 2020 - 8:34

Las facturas y el papel comercial son los dos tipos de títulos que han resultado apetecibles en un momento en el que las empresas necesitan liquidez.

Entre enero y abril de 2020, las operaciones en el mercado de valores ecuatoriano representaron USD 4.170 millones, es decir 5,12% más que en el mismo período del año anterior.

En todo 2019 el monto total negociado fue de USD 11.798 millones, 58% más en comparación con 2018 , según información de la Superintendencia de Compañías.

En medio de la incertidumbre, los valores más apetecibles para los inversionistas son los de renta fija, especialmente los de corto plazo, es decir de menos de un año.

Esto responde a que en este momento “las empresas necesitan financiamiento de capital de trabajo para seguir funcionando con la estructura que tienen. Y para eso sirve el papel comercial y las facturas comerciales negociables”, dice a PRIMICIAS, Fernando Simó, presidente de la Asociación de Casas de Valores (Asocaval).

La renta fija es un tipo de inversión formada por todos los activos financieros en los que el emisor está obligado a realizar pagos en una cantidad y en un período de tiempo previamente establecidos, significa que se garantiza la devolución del capital invertido y una cierta rentabilidad.

En medio de la crisis, el mercado de valores resulta atractivo para las empresas frente a mercados como el privado o el bancario porque “las condiciones de endeudamiento las impone la compañía que necesita financiarse”, explicó Héctor Almeida, gerente legal de la Bolsa de Valores de Quito (BVQ) durante un foro organizado por la Universidad Técnica de Loja.

Papel comercial o facturas

¿Por qué las operaciones de corto plazo se mantienen? Esto responde a dos factores: la cautela de los inversionistas frente a la incertidumbre en los mercados y la necesidad de liquidez de la empresas en medio de la crisis.

Ese es el caso de empresas como Zaimella, dedicada a la comercialización de productos de higiene personal; Fadesa, especializada en envases para productos industriales, farmacéuticos, alimenticios y cosméticos; y Pronaca, dedicada a la producción y distribución de productos alimenticios, que han salido al mercado de valores en busca de recursos para financiar capital de trabajo.

Por ejemplo, el 20 de abril Pronaca emitió papel comercial por USD 60 millones a un plazo de 359 días con cupón cero, se negocian con descuento. El objetivo es destinar los recursos captados a la adquisición de materia prima y al pago de proveedores.

Entre enero y abril de 2020, la Superintendencia de Compañías autorizó operaciones de papel comercial por USD 139 millones, es decir un 76% más que en el mismo período de 2019, cuando se permitieron USD 79 millones.

Otro título que ha crecido en este tiempo son las facturas comerciales. Entre enero y abril de 2020 se negociaron USD 125,6 millones en este tipo de título, 11,6% más que en el mismo período de 2019, cuando se alcanzaron USD 112,4 millones.

Empresas como Extractora Quevepalma, dedicada a la extracción de aceite de palma, han preferido en este tiempo obtener recursos a través de las facturas comerciales.

Pero, ¿de qué depende que una empresa se incline por negociar papel comercial o facturas comerciales? De su tamaño.

“Si una empresa necesita un financiamiento más grande es mejor emitir papel comercial, mientras que para pequeñas y medianas empresas es más fácil y rápido descontar facturas“, afirma Simó.

La crisis exige cambios

La crisis ha dejado dos lecciones al mercado de valores: la necesidad de modernización y mayor participación del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS).

“En este tiempo los procesos se simplificaron y esto debe mantenerse una vez que se regrese a la normalidad, por lo que es crucial la ley de mercado de valores y las reformas tributarias”, sostiene Simó, quien agrega que eso significará dinamismo del mercado y llegada de inversionistas extranjeros.

Un pedido pendiente de los actores del mercado de valores es una mayor participación del BIESS, no solo en la compra de bonos de los jubilados emitidos por el Ministerio de Finanzas, que preside el Comité de Inversiones del banco.

“En la mayoría de países de Latinoamérica los inversionistas que dispararon el crecimiento de los mercados de valores fueron los fondos de pensiones. En Ecuador el BIESS es el único administrador de fondos de pensiones autorizados, que invierte apenas USD 200 millones sin considerar los bonos de los jubilados”.

Fernando Simó, Asocaval

El gerente del Biess, Carlos Troncoso, coincide en la necesidad de una mayor participación del banco en el mercado.

“Urgen reformas que le permitan al Biess desarrollar su autonomía. La regulación actual no permite al banco hacer operaciones de factoring con empresas a través de bolsa o de titularizar cartera“, dijo Troncoso durante una comparecencia en la Comisión de los Derechos de los Trabajadores de la Asamblea, el 29 de mayo.

Noticias relacionadas