Gobernador de Guayas: “No hay negocio comparable al microtráfico”

En Exclusiva

Autor:

Juan Manuel Yépez

Actualizada:

25 Abr 2022 - 0:04

El gobernador de Guayas, Pablo Arosemena, muestra estadísticas sobre seguridad en Guayaquil, el 21 de abril de 2022. - Foto: PRIMICIAS

Gobernador de Guayas: “No hay negocio comparable al microtráfico”

Autor:

Juan Manuel Yépez

Actualizada:

25 Abr 2022 - 6:33

El gobernador de Guayas, Pablo Arosemena, aseguró a PRIMICIAS que el microtráfico en Guayaquil genera a las bandas USD 1 millón al mes.

El gobernador de Guayas, Pablo Arosemena, hace un balance de la situación de inseguridad en la provincia con más de cuatro millones de habitantes, asistido por el coordinador del SNAI, Giovanni Naranjo; y el jefe de operaciones de la zona 8, Washington Chugá.

El funcionario advierte que un gran porcentaje de muertes violentas en la zona ocurre por pugnas entre microtraficantes.

En entrevista con PRIMICIAS, Arosemena sostiene que los narcóticos ingresan por el sector de la Playita del Guasmo, donde Los Rusos y Los Lobos se disputan el territorio.

Además insiste en que las fuerzas del orden saben qué hacer para evitar nuevas masacres en las cárceles de Guayaquil.

El diagnóstico no es alentador. En las cárceles existen los mismos problemas de hace un año, siguen hallando armas, teléfonos y controlando disturbios. ¿Qué ocurre?

Estamos enfrentando problemas enraizados durante más de una década. La primera vez que fui a la Penitenciaría, ninguno de los escáneres tipo aeropuerto funcionaba.

La deficiencia de la infraestructura viene desde hace décadas.

Cualquier cárcel en el mundo tiene que hacer requisas y son el pan de cada día. Tampoco hay que rasgarse las vestiduras porque se encuentren estas cosas en las cárceles, porque eso es parte de lo que se debe hacer, para evitar la contaminación.

Las armas en La Roca se hallaron en lugares completamente alejados de donde están los presos.

¿Los presos de La Roca están separados?

Correcto, juntos, pero no revueltos y bien resguardados. Sí hay cambios dramáticos. En noviembre de 2021 tuvimos la última crisis carcelaria en Guayas y han sido cinco meses en los que hubo varios conatos de amotinamientos, pero se los ha logrado controlar.

¿Ya saben lo que hay que hacer para evitar matanzas en las cárceles?

Claro, y gracias a ese protocolo es que el SNAI, Policía y Fuerzas Armadas han dado respuestas en cuestión de minutos en los conatos de hace dos o tres meses.

¿Pero cuál es el protocolo?

Pensemos que antes, en circunstancias normales, estaban los guías penitenciarios y nada más. La realidad cambió y la Policía destina ingentes recursos para tener un contingente adentro 24/7, aparte de Fuerzas Armadas, que también hacen campamentos.

Eso lo hemos creado nosotros y ha funcionado, dentro de las restricciones legales que tenemos, porque en la primera crisis carcelaria que enfrentó el gobierno en septiembre de 2021, declaramos el estado de emergencia carcelaria.

“Esto nos facultaba a tener a Fuerzas Armadas adentro y una semana después la Corte Constitucional los sacó y hasta hoy no hemos tenido esa capacidad”.

Pablo Arosemena, gobernador de Guayas.

Ahora las Fuerzas Armadas están en el perímetro externo, a la Policía como segundo anillo de seguridad y a un tercero con los guías penitenciarios. Lo ideal sería que la Policía entre como Pedro por su casa, pero la ley no lo permite.

Pueden entrar cuando haya un problema. También tenemos estas limitaciones, se boxea con una mano atada a la espalda.

¿Cómo van los controles antinarcóticos en los esteros de Guayaquil para evitar la contaminación de contenedores en los barcos?

Voy a dar un complemento. Desde la Playita del Guasmo (suroeste de Guayaquil) no solamente salen las drogas para contaminar contenedores en altamar, sino que también ingresan para el microtráfico.

Los Rusos y Los Lobos se disputan el territorio para ingresar las sustancias ilícitas, donde el negocio de vender ‘H’ en ciertas cuadrículas, por ejemplo, deja USD 1 millón al mes. No hay negocio lícito comparable a lo que deja el microtráfico en Ecuador.

“Buena parte de las muertes violentas está en este segmento del microtráfico, porque las bandas se disputan ese territorio. Antes eran brazos armados y custodios de los mexicanos y colombianos, pero eso ya fue cambiando”.

Pablo Arosemena, gobernador de Guayas.

Vieron que el negocio era tener esa custodia, pagan en droga, no en plata, porque esa sustancia la hacen circular sin tener que exportar.

Un ladrillo de cocaína que el exterior puede costar USD 80.000, a las pequeñas dosis le sacan rentabilidades que en algunos casos son equivalentes a lo exportado. Tienes un negocio de la venta al menudeo enorme.

¿Podrían registrarse nuevos enfrentamientos carcelarios por el descontento de las bandas delincuenciales por el traslado de sus líderes a La Roca?

La Comisión de Pacificación tiene el objetivo de generar paz entre bandas y, con éxitos o no, deberá rendir cuentas si lo consiguió, pero bajo ningún concepto se ha pensado que esa comisión vaya a generar un acuerdo de paz social entre el Estado y ellos.

El SNAI tiene la capacidad, junto a la Policía, para definir cuál será la estrategia que usará, porque se ha dicho que si los cabecillas tienen un mal comportamiento dentro del sistema carcelario serán traslados.

La Roca es una cárcel de máxima seguridad, con 23 horas en una celda pequeña y una hora al día van a un patio con paredes altas, donde algo de sol les puede dar.

¿Quién está al mando de La Roca?

(Responde el coronel Giovanni Naranjo, coordinador zonal del SNAI). El mayor en servicio pasivo Juan Carlos Suárez.

¿Cuáles son las cifras de delincuencia que existen hasta el 21 de abril?

Voy a dar varias cifras. Estamos en una suerte de ranking nacional y veamos cómo nos va en Guayas. Esta es la provincia de todo Ecuador con más delincuentes aprehendidos.

Del 1 de enero al 18 de abril de 2022, van 4.718, nos sigue Pichincha.

Guayas tienen la cifra más alta de bandas desarticuladas, con 149 hasta el 18 de abril, eso incluye armas de fuego incautadas.

La productividad de la Policía es muy potente en la provincia, a pesar de que somos la provincia que no tiene más policías y que evidentemente tiene restricciones económicas.

¿Cuántas bandas hay en Guayas si dicen que han desarticulado 149 este año?

Hay cientos, desafortunadamente.

¿Cómo se define una banda?

(Interviene el coronel Washington Chugá, jefe de Operaciones de la zona 8) Es una asociación ilícita de más de tres personas y eso está normado.

(El gobernador retoma el diálogo) La gran mayoría es micronarcodelictiva. La Policía ha detenido bandas de cuatro ‘cristianos’ que portaban droga en Salitre. No había un cabecilla, solo esas cuatro personas.

Los más de 4.000 detenidos por la Policía en Guayas van a un sistema carcelario colapsado por el hacinamiento y con un censo pendiente. ¿Cómo se resuelve este problema?

No todos porque depende de qué están haciendo los jueces, si el delito es en Samborondón y los están encarcelando o disponiendo medidas cautelares.

La justicia no está caminando al mismo ritmo de la Policía. De los delincuentes aprehendidos, una buena parte ya tiene antecedentes y sigue delinquiendo.

Es verdad que faltan recursos, pero ¿cuánto falta para resolver la situación?

La Policía actúa, si aprehendía a 1.200 personas al mes y vamos a 4.000, está claro que estamos actuando. El problema es lo que pasa con la justicia, porque el enfoque de la seguridad depende de lo que hace la Policía y Fuerza Armadas.

El rol de la Gobernación es coordinar el trabajo armónico entre las dos instituciones, pero ese es un pilar.

Si los jueces no los están procesando, resulta que tenemos un problema complicado. El clamor social es que los jueces y la Asamblea hagan su trabajo. Los GAD también tienen responsabilidad, según el Código Orgánico de Organización Territorial (Cootad).

Los GAD sostienen que no tienen competencia en la seguridad. Ese es el argumento de la Alcaldía de Guayaquil.

Pero el Cootad es muy claro y sí tienen (competencia). No es un tema de opinión, sino de la ley.

Inclusive la alcaldesa Cynthia Viteri sostiene en cada ocasión que le dan a la Policía camionetas y gasolina para que patrullen la ciudad.

Es un discurso político, lo cierto es voy a preguntar cuántos patrulleros y camionetas tiene la Policía. En Guayas tienen como 600 y el 80% de eso está en el Gran Guayaquil.

Y el Municipio aporta con 40 camionetas para la Policía, que las manejan ellos. Son 40, de 600.

La Policía alega que los automotores que tienen ya no sirven e incluso le pide al Municipio de Guayaquil que se las donen.

No importa si sirven o no, lo cierto es que hay 600 patrullas y carros en la provincia.

El Municipio de Guayaquil aporta con 40 en préstamo con conductores de ellos, que se pagan el combustible de ellos, porque son sus camionetas y cuentan con el apoyo de la Policía.

La percepción ciudadana es que la Policía no tiene ni para la gasolina.

Es cierto que hay que fortalecer los recursos que tiene la Policía, pero hay que ponerlo en perspectiva, si una persona aporta con 40 carros y resulta que la Policía utiliza 600 carros.

¿Entonces sí tienen para la gasolina ?

Para los 600 (carros) claro que sí, si salen todos los días. La gasolina que ponen es para los 40 que donan.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas