¿Pueden oleoductos de Ecuador  transportar un millón de barriles diarios?

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

10 Ago 2021 - 0:05

Foto referencial de una estación de bombeo del oleoducto OCP, en 2019. - Foto: Cortesía OCP.

¿Pueden oleoductos de Ecuador transportar un millón de barriles diarios?

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

10 Ago 2021 - 0:05

El presidente Guillermo Lasso anunció que la meta del Gobierno es aumentar un 10% la producción de petróleo hasta diciembre de 2021.

El Gobierno busca duplicar la producción de petróleo de 492.000 barriles a un millón de barriles en los próximos cuatro años. Para lograrlo, será necesaria una inversión de USD 16.000 millones.

La administración de Lasso colocará esta tarea como la prioridad una vez que haya logrado las metas de su plan de vacunación contra Covid-19. El objetivo es aumentar los ingresos para sacar a la economía de la crisis en la que se encuentra.

Duplicar la producción petrolera requiere de más infraestructura para manejar ese volumen y movilizarlo, lo que implica pensar en oleoductos.

En la actualidad, Ecuador cuenta con dos oleoductos, con una capacidad instalada combinada para transportar 810.000 barriles al día.

Ambos ductos llevan en crudo desde los campos petroleros ubicados en la región Amazónica norte hasta el puerto de Balao, en Esmeraldas, para su exportación, o hasta las refinerías de Esmeraldas y La Libertad para su transformación en combustibles.

El Oleoducto de Crudos Pesados, operado por la empresa privada OCP Ecuador, transporta 160.000 barriles diarios de petróleo. Aunque su capacidad instalada es de 450.000 barriles diarios.

Mapa del recorrido del OCP.

Mapa del recorrido del OCP. Orfaith Rivera/PRIMICIAS

Mientras que el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), de propiedad de la petrolera estatal Petroecuador, opera al 100% de su capacidad de transporte, es decir 360.000 barriles diarios.

Mapa del recorrido del oleoducto SOTE de Petroecuador.

Mapa del recorrido del oleoducto SOTE de Petroecuador. Orfaith Rivera/PRIMICIAS

Ambos oleoductos dan a Ecuador una capacidad instalada de 810.000 barriles diarios, por lo que el país necesitaría de otro oleoducto para transportar el millón de barriles.

Optimizar en lugar de construir 

El 5 de agosto, el presidente Guillermo Lasso reconoció que, para duplicar la producción petrolera en cuatro años, se necesita una fuerte inversión, sin considerar lo que se puede invertir en exploración.

Fuentes cercanas al Gobierno señalan que dentro del plan de acción no está contemplada la construcción de un nuevo oleoducto.

La Coalición Petrolera, un grupo de expertos en la materia que diseñó el plan para duplicar la producción de crudo en Ecuador, indica que no es necesaria la construcción de un nuevo oleoducto.

Bladimir Cerón, presidente de la Coalición Petrolera, dice a PRIMICIAS que el Gobierno necesita optimizar los dos oleoductos para transportar un millón de barriles diarios.

La optimización implica, por ejemplo, ubicar nuevos puntos de bombeo y de reducción de presión para ampliar el volumen de transporte y el uso de químicos (diluyentes) en el flujo de petróleo, lo que permitiría acelerar el transporte del hidrocarburo.

"Para transportar un millón de barriles no se necesita construir un nuevo oleoducto porque tenemos la infraestructura instalada", dice Cerón.

No es tan sencillo

A diferencia de la Coalición Petrolera, el experto y consultor petrolero, Fernando Santos Alvite, asegura que sí sería necesario un nuevo oleoducto, en caso de que Ecuador en efecto duplique su producción petrolera en cuatro años.

Santos advierte que "el SOTE no puede operar a mayor capacidad porque tiene 49 años de vida. Si se lo fuerza esto podría significar su destrucción".

Según sus cálculos, alrededor de USD 2.000 millones se necesitarían para la construcción de un nuevo oleoducto.

Tanto Santos Alvite, como el consultor en temas petroleros en Estados Unidos, Boris Abad, consideran que, aunque la propuesta de duplicar la producción de petróleo en cuatro años es ambiciosa, concretarla es muy complicado.

Por otra parte, asegura que el Gobierno no podrá duplicar la producción en los próximos cuatro años y que solo podría agregar, aproximadamente, 100.000 barriles diarios, al pasar de 492.000 barriles a 592.000 barriles.

Según Santos Alvite, los 100.000 barriles adicionales provendrían de los siguientes campos:

  • 30.000 barriles del campo Ishpingo, del Bloque 43-ITT.
  • 30.000 barriles del campo Sacha, en la provincia de Orellana.
  • 40.000 barriles de los pozos actualmente abandonados de Petroecuador.

Mientras que Abad es más escéptico. El consultor dice que al país le tomó 39 años la perforación de 4.000 pozos para producir y sostener una producción de 500.000 barriles por día.

"Duplicar la producción de petróleo en Ecuador implicaría la perforación de 500 pozos por año, una inversión de USD 22.000 millones y un tiempo de 10 años para llegar a la meta y sostener un millón de barriles diarios".

Aunque hay un mejor escenario para las inversiones en el país, ambos expertos aseguran que los inversionistas no llegarán a raudales porque hay demasiados riesgos, como la oposición de las comunidades a las actividades extractivas.

Subir 10% la producción petrolera

El presidente Lasso anunció que, como parte de la meta de duplicar la producción de petróleo en cuatro años, está previsto aumentar en un 10% la producción de Ecuador, entre agosto y diciembre de 2021.

Tal objetivo significa que la producción de crudo pasaría de 492.000 barriles diarios a 542.000 barriles por día hasta diciembre de 2021.

Lasso, sin embargo, no dio detalles del plan de operaciones para aumentar 10% la producción de petróleo del país en el corto plazo.

"Son metas que nos generarán bienestar, empleo y oportunidades para la pequeña y mediana empresa", dijo el Mandatario.

Por su parte, el secretario General de Comunicación del Gobierno, Eduardo Bonilla, explica a PRIMICIAS que duplicar la producción de petróleo, a un costo de USD 16.000 millones, atraería inversión privada, extranjera y nacional.

"Solo con la inversión se podrán garantizar la infraestructura y la tecnología que necesitamos, no solo para alcanzar la meta que nos hemos propuesto sino también para hacerlo de una forma racional y sostenible", dice Bonilla.

Además de mejorar los ingresos del Estado, el Gobierno ha dicho que un porcentaje de los ingresos petroleros será destinado para combatir la desnutrición crónica infantil.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas