Miércoles, 12 de junio de 2024

La excúpula del Isspol movía 'palancas' para mantener su negocio

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

10 Dic 2021 - 0:05

Los mensajes del celular de John Luzuriaga, exdirector de Riesgos del Isspol, revelan que los oficiales sabían que las operaciones eran irregulares y que buscaron 'palancas' para evadir a la Súper de Bancos.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

10 Dic 2021 - 0:05

Los mensajes del celular de John Luzuriaga, exdirector de Riesgos del Isspol, revelan que los oficiales sabían que las operaciones eran irregulares y que buscaron 'palancas' para evadir a la Súper de Bancos.

Los autonombrados "tres mosqueteros", que formaban parte de la cúpula del Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol), vivían en una constante búsqueda de contactos para que sus movimientos pasaran sin control.

En sus conversaciones, que ahora forman parte de un expediente, se evidencia cómo buscan 'palancas' para parar lo que consideran como "persecución" de la Superintendencia de Bancos.

Los mensajes de texto obtenidos del celular de John Luzuriaga, exdirector de Riesgos del Isspol, demuestran cómo buscaban tapar sus acciones.

Los "tres mosqueteros" son el general David Proaño, exdirector del Isspol; el coronel Rafael Nuques, exdirector económico financiero de la institución, y Luzuriaga.

Este último, detenido en Estados Unidos, se declaró culpable y colabora con la justicia estadounidense.

Proaño, Nuques, Luzuriaga y otros exfuncionarios del Isspol también son investigados en Ecuador del presunto delito de peculado.

Según la acusación del Ministerio de Gobierno, su rol fue crucial para armar una millonaria estafa al portafolio de inversiones del Instituto.

David Proaño, John Luzuriaga y Rafael Nuques eran conocidos como los 'tres mosqueteros'.

Las actuaciones de estos tres oficiales pasaron inadvertidas hasta mediados de 2020, cuando la exministra de Gobierno, María Paula Romo, hizo público el desfalco al Isspol.

Romo interviene puesto que el titular del Ministerio de Gobierno pasó a ser la cabeza del Consejo Superior del Isspol.

El Isspol es autónomo. Y, aunque la decisión sobre inversiones dependía en ese entonces del Consejo Superior, encabezado por el comandante general, estas se tomaban con base en los informes de la Comisión de Inversiones.

No pasó en el polígrafo

El general David Proaño fue designado director del Isspol a finales de 2015, después de la salida del general Enrique Espinosa de los Monteros (también investigado en el caso).

Pero Proaño ya trabajaba en el Instituto desde 2010, como vocal del Consejo Superior del Isspol.

Entre los oficiales de Policía, era conocido como alguien con una imagen de persona muy recta.

Un alto oficial que conversó con PRIMICIAS bajo reserva recordó que se negaba a utilizar vehículos oficiales, y que prefería movilizarse en bus.

Pero los chats con Luzuriaga evidencian que Proaño sabía de los problemas de las inversiones del Isspol y de sus riesgos. Por eso, buscan reuniones con distintas autoridades y funcionarios para presionar para que dejen de "perseguir" al Isspol.

Proaño además sabía que Chérrez pagaría por el viaje a Nueva York para una reunión con el Citibank en abril de 2016. A este viaje asistió con su hija, Gabriela.

E incluso fue Proaño quien invitó al entonces comandante general, Diego Mejía, a sumarse al viaje con la excusa de una capacitación sobre seguridad social. Mejía finalmente no viajó, aunque Cherrez le compró los pasajes, por el terremoto de ese año.

En los mensajes se habla de múltiples almuerzos, reuniones y de llamadas de Proaño con el intermediario Jorge 'El Mago' Chérrez, quien es el principal acusado en la estafa al Isspol.

También se evidencian los problemas que Proaño tuvo para ascender al grado de general, cuando Mauro Toscanini estaba al frente del Ministerio del Interior.

En los chats, Proaño dice que tuvo problemas en la prueba de polígrafo, y Luzuriaga le cuenta que otro general increpó al ministro por dar paso a su ascenso.

Finalmente, Proaño recibió su ascenso a general en agosto de 2018.

Los mensajes reproducidos a continuación constan sin cambios en sus errores de tipeo y ortografía.

Cacería de 'palancas'

Los chats entre Luzuriaga y Proaño muestran la constante preocupación de que las autoridades de control pidan información sobre las inversiones del Isspol, específicamente la Superintendencia de Bancos.

Esta entidad recibe diariamente las operaciones del Isspol y hace su control.

Según se puede ver en los mensajes, la Superintendencia comienza a enviar oficios pidiendo información sobre las inversiones desde 2016.

Los primeros pedidos empezaron en enero de ese año, días después del cierre de una operación de swap por USD 327,7 millones, y luego pide detalles sobre todas las otras operaciones del Instituto.

Como lo reveló PRIMICIAS, las respuestas a la Superintendencia sobre el swap se acuerdan directamente con Chérrez, quien ofrece sus contactos en el Ministerio del Interior.

Pero los pedidos siguen, y Proaño y Luzuriaga hablan de "persecución". Es por ello que comienzan a buscar contactos para que la Súper "baje el tono".

El 12 de mayo de 2018, la Superintendencia de Bancos dispuso que el Isspol presentara un plan de desinversión de las denominadas cesiones de derechos fiduciarios, y les ordena que se abstengan de realizar estas operaciones o renovaciones.

Pero Proaño y Luzuriaga insisten en mantener estas operaciones cuestionadas.

El 12 de febrero Luzuriaga envía mensajes a los números celulares de los entonces ministros de Finanzas, Richard Martínez, y de Comercio, Pablo Campana, cuestionando la prohibición de la Superintendencia.

Y luego Proaño les envía cartas, con lo que logra que se acuerde una reunión con asesores.

Ante la falta de respuestas, Proaño y Luzuriaga buscan un acercamiento con la Vicepresidencia, entonces a cargo de Otto Sonnenholzner.

El 1 de abril de 2019 se reúnen con una asesora legal de esa institución, según los mensajes, en un hotel de lujo en el Centro de Quito.

La asesora se compromete a incluir sus propuestas en un proyecto de reforma a la Ley del Mercado de Valores.

Sin mayores respuestas por ese lado, recurren entonces a la Presidencia y logran concretar una reunión con Santiago Cuesta, entonces asesor presidencial, en junio de 2019.

Pero ya para agosto de 2019, Proaño deja el cargo.

Consultado por PRIMICIAS, Cuesta aseguró: “No conozco al Sr. Luzuriaga y al Sr. Eduardo Borja sí lo conozco, pero no lo veo hace más de 10 años. Nunca he tenido vínculos comerciales con ninguno de los dos”.

PRIMICIAS también contactó a los abogados del general Proaño, Pedro Jerves y Gabriel Ponce, pero no obtuvo respuesta hasta el cierre de esta edición.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas