Lunes, 22 de abril de 2024

Anahí Suárez y cómo romper dos veces el mismo récord

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

12 Mar 2023 - 5:27

La velocista de Imbabura revela su estrategia y cómo batió la marca de los 400 metros en dos ocasiones en cuatro meses.

Anahí Suárez rompió el récord nacional de los 400 metros planos, el 4 de marzo de 2023.

Autor: Martha Córdova

Actualizada:

12 Mar 2023 - 5:27

Anahí Suárez rompió el récord nacional de los 400 metros planos, el 4 de marzo de 2023. - Foto: Armando Prado

La velocista de Imbabura revela su estrategia y cómo batió la marca de los 400 metros en dos ocasiones en cuatro meses.

Disciplina, sacrificio y trabajo en equipo. Anahí Suárez dice que estos tres soportes le permitieron batir la marca nacional de los 400 metros, la carrera de velocidad más larga dentro del anillo atlético.

¿Cómo se establece un nuevo récord nacional? Es la interrogante que le planteamos a la atleta, de 22 años y quien recibió la calificación como la deportista con mayor proyección en las pruebas de velocidad por la Confederación Sudamericana de Atletismo.

Recorrimos esos 400 metros, no en los 51,95 segundos que fijó como nuevo récord, sino de forma más pausada, discerniendo cómo llegó a completar esa distancia en ese tiempo.

En 2017, Anahí llegó a Quito para competir en las pruebas de 100 y 200 metros. Formó parte del equipo de relevos y compitió en los Mundiales y Juegos Olímpicos en la posta 4x100 y 4x200 metros.

En 2022, con su entrenador Nelson Gutiérrez, acordaron cambiar de prueba a los 400 metros, por sus condiciones físicas. "Es un cambio total", dice.

Físicamente, en los 100 y 200 metros, el atleta ve la meta desde el punto de partida.

"En los 400 metros no se ve nada. Está a las espaldas. Y en la partida, muchas cosas pasan por la cabeza", revela.

Dice que hubo entrenamientos que los paró bruscamente porque sentía que no iba a poder correr el doble de su prueba en la que era especialista, los 200 metros.

En las pruebas cortas, la pelea contra el cronómetro es implacable, por ello, al escuchar el disparo, su reacción es instantánea y acude a toda la fuerza de su cuerpo para levantarse del partidor, erguirse y empezar a correr.

"En los 400 metros debo controlar mi reacción. No ser tan explosiva, porque la carrera recién empieza, además partimos desde una curva".

Anahí Suárez, velocista.

Se concentra, recuerda la estrategia que definió y se motiva pensando en que en los entrenamientos corre distancias entre 500 y 600 metros, así que los 400 metros los va a poder cubrir sin apremios.

Tras los 100 metros iniciales se encuentra con la primera recta. Allí expone todas las cualidades de la gacela. Vuela.

"Mis rivales empiezan a preocuparse, empiezan a pensar en cómo me van a alcanzar". Se distancia porque desea ingresar a la segunda curva sin apremios.

Una de sus fortalezas es equilibrar el cuerpo en la curva para salir de allí con firmeza y llegar muy fuerte a la segunda recta a encarar los 100 metros finales, donde se deciden las posiciones.

"Parece que las piernas no responden, las rodillas no suben como al principio y los brazos se descuadran. Nos sentimos morir, como decimos los atletas, pero también es el momento de sacar toda la fuerza que te queda".

Anahí se entrena junto al colombiano Anthony Zambrano, medallista de plata en los 400 metros tanto en el Mundial de Atletismo como en los Juegos Olímpicos de Tokio.

"Trato de aprender de él, su remate es muy diferente. Está quinto o sexto y en los 150 metros finales remata y es segundo".

El día que batió el récord nacional, Anahí dominó la carrera desde la partida. En los 300 metros iniciales llegó a tener ventaja de 2 a 3 metros.

"El anunciador decía que la cubana se venía con fuerza, traté de no ponerme nerviosa".

La final fue de photo finish. La cámara fotográfica de los jueces confirmó el triunfo, la medalla de oro y el cronómetro confirmó el récord nacional.

A un segundo del Mundial

Si bien, ese sábado 4 de marzo, Anahí ganó medalla de oro y el título de campeona nacional, su objetivo era correr la distancia en menos de 52 segundos.

En octubre del año pasado había roto la marca nacional en Paraguay, durante los Juegos Suramericanos.

Corrió en 52:24. El anterior récord nacional estuvo vigente por 35 años y era de Liliana Chalá con 52:90.

Tardó cuatro meses para bajar 29 centésimas de segundos. La nueva marca nacional es de 51:95. En los próximos tres meses debe bajar un segundo completo.

Anahí Suárez, durante la prueba de los 400 metros planos en el Campeonato Nacional, el 4 de marzo de 2023.

Anahí Suárez, durante la prueba de los 400 metros planos en el Campeonato Nacional, el 4 de marzo de 2023.  Armando Prado

Un segundo en el atletismo exige mayor trabajo, mayor entrenamiento. Sesiones más fuertes y más exigentes porque del 19 al 27 de agosto debe acudir al Mundial de Atletismo y para correr allí debe hacerlo en 50:95.

Esa misma marca es la que se exige para ir a los Juegos Olímpicos en París. "El día del récord fue mi primera carrera del año. Se que vienen muchas cosas buenas".