Bandas buscan nuevo financista tras crimen del ‘Patrón’ Norero

En Exclusiva

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

5 Oct 2022 - 5:26

Leandro Norero (rojo) a su ingreso al Centro de Privación de Libertad Cotopaxi. - Foto: Cortesía

Bandas buscan nuevo financista tras crimen del ‘Patrón’ Norero

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

5 Oct 2022 - 5:26

La Policía no descarta que, con la muerte de Leandro Norero, los grupos criminales que operan en la zona 8 incrementen la violencia y el expendio de drogas para generar recursos.

Leandro Antonio Norero Tigua fue asesinado y el puesto de financista y coordinador del cartel mexicano Jalisco Nueva Generación está vacante.

Esto obligará a una reconfiguración de las operaciones de las bandas delictivas, no solo dentro de las cárceles, sino en las calles del país.

‘El Patrón’ Norero financiaba a los grupos criminales Los Lobos, Tiguerones y Chonekillers, aliados de Los Choneros, hasta el asesinato de su líder Jorge Luis Zambrano, alias ‘Rasquiña’, en un centro comercial en Manta, en diciembre de 2020.

La muerte de ‘Rasquiña’ generó una sangrienta pugna entre los cabecillas de distintas bandas, que querían ocupar su puesto, que hasta ahora ha cobrado la vida de más de 400 personas en las cárceles del país y miles de homicidios en las calles.

¿Cuáles serán las consecuencias del crimen de Norero en las calles de Guayaquil?

La Policía se alista para los peores escenarios, asegura Víctor Zárate, comandante de la zona 8, que comprende Guayaquil, Samborondón y Durán, territorios disputados por las bandas delictivas.

“Estamos alertas sobre cómo se van a reconfigurar, cuáles van a hacer las retaliaciones y, como Policía, estamos para contener”, dice Zárate.

Por lo pronto, la Policía sospecha que alias ‘Samir’ podría reemplazar a Norero en el financiamiento de las organizaciones delictivas en la zona 8.

Posibles venganzas

Los jefes de distritos en Guayas han mantenido reuniones porque tienen claro que “podrían existir venganzas que incrementen las muertes violentas y el expendio de sustancias para generar recursos para estas estructuras”, explica Jorge Hadatty, jefe del Distrito Durán.

Las tres bandas delictivas que financiaba el ‘Patrón’ Norero se han repartido los territorios de la zona 8 para sus actividades criminales.

Pero, según una fuente de Inteligencia, los ChoneKillers buscarán aliarse a los Águilas, célula de Los Choneros controlada por alias ‘Fito’, para financiarse.

Esa alianza provocaría una guerra por territorio en sectores como Nueva Prosperina, Florida y Pascuales, al norte de Guayaquil, contra Tiguerones y Lobos.

Esta última banda es señalada como la que emboscó a Norero y a sus 15 miembros de seguridad en la cárcel de Cotopaxi.

“Entre las bandas criminales no existen lealtades, se van con el mejor postor, con el que mejor les paga”, explica Zárate.

Y Leandro Norero la sabía, luego de ser miembro de la pandilla transnacional de Los Ñetas, que se dedicaba al narcotráfico y que protagonizó matanzas contra los Latin Kings, en los años 90. 

La guerra entre esas pandillas terminó en 2018, cuando el Gobierno de Rafael Correa impulsó la firma de un acuerdo de paz.

Ricardo Patiño, Leandro Norero y Rafael Correa en una foto del 9 de junio de 2009, en el Ministerio del Litoral, cuando Norero era líder de Los Ñetas.

Ricardo Patiño, Leandro Norero y Rafael Correa en una foto del 9 de junio de 2009, en el Ministerio del Litoral, cuando Norero era líder de Los Ñetas. 

Desde entonces Norero actuó silenciosamente, porque su misión fue moverse entre políticos, narcotraficantes, empresarios y miembros de la fuerza pública para financiar las operaciones de las bandas que trabajaban para el cartel mexicano Jalisco Nueva Generación.

El nexo con esa estructura del narcotráfico internacional era Jhonny Mera Mera, alias ‘Chumado’, uno de los mayores enemigos de Los Choneros, que escapó de la cárcel de El Rodeo en abril de 2016, cuando ocurrió el terremoto.

Mera cumplía una condena de 20 años de prisión por asesinato. Fue uno de los delincuentes mas buscados del país, hasta que fue capturado en Cali en 2020, donde está detenido y en proceso de extradición.

De las primeras alertas que ha recibido la Policía, seis grupos delictivos de la cárcel de Cotopaxi estarían planificando nuevos enfrentamientos contra Los Lobos y dos bandas aliadas.

Mientras que en la zona 8, la Policía se prepara por si la familia de Norero decide velar el cuerpo en Samborondón, donde vivía.

“Estamos activados en todo el territorio, por si el velatorio es acá, e igual en todas las cárceles para evitar cualquier represalia en los centros carcelarios y en las calles”, aseguró Zárate.

Noticias relacionadas