El sector de la construcción espera un ‘salvavidas’ en 2020

Economía

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

9 Jan 2020 - 0:01

Un trabajador de la construcción, el 8 de enero de 2020. - Foto: Cortesía

El sector de la construcción espera un ‘salvavidas’ en 2020

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

9 Jan 2020 - 0:01

Promotores y constructores ponen sus esperanzas en un simplificación de trámites. Hasta ahora, dicen, no se ha concretado la reducción de la tasa de interés en los préstamos hipotecarios.

La construcción es el sector que más decrece en Ecuador, según el análisis sectorial del Banco Central (BCE). El retroceso en el tercer trimestre de 2019 fue de 4,9%, mientras que el crédito inmobiliario bajó 28,5%.

Carlos Repetto, presidente de la Cámara de la Construcción de Guayaquil, explica que la caída de la inversión pública afectó al sector y eso se trasladó, en efecto cascada, desde el Gobierno central a los municipios.

A eso, él añade el temor del consumidor a perder su empleo.

Esperábamos muchísimo del programa Casa para Todos. El ofrecimiento era 320.000 unidades, hoy llegan entre 35.000 y 45.000 unidades entre todos los años”, critica.

El Gobierno ancla sus esperanzas en impulsar la vivienda social, aquella que cuesta hasta USD 90.000.

Acciones gubernamentales

El ministro de Vivienda, Guido Macchiavello, asegura que se implementaron todas las políticas posibles. “Hemos hecho un esfuerzo para tener los productos que cualquier promotor pueda soñar”, dice.

El ministro se refiere a un fideicomiso con recursos de BID que tiene como objetivo bajar la tasa de interés anual del 15% al 4.99% en el crédito hipotecario.

El programa no despegó en 2019.

El último día del año, en el Registro Oficial, se publicó una reforma al reglamento para facilitar el acceso a este crédito.

Ahora, Macchiavello quiere socializar los beneficios de una baja en las tasas de interés del crédito hipotecario y superar la desconfianza entre los constructores y promotores.

Promotores esperanzados

Jaime Rumbea, presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Vivienda del Ecuador (Apive), reconoce que el país tiene las mejores condiciones de acceso al crédito de su historia. Incluso de la región.

Para poner en marcha el tren, afirma, es necesario superar lo que él llama inercia. En 2019, dijo, hubo un descenso en el número de viviendas reservadas.

Aún hay incertidumbre en el mercado, dice, por conocer cuánto invertirá este año el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS) en préstamos hipotecarios.

“2020 debe ser el año en el que no debemos ver más ralentización, que no se siga frenando el sector”, advierte.

Por eso, pide comunicar de manera masiva las ventajas actuales de acceder al crédito, pese a las adversidades económicas.

Trámites

Repetto es pesimista. Lamenta el tiempo perdido y critica el engorroso trámite para acceder al crédito.

“Entre los requisitos generales está que el diseño construcción de vivienda cumpla las normas INEN. Vas a esas normas y son decenas de páginas”, asegura.

Por eso dice que a los promotores solo debe condicionárseles el tamaño y el costo de la vivienda, para que el proceso sea más fluido.

Macchiavello asegura que ya tiene 50 proyectos habitacionales a escala nacional, aprobados. Y tiene 20 más en carpeta. Con eso, espera que se reactive el sector.

Noticias relacionadas