Ecuador sospecha que hubo tráfico de ‘paquetes estudiantiles’ a Ucrania

En Exclusiva

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

5 Abr 2022 - 6:41

Ecuador sospecha que hubo tráfico de ‘paquetes estudiantiles’ a Ucrania

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

5 Abr 2022 - 15:33

La crisis desatada por la invasión de Rusia a Ucrania dejó al descubierto una inusualmente masiva presencia de estudiantes ecuatorianos en Ucrania, muchos de ellos no tenían pasaporte.

Nota actualizada con información de la Fiscalía, el 5 de abril de 2022, a las 15:25.

Entre los miles de estudiantes de 158 países que vivían en Ucrania antes de la invasión rusa, desatada en febrero de 2022, había centenares de ecuatorianos.

El rescate de los ecuatorianos que vivían ahí, además de haber sido una tarea compleja para la Cancillería de Ecuador, dejó abiertas muchas preguntas.

Según los registros de esa Cartera de Estado, el 85% de los 913 ecuatorianos que vivían en Ucrania eran estudiantes y 15% eran residentes.

Pese a ello, apenas el 41% de los que se declararon estudiantes, y que retornaron a Ecuador en vuelos humanitarios y comerciales, se ha inscrito en la lista del gobierno para continuar con sus estudios aquí.

En la Secretaría de Educación Superior (Senescyt) solo se han registrado 319 estudiantes, con el objetivo de obtener ayuda gubernamental.

La Senescyt ha ofrecido reubicar a los estudiantes en universidades ecuatorianas. El secretario Alejandro Ribadeneira dijo a PRIMICIAS que el Estado asumiría esos gastos, al tratarse de una población en situación de vulnerabilidad, por haber sido desplazados por un conflicto bélico.

Sin embargo, las cifras de la misma Senecyt muestran que el 59% de los estudiantes que regresó a Ecuador no tiene previsto tomar esa opción para continuar con sus estudios.

Qué hacían en Ucrania

La crisis bélica puso al descubierto que los ecuatorianos representaban el mayor número de latinoamericanos en Ucrania, cuatro de cada 10, pese a que Ecuador es un país con una población pequeña, comparado con México, Brasil, Colombia, Perú, Venezuela y Chile, por ejemplo.

El mismo canciller Juan Carlos Holguín dijo, el 14 de marzo, que se trataba de una cifra inusual.

Ucrania también subió en 2020 al lugar número 13 en la lista de países a los que los ecuatorianos enviaban más dinero, USD 2,2 millones de remesas. El año previo, antes de la pandemia, la cifra alcanzó los USD 1,4 millones.

En medio de la crisis, hubo otros factores que causaron sorpresa: había estudiantes que no querían regresar a Ecuador, ninguno era becario del Estado y muchas familias tenían deudas en las que incurrieron para enviar a sus hijos a ese país.

La operación de rescate dirigida por Cancillería concluyó con el regreso a Ecuador de 655 personas de las 913 listadas.

De ellos, 213 no tenían pasaporte, para lo cual hubo que expedirles documentos de viaje en tiempo récord. ¿Dónde estaban los pasaportes con los que salieron de Ecuador?

"Alrededor de un 10% se encontraban con sus pasaportes caducados o no los tenían con ellos", informó Holguín.

El canciller mencionó que en Ucrania presuntamente algunas universidades se quedaban con los documentos, otros tenían las tarjetas de residencia fuera de vigencia y también hubo quienes, en la premura por salir, olvidaron sus documentos.

Extraños patrones

Con el paso de los días y los reclamos de las familias en Ecuador, así como el cruce de los estudiantes por las fronteras de Ucrania, la Cancillería fue identificando algunos patrones llamativos.

Por ejemplo, la mayoría de estudiantes indocumentados había viajado contratando los servicios de una empresa intermediaria.

Y, de la misma manera, en la mayoría de casos, estas empresas no habían cumplido lo estipulado en los contratos.

Por ejemplo, las tarjetas de residencia temporal tenían duraciones mucho menores a las ofrecidas.

El 10 de marzo, el viceministro de Movilidad Humana, Luis Vayas, quien se trasladó a Polonia para atender la emergencia, se dio cuenta de que algo raro sucedía: había una "venta de paquetes estudiantiles, una especie de tráfico, que aún no están claros", dijo.

La Cancillería solicitó a la Fiscalía que investigue el fenómeno. Y la entidad confirmó a PRIMICIAS que ya inició una investigación previa. Sin embargo, el proceso es aún reservado en esta fase, por lo que no se puede acceder a los detalles.

El canciller Juan Carlos Holguín se reunió con familiares de estudiantes residentes en Ucrania, el 27 de febrero de 2022.

El canciller Juan Carlos Holguín se reunió con familiares de estudiantes residentes en Ucrania, el 27 de febrero de 2022. 

Ya en Quito, el embajador Vayas reconoce que les tomó por sorpresa la cantidad de ecuatorianos que no tenían pasaporte.

Inicialmente, se habían expedido 31 documentos de emergencia, una cifra normal, afirma, pero el número continuó creciendo.

"Aquí ya nos dijeron los padres que existían unas supuestas empresas, que les vendían paquetes estudiantiles y les ofrecían cosas que no se habrían cumplido, como cursos de idiomas, hospedajes", agrega.

El movimiento descubierto por la Cancillería, durante la atención de la crisis, deja entrever que este negocio movía estudiantes en grupos de 100 y 120 personas hasta tres veces por año.

¿Coyotes académicos?

Pero el mayor problema apareció cuando los mismos familiares informaron que algunas de estas empresas le habían retenido los pasaportes a los estudiantes.

Entre las empresas que ofrecen 'el servicio', incluso hay una que no tiene sede en Ecuador sino en Panamá.

Estamos hablando de que un 25% de ecuatorianos no tenían pasaporte.

Luis Vayas, viceministro de Movilidad Humana

La promoción a través de estas empresas era importante, relata Vayas, y recuerda que entre los testimonios escuchó que algunas de ellas ofrecían conseguir trabajo a los ecuatorianos en Ucrania, como una posibilidad para permanecer allí indefinidamente.

Aquí entra otra pieza del rompecabezas, a los diplomáticos ecuatorianos que organizaron el operativo de rescate de los ecuatorianos les llamó la atención la enorme cantidad de mascotas que tenían.

En los vuelos humanitarios llegaron unos 88 animales de compañía.

A esto se suma que durante la evacuación hubo casos en que los estudiantes se negaban a regresar, aparentemente porque en Ucrania tenían algún tipo de ingreso.

Otros preferían costear sus propios gastos para buscar 'mejores' opciones que la ayuda humanitaria del Estado o decidieron no viajar en los primeros vuelos porque necesitaban tiempo para hacer compras.

Aunque el embajador Vayas no puede confirmar lo que sucedía con los ecuatorianos en Ucrania, coincide en que muchos viajaron para establecer allá su proyecto de vida.

Algo que se refleja, por ejemplo, en la cantidad de mascotas, algunas fueron llevadas a Ucrania por sus dueños desde Ecuador, especialmente los gatos.

Mala reputación

El éxodo de estudiantes internacionales, ocasionado por el ataque de Rusia, muestra la intensa actividad universitaria que se registraba en Ucrania.

Según los cálculos del Ministerio de Educación, a finales de 2020, los estudiantes extranjeros matriculados hasta ese entonces significaban unos USD 600 millones en ingresos para Ucrania.

No solo había un alto número de ecuatorianos, sino también de estudiantes procedentes de países como India, Marruecos y Azerbaiyán.

Las universidades ucranianas son vistas como una puerta de entrada al mercado laboral europeo, pues ofrecen precios asequibles (con matrículas de entre USD 1.200 y USD 5.000), sin exámenes de ingreso ni necesidad de suficiencia en el idioma, con fáciles requisitos de visa y la posibilidad de una residencia permanente.

Un estudiante internacional gasta entre USD 6.000 y USD 8.000 al año en tasas de matrícula y costos de vida.

Centro Estatal de Ucrania para Estudiantes Internacionales

Pero el sistema de educación superior de Ucrania dista mucho de ser prestigioso, salvo excepciones.

El Banco Mundial señala que la enseñanza y el aprendizaje en las universidades ucranianas muchas veces se sostenía "con contenidos obsoletos que no se ajustan a las necesidades de los estudiantes modernos o a las nuevas tendencias, investigaciones o tecnologías".

El informe del Banco Mundial de 2019 señala también el problema de la corrupción en la educación superior, "que incluye un desprecio masivo por la integridad académica y una alta tolerancia por las violaciones académicas".

Y advierte que, al menos, entre el 25% y el 30% de los estudiantes se han involucrado directamente en mala conducta académica o sobornos.

Una investigación académica de 2017, de 'International Higher Education', revela que 48% de los estudiantes en las universidades de Lviv habían pagado sobornos para mejorar calificaciones o aumentar su récord de asistencia.

El 95% de los encuestados admitió haber hecho trampa en sus exámenes, ya fuera comprando las pruebas o las respuestas con anticipación.

El Banco Mundial ratifica que persisten problemas "como la deshonestidad académica y violaciones sistemáticas de los principios de integridad académica, incluidas las trampas durante los exámenes y el plagio. Estos casos son comunes y no se perciben como abusos".

Una simple búsqueda en Internet sobre la corrupción en el sistema universitario ucraniano arroja 9,8 millones de resultados. En comparación, la misma búsqueda sobre Ecuador muestra apenas 327.000 resultados.

El reconocido portal Politico lanzó un artículo en 2016 sobre los elevados costos 'escondidos' que los estudiantes en Ucrania enfrentaban en comparación a los bajos precios de las matrículas universitarias.

Según Politico, los estudiantes saben que en determinadas universidades pueden pagar por sus diplomas y no preocuparse por los exámenes.

Opciones en Hungría

Entre los esfuerzos del gobierno de Ecuador está reabrir a la mayor velocidad posible la Embajada ecuatoriana en Polonia, que fue cerrada en 2014. Para poder atender la situación en esa zona de Europa.

El embajador Luis Vayas relató a PRIMICIAS que el trámite no demorará, ya que Polonia ha dado el visto bueno a la gestión.

Y confirmó que el gobierno de Hungría ha aceptado recibir en sus universidades a los estudiantes ecuatorianos que huyeron del conflicto.

Esto último aún debe analizarse y requiere de un acuerdo entre países, puesto que no se han establecido los detalles de cómo y cuándo sucedería.

Por ejemplo, en Ecuador, la misma Senescyt solo avala los títulos de cuatro universidades ucranianas, que son las de:

  • Donetsk University.
  • National Technical University of Ukraine - Kyiv Polytechnic Institute.
  • Taras Shevchenko National University of Kyiv.
  • V.N. Karazin Kharkiv National University.
Noticias relacionadas