Coyotes ofrecen ‘paquetes’ de hasta tres intentos para cruzar a Estados Unidos

En Exclusiva

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

22 Sep 2021 - 0:05

La patrulla fronteriza de Estados Unidos persigue a un grupo de migrantes irregulares en el sector de Yuma, en Arizona, en febrero de 2019. - Foto: U.S. Customs and Border Protection

Coyotes ofrecen ‘paquetes’ de hasta tres intentos para cruzar a Estados Unidos

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

22 Sep 2021 - 0:05

Solicitudes de asilo, identidades mexicanas falsas, cambios de nombre en Ecuador, varios intentos para cruzar la frontera, son algunas de las tácticas que utilizan los migrantes ecuatorianos para llegar a Estados Unidos.

En las cambiantes rutas de la migración irregular entre México y Estados Unidos, después del refuerzo en la patrulla fronteriza de Arizona, el punto caliente es ahora Nuevo México. Y la oficina consular más cercana del Ecuador está en Phoenix.

Ubicada en el corazón del Estado de Arizona, la sede diplomática ecuatoriana cuenta con tres funcionarios que, además de las tareas consulares cotidianas, trabajan para atender a los migrantes que intentan ingresar irregularmente por la zona.

Bajo la dirección de la cónsul Leticia Baquerizo, con 22 años de carrera diplomática, la oficina se encarga de reconocer y acompañar a los ecuatorianos detenidos por la patrulla fronteriza, comunicarse o buscar a sus familiares, organizar su repatriación, e incluso, en varios, casos hacer solicitudes de búsqueda y rescate.

Dentro de la jurisdicción del Consulado en Phoenix hay 18 pasos fronterizos, en un rango de unos 1.000 km de frontera terrestre, desde Yuma (Arizona) hasta El Paso (Nuevo México).

Y, precisamente, Nuevo México se convirtió en el espacio que utilizan ahora los ‘coyotes’ para el tráfico irregular de migrantes, después de que la zona de Tucson (Arizona) haya sido reforzada, debido al incremento de detenciones. Solo de enero a abril de 2021 pasaron de 197 a 517.

Solo entre el 1 y el 20 de septiembre, a la estación de El Paso llegaron 3.379 detenidos ecuatorianos. Sin embargo, esto es alrededor de un 50% de las detenciones en meses previos, ya que hubo una notoria reducción después de la medida tomada por México de eliminar la exención del visado para ecuatorianos.

Antes de que el gobierno mexicano exigiera nuevamente una visa, el promedio diario de detenciones en El Paso era de 300 ecuatorianos, ahora fluctúa entre 100 y 150. Esto sin contar a aquellos que están aún en México, con los ‘coyotes’, esperando su oportunidad de cruzar.

Debido al incremento de migración irregular en esta ruta, Nuevo México también es el lugar donde hay más registros de ecuatorianos que mueren intentando ingresar a Estados Unidos.

Muro fronterizo en Douglas, Arizona, el 14 de diciembre de 2020.

Muro fronterizo en Douglas, Arizona, el 14 de diciembre de 2020. U.S. Customs and Border Protection

Tras la detención hay dos caminos legales

Los migrantes que ingresan irregularmente a Estados Unidos son tratados bajo dos normativas locales: el ‘Título 8’ o el ‘Título 42’. El primero implica que se ha cometido un delito, que queda registrado en el récord migratorio del migrante; por lo que si vuelve a intentar ingresar, sin permiso de la Fiscalía General, cada vez será más grave la falta.

El segundo fue creado por motivos sanitarios y de bioseguridad en marzo de 2020 y prohíbe la entrada de personas sin autorización, ya sean personas migrantes o solicitantes de asilo. Estas personas son devueltas inmediatamente al país por el cual ingresaron, o sea a México.

Pero la clave está en que esta deportación acelerada no implica ningún registro migratorio. Por lo que los ecuatorianos que son devueltos en buses a la frontera mexicana deciden quedarse en ese país y volver a intentarlo.

El Título 42 es una figura híbrida entre la inadmisión y la deportación.

Leticia Baquerizo, cónsul en Phoenix

Así lo cuenta la cónsul Baquerizo en conversación con PRIMICIAS. Ya que la red consular hace seguimiento de los deportados para ofrecerles un retorno o repatriación voluntaria, pero la rechazan, pese a que el Estado corre con esos gastos.

El problema es que, mientras más veces lo hagan el riesgo de morir en el intento crece, por caerse del muro, por las condiciones climáticas extremas en el desierto, o cualquier otro inconveniente.

Varios de los ecuatorianos encontrados muertos por las patrullas han sido devueltos previamente. Pero eso no les importa a los ‘coyotes’ que les ofrecen hasta tres intentos por el precio que pagan los migrantes para ser transportados de un lado al otro de la frontera.

Los mayores porcentajes de migrantes a Estados Unidos provienen de México, Guatemala, Ecuador, Honduras y El Salvador. En ese orden. De todas las nacionalidades, el 80% de detenidos son retornados por el Título 42.

Pero de los ecuatorianos, que es el tercer país con mayor flujo migratorio a Estados Unidos, solo el 20% es deportado bajo esa figura.

Obstrucciones al trabajo consular

Pese a que el Consulado en Phoenix quiera acompañar y asesorar a los migrantes ecuatorianos que enfrentan las detenciones en la frontera, la tarea no es fácil. Y la influencia de las redes de 'coyotes' lo complica.

Los grupos criminales que mueven a la gente de un lado a otro de la frontera se encargan de predisponerlos contra las autoridades ecuatorianas. Convencen a los migrantes de que no se contacten con los consulados para evitar deportaciones, cuando en realidad sucede lo contrario.

Además, en su desesperación, los migrantes piden asilo, que en Estados Unidos representa una figura legal similar a la del refugiado en Ecuador. Para no ser deportados bajo el Título 42.

Por lo tanto, al 'huir' del Estado ecuatoriano bajo ese argumento, las autoridades estadounidenses se encargan de que Ecuador no sea parte del proceso, para protección del presunto perseguido o ciudadano que no contaría con garantías de derechos en Ecuador.

En estos casos, el Consulado no puede saber quiénes han sido detenidos, a menos que la familia del migrante lo reporte como desaparecido y dé su información y solicite que lo busquen. Pero, como lo explica la cónsul Baquerizo, si un ecuatoriano argumenta que huye de su país porque el Estado no le da garantías, ese Estado no puede ofrecerle asesoría jurídica. Por lo tanto están atados de manos.

Una de las causas para que se incrementara la solicitud de asilos es la confusión sobre la política migratoria del presidente Biden.

Leticia Baquerizo, cónsul en Phoenix

Según las cifras de la sede diplomática, alrededor de un 80% de los ecuatorianos detenidos en la frontera alegan persecución y piden asilo. Pero en más del 90% de los casos, tras la audiencia de presentación del caso, son deportados de todas formas.

Aprovechando el contexto del incremento de la violencia en Ecuador y del crimen organizado. Hay migrantes que incluso declaran ser perseguidos por bandas criminales, como 'Los Choneros', 'Los Lagartos', 'Los Chone Killers', y demás. Pero al no poder probarlo ante el juez, son deportados.

Son los mismos familiares los que suelen incentivar a otros a que migren, pero no todos corren con la misma suerte.

Leticia Baquerizo, cónsul en Phoenix
La cónsul Leticia Baquerizo en una reunión con las autoridades de la patrulla fronteriza, en Phoenix, el 10 de julio de 2021.

La cónsul Leticia Baquerizo en una reunión con las autoridades de la patrulla fronteriza, en Phoenix, el 10 de julio de 2021. @CECUArizona

También está el caso de los que se pierden en el desierto, enferman o quedan abandonados. Pero al haber sido adoctrinados para no contactar a las autoridades, ni ecuatorianas ni locales, generalmente mueren en la frontera.

Los familiares de los migrantes también enfrentan esta disyuntiva, cuando pierden el contacto con ellos no se atreven a pedir ayuda oficial o denunciar su desaparición. Y son pocos los que lo hacen a tiempo, no más de 48 horas.

En los días de más movimiento, el Consulado puede recibir entre 12 y 20 llamadas de denuncia de migrantes desaparecidos.

El Consulado, en estos casos, puede activar el protocolo de búsqueda y rescate con la patrulla fronteriza. En la frontera con Sonora (México), la diplomática cuenta que hay zonas bastante inaccesibles, por lo que las autoridades mexicanas colaboran con su tecnología satelital para rastrear a los desaparecidos.

"Hemos tenido varios casos, sobre todo dos en los que trabajaron toda la madrugada, el equipo de México y el de Estados Unidos, y encontraron a los compatriotas con vida", contó Baquerizo.

Pero los obstáculos no quedan ahí. Se sumaron a la lista las identidades falsas y cambiadas. Debido al alto porcentaje de ser devueltos a México, los ecuatorianos optan también por comprar identidades mexicanas falsas, para no ser detenidos por las autoridades locales y poder volver a intentarlo.

En el caso de los que son deportados bajo el Título 8, ya en Ecuador van al Registro Civil y cambian su nombre oficialmente. Una vez listos todos los trámites vuelven a viajar a la frontera norte de México para volver a cruzar.

En ambos casos, una vez que son detenidos su identificación se complica, por lo que el Consulado puede no enterarse de que están ahí o tiene problemas para confirmar su identidad con las autoridades estadounidenses.

Esto obligó a Estados Unidos y México a generar una operación para identificar más efectivamente a las personas, según cuenta la Cónsul. Si se detecta identificación falsa, se inicia un interrogatorio y solamente cuando aceptan su verdadera identidad, las autoridades locales contactan al Consulado.

No todos los migrantes logran cruzar la frontera con éxito

Vuelo de repatriación que sale desde Estados Unidos el 16 de enero de 2020.

Vuelo de repatriación que sale desde Estados Unidos el 16 de enero de 2020. U.S. Customs and Border Protection

Las repatriaciones sirven para traer de vuelta al país a todos los ecuatorianos que no lograron cruzar la frontera y fueron inadmitidos, deportados o devueltos. También se hace en el caso de los que murieron en el intento.

El Consulado en Phoenix ha tenido que trabajar para la repatriación de 15 cadáveres de ecuatorianos desde junio, nueve están en proceso. Y el monto para cubrir estos procedimientos suma más de USD 80.000.

Los demás están pendientes y el Consulado recibió recientemente notificaciones de tres nuevos fallecidos, que requieren ser retornados y esperan la aprobación del Estado para cubrir los valores del proceso.

"El Estado ecuatoriano da prioridad a la repatriación de cadáveres, jamás escatimamos recursos", sostiene Baquerizo.

También hay otra realidad que enfrentan los migrantes y es la presencia de los carteles mexicanos de narcotráfico, que muchas veces los secuestran para las redes de trata o para usarlos como mulas.

Por eso es que las autoridades piden que la desaparición de los migrantes no se haga pública, sino que se notifique solamente a las autoridades para que inicien la búsqueda. Porque, si fue secuestrado, los criminales pueden asesinarlo para que no los asocien con los delitos alrededor de su desaparición.

Noticias relacionadas