“A mi lindo Ecuador”, la canción que se volvió el segundo himno patrio

El Chat

Autor:

Fátima Cárdenas

Actualizada:

9 Dic 2022 - 5:24

Rubén Barba es el compositor de "A mi lindo Ecuador" - Foto: Juan Reyes

“A mi lindo Ecuador”, la canción que se volvió el segundo himno patrio

Autor:

Fátima Cárdenas

Actualizada:

9 Dic 2022 - 5:24

Rubén Barba compuso la canción “A mi lindo Ecuador” para el gran amor de su vida: Mariana Rivadeneira. El tiempo y las circunstancias convirtieron a esta pieza en el segundo himno patrio.

Esta nota está basada en el artículo “La canción que atrapó a un país es en realidad un conjuro de amor”, de Javier López Narváez, publicado en Revista Mundo Diners, diciembre.

El rock and roll llegó a Ecuador a finales de los cincuenta, y su primer ícono juvenil fue Rubén Barba. Pero, su carrera musical estuvo cruzada por una historia de amor que lo llevó a componer “A mi lindo Ecuador”.

La inspiración de este conjuro de amor es Mariana Rivadeneira. En la actualidad, ella no habla mucho y en su rostro se puede leer con certeza el paso del tiempo.

Aunque a veces le cuesta recordar, su memoria es nítida cuando evoca el día en que conoció a Rubén. “Pasaba por la plaza del Teatro. Yo tenía ahí la casa de mis tías… guaguas les dije”. Entonces, él tenía 14 años, ella, 13.

Al terminar la frase sonríe sin malicia. Rubén se sienta junto a ella. La mira. Le toma las manos. Le habla: “Qué le gustó de mí, ahora sí declare”. Se emociona.

¿Acaso ese Rubén adolescente supo que se habría de casar con la niña que pasó frente a sus ojos en la plaza del Teatro? ¿Habría siquiera rozado la idea de que hoy, casi setenta años después, todavía estaría besándole las manos en la sala de su casa?

Si no era por mi mujer, no habría canción.

Rubén Barba

El ‘himno’ de Ecuador

Mariana Rivadeneira es la menor de tres hermanas. A principios de los sesenta sus padres la enviaron a estudiar Decoración de interiores en Chicago, Estados Unidos, por dos años.

De hecho, la mantuvieron allí dos años más para alejarla del novio, cuyo nombre ya empezaba a sonar como revelación musical.

Portada del disco con la canción

Portada del disco con la canción “A mi Lindo Ecuador”, escrita por Rubén Barba. Archivo Revista Mundo Diners

Rubén empezaba a sonar fuerte en las radios. La fama le trajo bohemia, alcohol, mujeres.

Pero él no olvidaba a Mariana. Con ella mantuvo correspondencia y en una de las cartas le compartió la letra de “A mi lindo Ecuador”:

“Tu ilusión siempre tiene que ser

el volver a tu nido de amor

donde tu corazón dejarás

para siempre vivir feliz cantando esta canción.

Y mañana, y mañana recordarás

todo este inmenso cielo azul

que un día cobijó ese amor,

ese amor que tienes aquí,

y querrás regresar al fin a tu lindo Ecuador”.

Conjuro de amor

La letra de “A mi lindo Ecuador” ha pasado por varios arreglos. Al revisar la versión original da la impresión de estar leyendo un conjuro de amor.  

De ser así, el conjuro surtió efecto: Mariana Rivadeneira regresó en 1967 para casarse con Rubén Barba. Un año después nació su hija Mónica, y al siguiente su hija Patricia.

En el 72 Rubén Barba dejó la música. 

Hoy, a sus ochenta años, afirma que ha alcanzado la paz en su vida:

“Tengo una jorga de viejos jubilados. Siempre nos reunimos en el Quicentro a reírnos de la vida. De diez y media a doce estoy despachando ahí: cualquier consejo de amor se atiende sin costo. Luego salimos por la tarde con mi mujer a caminar. Nos llevamos tan bien, como si tuviéramos quince años”, revela.

Noticias relacionadas