Profesionales se convierten en repartidores por la crisis económica

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

5 Sep 2020 - 0:05

Un repartidor de la plataforma Picker, en Ecuador, en 2020. - Foto: Cortesía Picker

Profesionales se convierten en repartidores por la crisis económica

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

5 Sep 2020 - 9:22

En Ecuador, muchos profesionales han tenido que dejar sus empleos y han migrado hacia las aplicaciones de entrega a domicilio como salida frente al desempleo.

Ingenieros en sistemas, economistas, profesores universitarios, contadores, electricistas, plomeros, bomberos y hasta ex policías han tenido que dejar sus profesiones para trabajar en los servicios de entrega a domicilio.

Más de 640.000 personas han perdido su empleo en un año, entre junio de 2019 y el mismo mes de 2020, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

¿El motivo? La crisis económica que ya arrastraba el país y que se ahondó con la pandemia de Covid-19.

Wilson Zambrano, quien tiene 14 años en el sector textil, es una de las personas que encontró una fuente de ingresos trabajando en una plataforma de entrega a domicilio en Guayaquil.

Con las entregas a domicilio ha podido sostener los ingresos de su hogar, conformado por su esposa y sus dos hijos, afirma Zambrano.

Apenas 1,2 millones de personas tenían un empleo adecuado en junio de 2020 en el país, según el INEC.

El fenómeno de migración laboral también lo experimentaron los taxistas que, al no tener a quién transportar, por las medidas de distanciamiento social, empezaron a trabajar con las aplicaciones de entrega a domicilio.

“Las plataformas y aplicaciones de entregas se han convertido en una alternativa para las personas que perdieron su empleo o cuyos sus ingresos disminuyeron por la crisis”, afirma Juan Daniel Nebel, gerente general de la plataforma ecuatoriana de logística y entrega a domicilio Picker.

Reinserción laboral

La información sobre los profesionales que trabajan en entregas a domicilio la obtuvo Picker, que ha podido medir la situación del mercado laboral en el país.

Durante la pandemia la empresa registró un crecimiento de 329% en su flota, al pasar de 700 repartidores a 3.000. Esto se debió a que las operaciones crecieron 400%, por la aceleración del comercio electrónico.

En ese contexto, la plataforma realizó una encuesta para conocer las profesiones de sus repartidores. Lo hizo en un trabajo conjunto con la multinacional de bebidas Pepsi y la embotelladora Tesalia, como parte de su campaña Real Skills (Habilidades verdaderas).

Hace un mes las empresas crearon una funcionalidad en la plataforma de Picker para que los clientes puedan conocer las profesiones o emprendimientos de los repartidores y los contacten en caso de necesitar sus servicios.

Queremos reactivar la economía, pero no solo la del país, sino la de los hogares, que ha sido muy golpeada por la crisis”, dice Vanessa Uscocovich, gerente de marca de Pepsi.

Según el Banco Central, el consumo de los hogares se contrajo 0,6% en el primer trimestre de 2020.

Freddy Vásquez, quien es contador y cocinero, es uno de los repartidores que se ha beneficiado con la iniciativa.

“Comencé a trabajar en Picker porque necesitaba un ingreso adicional para sostener a mi familia“, dice Vásquez, y agrega que gracias al proyecto una persona lo contactó para repartir alimentos en un bautizo en Guayaquil.

Andrés Blanco, quien es técnico automotriz y técnico eléctrico, es otro de los repartidores que ya ha sido contratado para hacer trabajos relacionados con sus áreas de experiencia.

“Ya me han contactado dos personas y quedaron muy satisfechas con los trabajos. Espero que más clientes soliciten mis servicios“, dice Blanco.

Derechos laborales

Con el incremento de repartidores en Ecuador ha resurgido el debate sobre los derechos laborales de estos trabajadores.

El 24 de agosto de 2020, un grupo de repartidores de diferentes aplicaciones realizó una manifestación que recorrió desde la Plataforma Financiera, al norte de Quito, hasta la Asamblea Nacional.

Los repartidores reclamaban por un pago justo y mayor seguridad sanitaria para realizar las entregas.

Uno de los pedidos puntuales era la restitución de la tarifa base de USD 1,30 de kilometraje con la que trabajaron hasta noviembre de 2019.

Al ser consultado sobre la relación laboral entre los repartidores y Picker, Nebel explica que su situación es distinta a la de otras plataformas o aplicaciones.

“Los repartidores compran una especie de saldo para hacer pedidos. Los repartidores no son proveedores, no son empleados, son clientes“, afirma Nebel.

Noticias relacionadas