Universidad Católica ya planea sus retos para la Superliga femenina

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

19 Dic 2021 - 0:03

El sábado 11 de diciembre de 2021, las jugadoras de Universidad Católica recibieron las medallas de subcampeonas del torneo Nacional de Ascenso a la Superliga de 2022. - Foto: Armando Prado

Universidad Católica ya planea sus retos para la Superliga femenina

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

19 Dic 2021 - 0:03

Universidad Católica está de vuelta en la Superliga, el torneo más importante del fútbol profesional femenino de Ecuador.

La temporada fue intensa para Universidad Católica. Las chicas del ‘Trencito azul’ jugaron tres torneos: el del fútbol amateur, ganaron la Copa Pichincha y, finalmente, el campeonato nacional de Ascenso en el que llegaron a la final, pero cayeron ante Ciudad de Ibarra, 2 por 1.

Es un año exitoso para la Universidad Católica, en una temporada altamente competitiva. Estamos claras de que el objetivo se cumplió: volver a la Superliga”, destaca Ana Rueda, asistente de la entrenadora Verónica Marín.

Las dos profesionales se conocieron en las aulas del Instituto Superior Tecnológico, regentado por la Federación Ecuatoriana de Fútbol en Quito.

Conformaron un cuerpo técnico, también joven, para diseñar un proyecto que llevara de vuelta al conjunto católico a la Superliga, donde jugó ya en 2019.

Tenemos un plantel de 26 jugadoras, cuyo promedio es de 24 años de edad. Hay chicas muy jóvenes, de 18 y 19 años. Jugaron una nena de 14 años, y también futbolistas de experiencia, lo que nos permitió tener equilibrio”, dice Rueda.

La diferencia de edades no ha significado una diferencia de mentalidades: “la decisión de las chicas de llegar a ser futbolistas profesionales, con todo lo que ello implica. Esa es su meta”.

Cómo superar un revés

Por perseguir ese objetivo lograron superar uno de los obstáculos más duros, que estuvo a punto de derrumbar el proyecto.

En las seminales del Nacional de Ascenso, Universidad Católica perdió su partido en casa, 1-0. Durante la semana -previa al cotejo de revancha- hubo un trabajo adicional de motivación para eliminar las presiones psicológicas.

Las jugadoras de la ‘Chatoleí’ se tomaron la revancha y ganaron 2-0 a Cumbayá Spirit. Ese resultado les bastaba para confirmar el ascenso.

Y, como decía el entrenador colombiano Francisco Maturana, las victorias y las derrotas solo duran 24 horas, las ‘camarattas’ ya planifican lo que será la temporada 2022.

Quieren ser protagonistas, pelear contra los equipos favoritos, defender su cupo y evitar el descenso, entre otros objetivos.

La plantilla tendrá nuevos rostros. Seguirá el proceso con las futbolistas juveniles, pero también se fortalecerá la base del plantel.

Queremos planificar la pretemporada“, declara Oscar Alvarado, preparador físico del equipo femenino. En su trabajo de febrero de 2021 hizo énfasis en la base aeróbica, en trabajos de velocidad y de fuerza.

“Respetamos el proceso evolutivo de las chicas, pues contamos con jugadoras muy jóvenes, de entre 14 y 18 años. Realizamos trabajos de estabilidad en rodillas y tobillos, que facilitan su desarrollo”, explica este profesional, que ya tiene experiencia en formar equipos técnicos de clubes femeninos, pues en 2019 estuvo con el América en la Superliga.

El cuerpo técnico de la Universidad Católica cuenta con el respaldo de la dirigencia para conformar un plantel competente.

Rumbo a la Superliga, Católica jugó tres partidos en el torneo organizado por la Comisión de Fútbol Amateur (Confa). Luego alcanzó el primer lugar en la Copa Pichincha en un torneo al que acudieron seis equipos en total.

En el Nacional de Ascenso, eliminó a IK9-Santo Domingo, Fluminense, Cumbayá Spirit y en la gran final se midió contra el conjunto Ciudad de Ibarra.

Noticias relacionadas