Miryam Núñez, la ciclista del corazón guerrero

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

3 Jul 2022 - 0:05

Miryam Núñez muestra las dos medallas bolivarianas que ganó en Valledupar. La ciclista dio una rueda de prensa en la Fundación Crisfe, el 1 de julio de 2022. - Foto: Armando Prado

Miryam Núñez, la ciclista del corazón guerrero

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

3 Jul 2022 - 0:05

Agradece a Dios por esta segunda oportunidad de vida. En febrero pasado fue atropellada y, cuatro meses después, subió en dos ocasiones al podio bolivariano.

Miryam Núñez volvió a creer. Volvió a nacer también, porque su vida estuvo en peligro. Despertarse adolorida y casi inmóvil le hizo pensar en el retiro, en guardar su bicicleta y olvidarse de sus sueños.

Pero su corazón guerrero se reveló. La hizo más fuerte para sanar las heridas, para encarar las dolorosas sesiones de rehabilitación y para luchar contra el trauma que le provocó ese atropellamiento.

El tratamiento psicológico aún está inconcluso, tal vez se apresure por la fuerza motivadora de las preseas de oro y plata que alcanzó en los Juegos Bolivarianos Valledupar 2022.

“Cuando uno siente que todo es posible, lo hace porque más que en las piernas, la fuerza está en la cabeza”, opinó la flamante campeona bolivariana en la contrarreloj individual.

Fue la primera competencia internacional en la que estuvo presente tras el accidente.

La riobambeña enfrentó la contienda como una prueba de fuego para vencer sus miedos porque quiere terminar este ciclo en los Juegos Olímpicos de París 2024. “Es el sueño que está pendiente”.

48 horas después de esa primera hazaña, venció otros miedos: volvió a la carretera a disputar metro a metro con el pelotón en la prueba de ruta de los Juegos Bolivarianos.

Asumió la condición de líder del equipo nacional y peleó hasta la meta. Esta vez no le alcanzó para lograr la medalla de oro, pero se llevó la de plata.

“Después del accidente es lo mejor que me puede estar pasando. Me ayuda a recuperar la confianza para ir creciendo y creyendo en mí”.

Miryam Núñez, ciclista

Por eso, cada vez que triunfa, su mirada se dirige al cielo para agradecer a su Dios por esta segunda oportunidad de vida.

Agradeció a los médicos y a su familia, que le acompañaron en el duro trajín de la recuperación, así como a sus entrenadores Xavier Solano y Washington Vargas.

A sus compañeras de equipo también les dijo gracias porque respaldaron su retorno y porque le hacen soñar con conformar una selección ecuatoriana que pueda dar pelea en cualquier competencia.

De regreso a casa, quiere recibir el alta total de todos los médicos para diseñar su agenda de competencias en Europa, en el segundo semestre de 2022.

En enero pasado se unió al Al Massi-Tactic Women Team, un club profesional femenino de España.

Hizo la pretemporada y participó de algunas competencias antes de regresar al país para correr en el Campeonato Nacional. No lo pudo hacer por aquel accidente en la autopista general Rumiñahui.

Miryam espera el llamado de Ecuador para correr los Juegos Sudamericanos, que se disputarán en octubre en Paraguay, pues se trata del segundo evento del ciclo olímpico.

Miryam Núñez durante la contrarreloj individual de los Juegos Bolivarianos de Valledupar, el 24 de junio de 2022.

Miryam Núñez durante la contrarreloj individual de los Juegos Bolivarianos de Valledupar, el 24 de junio de 2022.  

La bicicleta, su compañera de vida

Miryam Núñez tenía cinco años cuando su hermano mayor, Víctor le invitó a subir a su bicicleta.

Lo hizo y mantenerse sobre ella le resultó natural. Pedaleó desde entonces por los campos agrícolas del sector de Urbina, en las faldas del Chimborazo.

Allí creció, en el campo, ayudando a ordeñar vacas y otras labores. El campo forjó su perseverancia, el trabajo sin horario; y aprendió que una buena siembra trae consigo grandes cosechas.

Desde que cumplió 13 años, sus entrenamientos se volvieron intensos. Quería hacer del ciclismo su razón de vida, porque sobre la bicicleta se llena de energía para romper paradigmas.

Labró una carrera que ni ella misma se imaginó, porque es múltiple campeona nacional en contrarreloj y ruta; domina el ciclismo de montaña y en la pista ha ganado títulos y medallas internacionales.

La ciclista de 27 años es la primera ecuatoriana en ganar la Vuelta a Colombia en 2020, y la primera tricolor en correr una vuelta por etapas en Europa.

También es la primera en alcanzar el podio en las vueltas de Costa Rica y Guatemala; y la primera en correr en Argentina.

Es una pionera del ciclismo profesional femenino. Fichó para el Swapit-Agolico Cycling Pro Team de México en 2019. Y en 2022 forma parte del Massi-Tactic Women Team de España, de categoría continental.

Cuenta con el respaldo de sus padres Jorge y María, y de sus hermanos Víctor y Fredy. Hasta mayo completó su proceso de rehabilitación y en junio subió al podio de los Juegos Bolivarianos, una muestra más de su indómito corazón guerrero.

La Vuelta a España

Aún no es oficial, pero Miryam tiene la ilusión. El 18 de julio retornará a Europa para unirse a su equipo Massi-Tactic Women Team, cuyos entrenadores siempre han estado pendientes de su recuperación.

La quieren de regreso en el 100% de sus condiciones porque cuentan con ella para algunas carreras locales.

“El equipo va a correr la Vuelta a España, no me han confirmado que vaya a correr, pero tengo la ilusión de estar en la lista”, dice con emoción.

Físicamente se siente fuerte para de nuevo mezclarse en el pelotón, pero sabe que el proceso de rehabilitación aún no se ha cumplido.

La Vuelta a España es una de las grandes carreras ciclísticas del mundo. Correrla, sería dar un gran pedalazo a la competencia con la que sueña estar algún día: el Giro Rosa, la versión femenina del Giro de Italia.

Noticias relacionadas