En el deporte, la salud mental es tan importante como la física

Jugada

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

22 Jun 2022 - 0:05

El lateral derecho, Byron Castillo, previo a uno de los encuentros de Ecuador. - Foto: API

En el deporte, la salud mental es tan importante como la física

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

22 Jun 2022 - 0:05

El acompañamiento psicológico y el cuidado de la salud mental ha evolucionado en los últimos 10 años en Ecuador. Y aunque no se le ha dado toda la importancia que merece, ya se trabaja más en ello.

Los psicólogos deportivos Liza Portalanza y Fernando Aguinaga coinciden en que se debe trabajar la salud mental tanto como la preparación física, porque la parte cognitiva y emocional son factores determinantes en el deporte de alto rendimiento.

El 22 de mayo de 2022, el exjugador de Barcelona, Byron Castillo, colapsó emocionalmente durante el encuentro por la Fecha 14 de la LigaPro y lloró.

Sácame, sácame” le dijo Byron Castillo al entrenador Jorge Célico luego de cometer una falta penal en el estadio Gonzalo Pozo.

El penal provocó el segundo gol de Aucas, la salida del jugador que fue reemplazado por Pedro Pablo Velasco y una victoria 2-1 de los ‘orientales’ sobre los amarillos.

Pero, ¿por qué ocurrió este episodio dentro del campo de juego? Byron Castillo arrastraba la presión por la denuncia de Chile ante la FIFA, sobre la supuesta falsificación de su nacionalidad.

Y aunque el futbolista de 23 años no habló al respecto, el director técnico de Barcelona sí lo hizo.

“Byron Castillo es una víctima del poder mediático de los tiempos modernos. El chico tiene una carga emocional muy difícil de sobrellevar. Es más, para mí es admirable que se ponga a entrenar”, dijo Jorge Célico después del partido.

Para Fernando Aguinaga, psicólogo deportivo de Liga de Quito, es normal que el jugador se haya sacado ese peso que sentía. “Me dio gusto que haya soltado esa presión. No hay que escandalizarlo”.

Liza Portalanza, psicóloga deportiva para el alto rendimiento, asegura que cuando ocurren estas situaciones como la Byron Castillo, lo ideal es tener un acompañamiento posterior a esta crisis.

“Se debe identificar cuál es el elemento que lo saca de la competencia y hay que hacerle sentir que está acompañado”, explica.

Después de lo ocurrido en el partido contra Aucas, la dirigencia de Barcelona confirmó que Castillo iba a recibir acompañamiento psicológico.

El jugador no solo tenía en mente su caso en la FIFA. Además, el lateral derecho no fue convocado para viajar con Barcelona a Uruguay para jugar la Fecha 6 de la Copa Sudamericana, ante Wanderers. Esto porque Byron Castillo afrontaba un juicio de pensión de alimentos.

“Él se va a quedar por el tema familiar y legal que tiene que solucionar”, dijo el presidente de BSC, Carlos Alfaro Moreno, quien agregó que aprovecharían que se quede en el país “para recuperarlo en la parte psicológica“.

El caso de Byron Castillo no es el único caso ni es la única disciplina deportiva en donde se ven afectados los profesionales. Naomi Osaka es otro claro ejemplo.

La tenista nipona tuvo que abandonar Roland Garros en mayo de 2021, tras negarse a acudir a una rueda de prensa porque ella lo sentía perjudicial para su salud mental.

Fue multada con USD 15.000 y no volvió a competir hasta los Juegos Olímpicos de Tokio, en donde fue eliminada en octavos de final.

La ganadora de cuatro torneos de Grand Slam reveló que había “sufrido largos ataques de depresión” desde que ganó el Abierto de Estados Unidos en 2018.

Y así como Naomi Osaka se retiró de Roland Garros, Simone Biles renunció de las finales de salto, barra asimétrica y ejercicio de suelo en Tokio 2021 por el desgaste anímico que sentía.

Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo”, dijo la gimnasta estadounidense, en medio de una ola de mensajes de apoyo en redes sociales.

En una entrevista con la BBC, Biles aseguró que había ido al terapeuta previo a los Juegos Olímpicos pero la ansiedad se apoderó de ella cuando llegó a Tokio.

No me sentía tan confiada como debería haber estado con tanto entrenamiento que tenía”, confesó.

El internet y las redes sociales

Con la llegada del internet y las redes sociales, la industria del deporte despuntó. Miles de atletas se dieron a conocer por este medio. Sin embargo, también puede jugar en contrar tanta presión.

Etiquetas, menciones, mensajes directos y un sinnúmero de comentarios reciben a diario deportistas como Paula Badosa, la tenista que confesó que borró las redes sociales de su teléfono por la presión y la ansiedad que le provocaban.

Lo hizo “para estar lo más tranquila posible” y porque para ella “es difícil que estén todo el rato juzgándote en tu trabajo. Yo intento hacer lo mejor posible”, le contó la deportista a la cadena española RTVE.

Liza Portalanza asegura que las redes sociales influyen muchísimo en los deportistas.

De hecho “hay algunos estudios en donde se recomienda que no usen sus redes sociales por lo menos 24 antes de competir“. Pero esto es casi imposible, admite.

La influencia que tiene el atleta, a través de redes sociales, es muy alta y lo que se debe hacer es tener los filtros adecuados para que sepan que “es la opinión de la gente pero eso no los define realmente” como deportistas.

Ante estos casos, ambos psicólogos deportivos coinciden en que se debe tener un profesional de cabecera que acompañe al atleta.

Pero no solo cuando exteriorizan sus problemas, sino en el día a día porque la salud mental es un factor determinante para su rendimiento.

Ir al psicólogo cada vez es más común

Culturalmente, en Ecuador, la salud mental no se ha tratado tanto como se debería. Sin embargo, en los últimos 10 años el acompañamiento psicológico se ha potenciado.

Para Liza Portalanza, el hecho de ir al psicólogo a nivel deportivo tiene que ver con la visibilización de casos como los ya mencionados. “Los deportistas son modelos sociales y son modelos entre ellos“.

Si un atleta vio que otro fue a terapia y esto lo ayudó, también querrá ir. “Dirá yo también quiero ir al psicólogo o necesito la ayuda de un profesional”.

“Si a un grupo de deportistas se le da la alternativa para ir al psicólogo, el 80% dirá que sí”.

Liza Portalanza, psicóloga deportiva

Fernando Aguinaga ya trabaja 11 años en Liga de Quito. Cuenta que se han normalizado las visitas al psicólogo casi en un 80% en las categorías formativas y en el equipo femenino del club ‘albo’.

Confiesa que al principio le costó mucho integrar la parte psicológica a estas divisiones “hasta crear la necesidad” de asistir a terapia.

Desde 2021 trabaja en el primer equipo. Ha recibido el respaldo de la directiva y los cuerpos técnicos y cuenta que “el 80% o 90% del plantel de jugadores” asisten a terapia.

El papel del psicólogo está tomando cada vez más fuerza a nivel deportivo. Lo ideal es que cada atleta tenga este acompañamiento, pueda sobrellevar situaciones adversas a nivel profesional y personal y su rendimiento no se vea afectado; pero tampoco su salud mental.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas