Viernes, 14 de junio de 2024

La tarjeta única de recaudo de STG enreda el alza de pasajes de buses urbanos en Guayaquil

Autor:

Alexander García

Actualizada:

14 May 2024 - 11:58

Transportistas rechazan que sistema de cobro con tarjeta única se lleve USD 0,05, de los USD 0,15 que propone subir el municipio a la tarifa de buses y Metrovía. La administración de Cynthia Viteri firmó un contrato por 20 años con el consorcio STG. La empresa aclara que solo cobrará USD 0,03.

La administración de la exalcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, adjudicó en abril del 2022 un contrato de recaudación del pasaje urbano al consorcio STG. La ciudad está atada a 20 años con la empresa.

Autor: Alexander García

Actualizada:

14 May 2024 - 11:58

La administración de la exalcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, adjudicó en abril del 2022 un contrato de recaudación del pasaje urbano al consorcio STG. La ciudad está atada a 20 años con la empresa. - Foto: Municipio de Guayaquil

Transportistas rechazan que sistema de cobro con tarjeta única se lleve USD 0,05, de los USD 0,15 que propone subir el municipio a la tarifa de buses y Metrovía. La administración de Cynthia Viteri firmó un contrato por 20 años con el consorcio STG. La empresa aclara que solo cobrará USD 0,03.

El sistema de recaudo de pasajes con tarjeta única se adjudicó en abril de 2022 y debió implementarse desde 2023. Pero el contrato de recaudación a 20 años con el Consorcio STG aún no inicia y ya enreda el alza de la tarifa de buses urbanos en Guayaquil. 

Se trata de una “herencia” de la administración de la exalcaldesa Cynthia Viteri, que adjudicó el contrato por un plazo de 7.480 días calendario (a 20 años y medio).

Una de las firmas integrantes del consorcio está relacionada con Alcolisti S.A, proveedora de radares, semáforos y equipos de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) del municipio, que acumuló al menos 35 contratos por más de USD 45 millones entre 2015 y 2022. 

Según los trasportistas el consorcio busca percibir por la operación de recaudación USD 0,05 de los USD 0,15 que propone subir el Municipio de Guayaquil a la tarifa de buses urbanos y Metrovía

De hecho, la implementación del nuevo sistema de recaudación genera división en el gremio, tradicionalmente representado por la Federación de Transportadores Urbanos de Guayas (Fetug). 

Pero el Consorcio STG le informó a PRIMICIAS que, según el contrato firmado con la ATM, el sistema de recaudo percibirá el 6,69% del valor de pasaje. Es decir, en el caso de un pasaje de USD 0,45, el valor sería de USD 0,03.

La Empresa Pública Municipal de Tránsito y Movilidad, cuyo nombre comercial es ATM, propuso el pasado 4 de abril un incremento de USD 0,30 a USD 0,45, tras siete años sin revisar la tarifa. Pero condiciona el aumento a la instalación de Internet y climatización en los buses. 

Es más, el municipio se compromete a subsidiar USD 0,15 de la nueva tarifa. Pero ha pasado más de un mes desde la aprobación del informe de ATM y, según la municipalidad, sin la aceptación plena de las reglas no se podrá avanzar en la aplicación del nuevo tarifario.

Una recaudación millonaria

Un nuevo Frente de Transportistas Urbanos de Guayaquil, liderado por Ricardo Onofre, Plinio López y Alberto Arias, se dice no representado por la Fetug. Y pide que se fije un pasaje en USD 0,40, con cobro directo en los buses (sin tarjeta de recaudación y sin subsidio).

Onofre hace cuentas rápidas. Los buses urbanos mueven alrededor de 1.350.000 pasajeros diarios. Y a razón de USD 0,05 por pasaje, eso le representará al consorcio STG ingresos diarios por unos USD 67.500. 

“Son alrededor de dos millones al mes, casi 24 millones al año”, cuestionó el transportista. El frente dice representar a 1.200 socios de 30 cooperativas de buses.

El flujo de caja proyectado por el Consorcio STG -por Smart Transportation Guayaquil- en un escenario moderado es de entre USD 12,9 y USD 15 millones anuales de ingresos, entre el segundo y quinto año de implementación de la tarjeta única o sistema de caja común. 

La recaudación por el sistema convencional de transporte es mucho mayor al de la Metrovía, que le representaría al consorcio alrededor de USD 1,5 millones al año. 

No obstante, la utilidad neta sería de entre USD 1,4 y USD 3 millones anuales entre el segundo y quinto año en un escenario moderado, según una calificación de riesgos del fideicomiso de titularización del proyecto, de enero de 2023, a cargo de Global Ratings.

Consorcio reconoce falta de socialización

Christian Sarmiento, presidente de la Fetug y quien ha hecho parte de 10 mesas técnicas en cinco meses con la ATM, lamenta la división de la transportación y responsabiliza a los antiguos dirigentes, ahora en el nuevo frente, de la crisis que vive actualmente el gremio. 

Él se muestra abierto a invertir en tecnología y dice que el recaudo con tarjeta está aprobado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) desde 2015. Pero coincide en algo con el frente de transportistas. 

“Nosotros no podemos compartir la ganancia con una empresa que no conocemos. Nunca se socializó con nosotros la creación de este consorcio”, dice Sarmiento. “Cinco centavos para el sistema de recaudo es mucho”. 

Mientras que desde el consorcio aclaran que existe "una confusión por parte del sector, posiblemente por la falta de socialización adecuada con algunos dirigentes". El porcentaje de cobro es de solo USD 0,03 para una tarifa de USD 0,45, ratifica la empresa.

Guayaquil cuenta con 57 cooperativas de transporte y 2.500 buses urbanos (que movilizan unos 540 pasajeros por jornada), según el dirigente. Y el flujo puede llegar a casi 750 pasajeros al día, por unidad.

El alcalde de Guayaquil, Aquiles Alvarez, se refirió a la situación en un enlace radial del 8 de mayo y reconoció que es cierto que a los transportistas “no le dan los números” para mantener la prestación del servicio con la actual tarifa. 

También cuestionó que los transportistas no se pongan de acuerdo y que haya “grupitos” que no terminen de aceptar las nuevas reglas.

“Si vamos a un nuevo transporte y que no se afecte al bolsillo de los guayaquileños, las reglas las debe poner el municipio (…) Si no se ajustan a las reglas, no se va a poder caminar”, reiteró.

Además, Alvarez señaló que la tarjeta única servirá para ejercer control en la transportación y dijo que el sistema de recaudo empezará con la Metrovía. 

Un hombre corre para subirse

Un hombre corre para subirse "al vuelo" a un bus en el centro de Guayaquil.  PRIMICIAS

La relación de STG con fotorradares cuestionados

El contrato de STG tiene por objeto la prestación el servicio de integración tecnológica y operación de recaudo, pero también la gestión del servicio de transporte y el control de flota de la Metrovía y el transporte público urbano. 

El proyecto permitirá realizar micro pagos instantáneos con una tarjeta bancaria recargable, una APP con QR o con la tarjeta actual de la Metrovía. 

El consorcio explica que la tardanza en la implementación de un sistema que debió operar desde el 2023 escapa de sus manos y señala que la debida socialización le corresponde a la ATM, "no al Consorcio STG que participó en el concurso y resultó adjudicado".

Aunque reconocen la relación del fideicomiso con la proveedora insigne de fotorradares de la ATM, que acumuló contratos por USD 45 millones desde 2015, apuntan que "Alcolisti no está involucrada en la operación de STG".

Se trata de un proveedor de equipos de fotomultas cuestionados por su margen de error, que perjudicó a cientos de conductores con multas fantasmas en la ciudad. 

El propio alcalde reconoció los problemas y dijo que "la ATM ha sido una cloaca" durante muchos años. 

“Antes, la ATM era una empresa enfocada en generar recursos sacándole dinero a los ciudadanos por cualquier cosa”, apuntó Alvarez el 22 abril, en referencia a una denuncia por radares.

La ATM recaudó USD 45 millones en multas en 2022 y USD 29 millones en 2023. Mientras, hasta abril de 2024 sumaba USD 7,4 millones. 

El consorcio STG está integrado por Metrogrupsa S. A., por el ciudadano colombiano Lenín Hernández y por la empresa suiza BPC-AG, según los pliegos de contratación.

Pero resulta que Metrogrupsa tiene como principal accionista a Alcolisti, la empresa de los fotorradares. El porcentaje de Metrogrupsa en el consorcio es del 34% y de 33% en el caso de los otros dos asociados.

Además, las dos firmas (Metrogrupsa y Alcolisti) comparten como accionistas principales a César Soria Estrada y al Fideicomiso de Garantía Titularización Proyecto Nuevo Transporte, según la base de datos de la Superintendencia de Compañías.

"Si bien existe vinculación, el Consorcio es una unidad económica aparte. Su administración y operación son independientes de las de sus integrantes. El sistema es reconocido por su eficiencia y prestigio en diferentes países del mundo", subrayan desde STG.

*Esta nota se publicó originalmente a las 5:58 de este 14 de mayo de 2024 y se actualizó con la versión del consorcio STG, a las 11:58.