La producción petrolera de Ecuador se ha reducido en 58%

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

30 Abr - 0:05

Técnicos trabajan en la reparación del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), en el sector San Rafael, el 13 de abril de 2020. - Foto: Petroecuador

La producción petrolera de Ecuador se ha reducido en 58%

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

30 Abr - 0:05

La producción petrolera de Ecuador se ha derrumbado de 537.377 barriles diarios en el primer trimestre de 2020 a un promedio de 225.242 barriles en los 28 primeros días de abril.

Esta caída de 58% es consecuencia de la rotura del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) y del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), ocurrida la tarde del 7 de abril, en la zona de San Rafael, en el límite entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos.

Ambos ductos se rompieron por efecto de un deslizamiento de tierra de grandes proporciones en las márgenes del río Coca, por un fenómeno de erosión regresiva.

El peor día para la producción fue el lunes 27 de abril, cuando la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH) registró apenas 71.352 barriles.

Para este año el Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Energía han previsto una producción promedio de 533.700 barriles diarios, es decir, 6.300 barriles diarios más que en 2019.

Una meta conservadora comparada con la original, que era incrementar la producción en 21.000 barriles diarios en 2020 frente a 2019.

Precio se recupera lentamente

El precio promedio esperado para la exportación de cada barril fue calculado en USD 51,30 en el Presupuesto General del Estado, pero ahora el país espera un escenario de precios cercano a los USD 24,1 por barril.

En ese rango de precio, y si se cumple la meta de producción, el ingreso por exportaciones de petróleo crudo caería de USD 7.731 millones en 2019 a USD 3.246 millones en 2020.

Aunque el precio internacional del petróleo se ha recuperado desde que comenzó su caída libre a mediados de marzo, los expertos duda que vuelva pronto a los USD 60 por barril en los que estaban antes de que se desatara la crisis del coronavirus.

El 29 de abril el WTI ganó un 22% o el equivalente a USD 2,72 para cerrar la jornada a USD 15,06 por barril tras un desplome de un 27% en los primeros dos días de la semana.

Para aliviar la creciente oferta de petróleo, los principales países productores de crudo han acordado reducir el bombeo en casi 10 millones de barriles diarios.

“Mientras veamos que la economía reabre, no veremos bajas como hace una semana”, dijo Gene McGillian, vicepresidente de investigación de mercado de Tradition Energy. “Pero será difícil que los mercados regresen a los días previos a la crisis”, advirtió el experto a Reuters.

Reparar lo dañado

Mientras tanto Ecuador intenta reparar su dañada infraestructura de transporte y refinación de petróleo.

Desde el 15 de abril el oleoducto OCP, que tiene capacidad para transportar 450.000 barriles pero que antes de la rotura estaba moviendo un promedio de 180.000 barriles diarios, ha llegado a un acuerdo para continuar con el bombeo.

El convenio con la petrolera estatal Petroamazonas y la petrolera privada PlusPetrol, le permite a OCP transportar desde el 15 de abril 15.000 barriles diarios de crudo para exportación, desde la estación Sardinas, situada en el Valle de Quijos, en Napo, hasta el terminal marítimo de Balao en Esmeraldas.

OCP informó que el crudo es recibido a través de la conexión existente en la estación Sardinas, con los bloques 10 y 21 operados por PlusPetrol y Petroamazonas, respectivamente.

Esta conexión existe desde la construcción de OCP y “se ha logrado concretar la iniciativa que permitirá que estos dos bloques no paralicen su operación”, informó OCP Ecuador.

OCP Ecuador ha anunciado que construye una variante de alrededor de 1.700 metros para retomar el transporte de crudo tipo Napo.

“Hemos decidido reemplazar la tubería afectada y estamos realizando todo el esfuerzo para restablecer el servicio.”, explicó Roberto Grijalva, Gerente de Operaciones de OCP.

Por su parte, la petrolera estatal Petroecuador, dueña del SOTE, construye una variante de 1,75 kilómetros para reparar el ducto y retomar el transporte de crudo Oriente desde los bloques petroleros en la Amazonía hasta Balao.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas