Trabajadores ‘estafan’ a Petroecuador y cobran seguro

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

12 Feb - 0:03

Imagen referencial de un trabajador en los talleres de Calderería y Soldadura de la Refinería Esmeraldas. - Foto: Petroecuador

Trabajadores ‘estafan’ a Petroecuador y cobran seguro

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

12 Feb - 10:12

Desde 2017, 34 trabajadores de la petrolera estatal montaron un sistema -que incluía la falsificación de certificados de salud- para cobrar el seguro por incapacidad parcial. Casi un millón de dólares estaba en juego.

La petrolera estatal, acosada por una infinidad de casos de corrupción, tiene que cuidarse también de un grupo de trabajadores que montó un esquema de falsificación de documentos para beneficiarse del pago del seguro médico por supuestos problemas de audición.

Seguros Sucre S.A., encargada de la cobertura de salud de los trabajadores y empleados, reportó las novedades el 7 de enero, según un informe al que PRIMICIAS tuvo acceso.

El reporte dice que “se hallaron inconsistencias en los datos de los certificados médicos, como lugares de emisión, fechas y personas“.

Así que Petroecuador y la aseguradora se pusieron en la tarea de buscar los centros de salud y a los médicos que supuestamente validaron los reclamos hechos por 34 trabajadores quienes, en total, pedían un pago por cobertura del seguro de USD 922.500.

De ellos, hasta ahora, solo 21 casos han sido pagados: eso representó USD 585.000. Los demás están pendientes o han sido negados.

¿Qué dijeron los médicos?

Los médicos cuyos certificados habrían sido falsificados por los trabajadores que alegaban problemas de audición trabajan en hospitales de Quevedo, Santo Domingo e incluso de Colombia.

PRIMICIAS se reserva la publicación de los nombres de los médicos afectados.

  • Hospital Gustavo Domínguez, Santo Domingo

    22 trabajadores que querían cobrar el seguro por incapacidad presentaron un certificado firmado por un Terapista de Lenguaje y Auditivo de esa casa de salud.

    De ellos, 14 cobraron USD 357.000, cinco fueron negados y tres están pendientes.

    El médico, sin embargo, dijo que esos trabajadores “no son pacientes, no poseen historia clínica, ni fueron atendidos en el Área de Terapia de Lenguaje“.

    La gerente del hospital aseguró, además, que ninguno de los trabajadores consta como paciente “en los registros de la entidad”,

  • Hospital Sagrados Corazones de Jesús, Quevedo

    10 trabajadores presentaron certificados de esta casa de salud. Seis cobraron USD 153.000. Un caso de reclamo está pendiente y tres fueron negados.

    El hospital le dijo a Petroecuador y a Seguros Sucre S.A. que no hay registros de los trabajadores que hacían el reclamo. Es más, en esta casa de salud “ni siquiera existe el área de audiometría”.

    Uno de los médicos que, supuestamente, firmó los certificados que sirvieron de base para los reclamos ni siquiera vive en Ecuador. “Me encuentro en la ciudad de Bogotá (…) por lo que claramente se trata de una suplantación de identidad y registro profesional”, dijo.

  • Otros casos

    Petroecuador y Seguros Sucre también tramitaron certificados del IESS, con carnet emitido por el ministerio de Salud.

    El tercer médico que dio su reporte dijo, como sus colegas, que nunca atendió a los trabajadores de la petrolera. Y dio un dato:

    Los exámenes utilizados tienen igual resultado y son copias adulteradas del examen realizado el 14 de marzo de 2019, a las 17:53 al señor xxx, paciente de 65 años“, informó.

Las alertas previas

Según el informe del caso, Petroecuador tiene un 8,41% de trabajadores con algún tipo de discapacidad auditiva. El porcentaje empezó a subir desde junio de 2017.

La empresa dice que, en seis ocasiones pidió al ministerio de Salud, “revise si la calificación como personas con discapacidad cumplió con el debido proceso“.

Y, en cinco ocasiones, Salud respondió pero, dice Petroecuador, “en las respuestas no constan novedades similares a las informadas”.

Por eso es que los trabajadores que habrían cobrado el seguro por incapacidad parcial tenían certificados con los logos, sellos, validaciones y certificaciones de servidores del Ministerio de Salud, el IESS y del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis).

Los diagnósticos

Los 34 trabajadores de quienes se sospecha usaron certificados falsos para acceder al seguro tenían tres diagnósticos relacionados con hipoacusia (deficiencia registrada en la capacidad para percibir los sonidos en su intensidad habitual):

  • Nuerosensorial Bilateral
  • Conductiva Bilateral
  • Mixta conductiva y neurosensorial

Los montos de cada uno de los reclamos van desde los USD 23.000 hasta los USD 33.000. Excepto uno cuyo diagnóstico fue doble: trastorno bipolar e hipoacusia: el seguro le pagó USD 40.000.

Al final, Petroecuador no puede saber con exactitud si estos trabajadores tienen o no algún tipo de discapacidad y ha iniciado 24 procesos disciplinarios ante la Inspectoría de Trabajo de Esmeraldas para dar por terminada la relación laboral.

Y, para curarse en sano, informó del caso a la Presidencia de la República, Ministerio de Energía, la Fiscalía General, la Contraloría, la Secretaría Anticorrupción, el Ministerio de Trabajo y al Servicio de Rentas Internas (SRI).

Noticias relacionadas