Martes, 28 de mayo de 2024
u

Opositores a la monarquía en Reino Unido: Tenemos muchos nuevos simpatizantes

Autor:

Redacción Primicias, AFP

Actualizada:

15 Feb 2024 - 12:20

La monarquía británica no vive su mejor momento y aunque recibe muestras de simpatía, los opositores hacen notar su presencia en Reino Unido.

El rey Carlos III de Inglaterra y la reina consorte Camila.

Autor: Redacción Primicias, AFP

Actualizada:

15 Feb 2024 - 12:20

El rey Carlos III de Inglaterra y la reina consorte Camila. - Foto: AFP

La monarquía británica no vive su mejor momento y aunque recibe muestras de simpatía, los opositores hacen notar su presencia en Reino Unido.

Son minoría, pero los británicos que se oponen a la monarquía hacen sentir su presencia en Reino Unido. Aún más después de conocer que el rey Carlos III tiene cáncer.

La familia real del Reino Unido ha tenido un mes 'horribilis', con la hospitalización y cirugías de dos de sus principales figuras: la princesa Kate y el rey Carlos III, y el posterior anuncio de cáncer el el máximo representante de la corona británica.

Esto ha generado una ola de simpatía hacia Carlos III, pero los republicanos británicos afirman estar más decididos que nunca en su lucha contra la monarquía.

La muerte de la intocable Isabel II, en septiembre de 2022, se tradujo en la llegada al trono de un soberano entrado en años y menos popular, lo que les ha dado una mayor visibilidad.

El movimiento Republic, que lucha para que haya un jefe de Estado electo, cree que el año pasado se dio un giro, al atraer a muchos simpatizantes a su organización, algo inimaginable hace dos años.

El grupo rechaza la idea de que este impulso se vea interrumpido por el anuncio, a principios de febrero, del cáncer, del que se desconoce su naturaleza, del soberano de 75 años, aunque la enfermedad podría, en teoría, hacer frenar ese impulso.

La 'antimonarquía' gana seguidores

"Obviamente, somos sensibles al hecho de que tenga cáncer, pero el problema es la institución", dijo Graham Smith, presidente de Republic, a la AFP. "Es un tema que va más allá de las personas", añade.

Para Graham Smith, la "excesiva" cobertura mediática dada a la noticia no hace más que reforzar sus argumentos de cara a la población.

Smith cree además que todas las noticias relacionadas con la familia real, ya sean nacimientos, defunciones, matrimonios o coronaciones, favorecen a los antimonárquicos, ya que ponen a la realeza en primer plano y a los británicos les gusta cada vez menos lo que ven.

Sin tener gran eco durante mucho tiempo, los republicanos han lanzado una importante campaña desde la muerte de Isabel II.

La represión a su manifestación durante la coronación de Carlos III, el pasado mes de mayo, les hizo recibir apoyos.

Graham Smith y otros cinco activistas fueron arrestados antes de su manifestación, lo que generó fuertes críticas a la policía de Londres, a quien Republic has llevado ante los tribunales.

El grupo afirma haber experimentado un crecimiento "masivo", y prueba de ello, según sus palabras, es la recaudación de 600.000 libras (USD 754.000) en 2023, más del doble que en 2022 y casi seis veces más que en 2021.

"Durante años, los monárquicos han repetido que el pueblo apoya a la realeza, pero claramente ya no es así", asegura Graham Smith.

¿Qué quieren las nuevas generaciones británicas?

El líder del grupo cita dos encuestas recientes que muestran que menos de la mitad de los británicos apoya a la monarquía, aunque este sistema sigue siendo preferido frente a un jefe de Estado electo.

"Hay aspectos positivos para la familia real", afirma Gideon Skinner, director de investigación política del instituto Ipsos del Reino Unido.

"La gente generalmente piensa que al rey Carlos le está yendo mejor de lo esperado (...) y el príncipe y la princesa de Gales (el heredero William y su esposa Kate) siguen siendo muy populares", añade.

Skinner subraya, sin embargo, que los más jóvenes se sienten desconectados de la realeza y son claramente más favorables a una república.

Según una encuesta realizada por Ipsos en septiembre, casi una cuarta parte de las personas de entre 18 y 34 años se declara favorable a un jefe de Estado electo, frente al 15% de los mayores de 55.

Para Graham Smith, esta tendencia se ve acentuada por los escándalos de los últimos años, como las acusaciones de agresión sexual contra el príncipe Andrés, hermano del rey, que él niega.

Smith también observa inquietud por el costo de la monarquía con una opulenta coronación el año pasado durante un período de alta inflación.