Por el Mundial de Catar, la venta de televisores subirá 48% en 2022

Economía

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

22 May 2022 - 0:05

Venta de televisores en el Megamaxi, del Quicentro Sur de Quito, el 20 de mayo de 2022. - Foto: Redacción Primicias

Por el Mundial de Catar, la venta de televisores subirá 48% en 2022

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

2 Jun 2022 - 18:18

Las empresas ensambladoras de televisores prevén un aumento de la demanda en el segundo semestre. El sector opera a tope para atender los pedidos.

El mercado de televisores proyecta vender 1,2 millones de aparatos en 2022, empujados por el Mundial de Fútbol de Catar.

Frente a 2021, el incremento es de 48% y de 36% con relación a 2019, año de la prepandemia de Covid-19, según Asociación de Ensambladores de Televisores y Fabricantes de Tarjetas Electrónicas.

“La demanda de televisores usualmente sube cuando hay mundial de fútbol. Las expectativas son altas“, dice Juan Carlos Vega, vicepresidente del gremio y presidente de las empresas ensambladoras MP3 y Tarpug.

Otra razón que hace creer que 2022 será un buen año para el mercado de televisores es que el Mundial de Fútbol de Catar se hará por primera vez en la historia en noviembre.

Es decir, el campeonato mundialista será un impulso adicional en las temporadas de mayores ventas para el sector comercial, como son Black Friday y Navidad, añade Vega.

Además, según Vega, el televisor se ha vuelto como “el celular”: cada miembro de la familia quiere tener uno para ver lo que le interesa.

Un inicio lento

El sector de electrodomésticos registró ventas por USD 181 millones entre enero y marzo de 2022; esto es, USD 11 millones más que 2021, pero aún lejos de los niveles de 2019, año de la prepandemia de Covid-19.

Entre enero y marzo de 2019, las ventas de electrodomésticos representaron USD 207 millones. Los televisores pensan 40% en la facturación de esos almacenes.

Pero Santiago León, presidente de la Asociación de Almacenes de Electrodomésticos del Ecuador (Asedelec), cree que el consumidor ha diferido la compra de televisores para el segundo semestre de 2022 debido a que los encuentros mundialistas de fútbol se desarrollarán en noviembre.

En términos de empleo, el sector también siente una reducción. Mientras en 2019, los almacenes empleaban 30.000 personas, la cifra cayó a 25.000 trabajadores en 2022.

Las razones de esa caída están en una reducción del consumo de los hogares durante la pandemia de Covid-19 y en la fuerte carga arancelaria que tienen los electrodomésticos.

“Es un sector que todavía no se termina de recuperar, pero hay expectativas de reactivación en 2022”, explica León.

Industria enciende motores

Para abastecer esa demanda esperada en el segundo semestre de 2022, las empresas ensambladoras de televisores del país realizaron las importaciones de partes y piezas desde febrero de 2022 e iniciaron producción al 100% de su capacidad en mayo.

Las compras del exterior se hicieron con tiempo, según la Asociación de Ensambladores de Televisores, para evitar que la crisis logística provoque retrasos en la llegada de insumos.

La industria local de ensamblaje tiene una participación del 80% en la venta de televisores del mercado ecuatoriano. El 20% restante corresponde a mercadería importada.

La gran apuesta de la industria local es la producción de televisores gigantes. Por ejemplo, Tarpug lanzará el primer aparato de 86 pulgadas ensamblado en Ecuador.

Carga tributaria

León explica que los televisores tienen una fuerte carga arancelaria, que llega hasta el 70% sobre el valor del producto.

Eso ocurre porque estos aparatos tienen un arancel fijo del 5% y uno específico en dólares, según el tamaño del televisor, que va de entre USD 73,11 (32 pulgadas) a USD 158,14 (75 pulgadas).

Si la carga se redujera al 5%, el empleo en el sector se reactivaría, dice León.

En cambio, la industria local dice que no es competitiva debido al Impuesto a la Salida de Divisas (ISD), que grava a los insumos que requiere para el ensamblaje de televisores.

Tarpug, por ejemplo, ha optado por hacer el desarrollo tecnológico de los productos en Ecuador y maquilar televisores en China, que luego exporta a países de Centro América, Perú, Uruguay y Bolivia.

De esta manera, esta empresa cuencana exportó 38.000 televisores en 2021 y prevé alcanzar los 150.000 aparatos en 2022.

Noticias relacionadas