Entrenadores de fútbol se han capacitado tácticamente en la cuarentena

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

8 Jun 2020 - 0:05

El entrenador uruguayo Pablo Repetto durante la primera final del campeonato ecuatoriano 2019, en el estadio Rodrigo Paz Delgado. - Foto: API

Entrenadores de fútbol se han capacitado tácticamente en la cuarentena

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

8 Jun 2020 - 0:05

Santiago Escobar, Rubén Darío Insúa y Pablo Repetto han aprovechado los dos meses y medio de confinamiento para asistir a charlas y conferencias sobre nuevas metodologías en el deporte. Incluso, en el caso del DT de Liga de Quito, ha brindado charlas para la Asociación de entrenadores de Uruguay.

El campeonato ecuatoriano de fútbol se detuvo el 14 de marzo de 2020, tras la pandemia por el Covid-19. A partir de ese momento, los directores técnicos de Universidad Católica, Liga de Portoviejo y Liga de Quito tuvieron que planificar sus sesiones de entrenamiento de manera virtual.

Pero, ante la ausencia de sesiones de trabajo técnico-tácticas, los directores técnicos han asistido a las reuniones virtuales de preparación física con sus dirigidos o charlas informales. En el caso del colombiano Escobar, también les ha dado consejos personales.

“Nuestra obligación es interactuar con los jugadores, así sea con una reunión de cualquier tipo. El simple hecho de saludarlos, de hablar y compartir con ellos todos los días, nos da la posibilidad de estrechar esa relación con cada uno“, manifestó el DT.

Y es que, más allá del trabajo que desempeñan los entrenadores de fútbol en cuanto a diseñar una estrategia o encontrar un modelo de juego adecuado, la cuarentena también los ha llevado a demostrar ese liderazgo fuera del vestuario.

Sebastián Medina, psicólogo de Aucas, asegura que, en general, el papel del DT en este tiempo ha sido de generar confianza y tranquilidad en el plantel. En el caso de su equipo, han priorizado el trabajo de motivación y acompañarlos para saber cómo sigue el trabajo de un deportista de élite, con limitaciones y recaudos.

Insúa, por su parte, contó que a su cuerpo técnico le ha costado adaptarse a la nueva circunstancia de trabajar desde casa.

A pesar de tener contacto diario con los jugadores mediante videoconferencias, el DT señaló que en estos meses la parte técnica ha quedado un poco relegada. Así, le ha dado prioridad al mantenimiento físico y al aspecto emocional.

Por eso, el entrenador argentino viajó a Buenos Aires, Argentina, para aprovechar el tiempo con su esposa e hijos.

El exentrenador de Deportivo Quito, Barcelona SC, entre otros equipos, espera regresar a Portoviejo el 15 o 16 de junio para unirse al grupo, que volverá a entrenarse el 10 de junio con el preparador físico.

Mientras tanto, para Repetto ha sido fundamental estar pendiente de los entrenamientos virtuales de cada uno de los jugadores y verificar que lleven a cabo todo el plan dispuesto por el cuerpo técnico.

Asimismo, señaló que ha estado presente en todas las sesiones virtuales y eso también fortalece los lazos entre el jugador y el entrenador.

“En algún caso puntual hemos realizado llamadas para conocer el estado de ánimo, sobre todo de los que viven solos y los extranjeros“.

En su tiempo libre, el entrenador uruguayo también ha aprovechado para asistir a conferencias virtuales sobre fútbol. Contó que la Asociación de entrenadores de Uruguay ha llevado a cabo varias conferencias a las que fue invitado.

En uno de esos encuentros, el DT de 46 años expuso sobre la tecnología en el deporte. “Uno se nutre de charlas y de aspectos que pueden sumar y mejorar lo que uno realiza. Es bueno porque se conoce lo que están desarrollando otros entrenadores“, destacó.

Con respecto al liderazo que ha ejercido sobre el grupo en estos meses de pandemia, Repetto admitió que no se siente ni más ni menos líder. Agregó que mantiene intacto ese rasgo y que ha tratado de preparar mentalmente a los futbolistas.

“Quizás hoy uno tiene que tocar aspectos motivacionales diferentes a los que estamos acostumbrados”

Pablo Repetto, DT de Liga de Quito

En este contexto, Medina reconoció que los líderes de los grupos han podido aprender mucho de esta crisis. Dijo, también, que si un entrenador tenía esta característica funcional, pero muy alejada emocionalmente de los jugadores, la pandemia le ha servido para tener un mayor contacto con cada deportista e incluso con sus familias. “Toda crisis genera un espacio de nuevas oportunidades”.

Así, los equipos del fútbol ecuatoriano se preparan para retornar a las actividades, el próximo 10 de junio, en medio de estrictas medidas de bioseguridad. Por lo pronto, en cada sesión de entrenamiento estarán presentes entre cinco y ocho futbolistas.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas